domingo, 25 de febrero de 2007

MELIAH RAGE "Death Valley Dream" (1996, Thrash Metal)


Luego de su segundo disco “Solitary Solitude” la banda es despedida por Epic. Meliah Rage se mantiene activa grabando demos, años después algunos de sus integrantes se lanzaron con proyectos musicales que no prosperaron. En 1996 Anthony Nichols decide reformar la banda quedando sólo de la formación original él mismo, Mike Munro (voz) y Jim Koury (Guitarra). Entran Bob Mayo (Amigo de la banda, Ex Wargasm) en bajo y Dave Barcos en la batería. “Death Valley Dream” es un buen disco, un regreso luego de tanto tiempo sin encontrar sello que estuviera interesado en ellos.

De entrada se nota la partida de Stuart Dowie en la batería, Dave Barcos es técnicamente superior pero no tiene la pegada, despliegue y el swing de su antecesor. Basta el tema título para muestra de esto último y darse cuenta que las influencias de Metallica han crecido mucho más de lo que se debiera (demasiado a mi criterio), en especial Mike Munro que casi imita a Hetfield. El mismo sindrome afecta a Anthony Nichols y Jim Koury que tienen muy presente a “Master Of Puppets” en todo momento.

Los temas son parejos, buenos, sobra polenta en ellos y el sonido logrado es bueno... pero no llega al nivel de los dos primeros discos. Cumplieron haciendo lo que saben hacer con decoro. Y es un disco mucho más recomendable que el de otras bandas del estilo. Uno de los mejores temas es “Media” aunque suene medio hardcoreado al inicio luego se vuelve 100% metal con unos violazos de 01:05 a 01:17 que rasquetean paredes. “Blacksmith” arranca a todo machaque, es uno de los mejores temas de “Death Valley Dream” poseedor de unas armonías muy logradas en las violas del chorus, lo cual los aproxima a sus trabajos anteriores. “Wear+Tear” es un tema que parece mezclado de otra forma o sacado de otro lado, con la batería más baja y las violas sin la nitidez que tienen en otros tracks, suena a un Helmet thrasheado que pasa sin pena ni gloria. El gran punto flojo y un tema totalmente prescindible.

Lo mejor de “Death Valley Dream” viene de mitad para adelante. “Madness And Poetry” es una de las mejores composiciones del CD con sus melodías de viola llenas de malabares, mechadas de riffs contundentes y Munro cantando con todas las ganas, incluyendose al final del tema pasajes de teclado que calzan perfecto. El thrash más machacoso viene con “Crow” y sus guitarras serruchadoras muy en la vena de Metallica e interpretado con mucha soltura y convicción, el chorus tiene mucha garra.

Mi tema favorito y el más parecido a lo que Meliah Rage interpretaba en los dos primeros trabajos es “Posessing Judgement”, intrincado con riffs filosos, El chorus que va de 1:19 a 1:36 es de muy buen gusto, conservando ese sentido de la armonía que tanto los diferencia de otros grupos en el género. Sigue la cosa con “War Journal”, con un riff muy en la vena de Over Kill y Munro cantando como si fuera Eric A. K. (Flotsam And Jetsam), los tipos machacan de inicio a fin sin tanta melodía con algunos breaks y efectos sampleados, el tema golpea y sacude al oyente. “Prideland” es otro de los momentos más destacados de “Death Valley Dream”, las violas de Nichols y Koury arrancan de 0:07 a 0:19 con una intro muy lograda en sus guitarras, al tema le sobra energía, ganas, todo muy bien interpretado con muy buen gusto, atesorando nuevamente las melodías y experimentando con nuevos pasajes acústicos a mitad de tema.

Se cierra oficialmente el disco con “The Last Detail” un instrumental muy bueno, al estilo “Orion” de Metallica, en donde por momentos hay pasajes funkies. De yapa se incluye un bonus track con un tema demo que grabaron en sus años sin sello (“Scarred”, del año 1992, otro track muy en la vena de Hetfield y cía). “Death Valley Dream” es un disco que vale la pena escuchar si te gusta el thrash con melodía, pero si uno busca lo mejor de Meliah Rage... debe retroceder dos discos. En donde Metallica era un ingrediente más y no un factor influyente.

Este disco salió remasterizado a inicios de 2008, por Locomotive Records, y es el favorito de Anthony Nichols según me comentó en un reportaje que le hice. Yo creo que no es para tanto, es muy bueno, pero el primero es inigualable.

Calificación: 8/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario