viernes, 29 de enero de 2016

EXUMER "The Raging Tides" (2016, Thrash Metal)



Desde hace más de diez años observamos una resurrección del thrash metal encabezada por jóvenes que siquiera habían nacido en 1986. Por suerte no ha sido una moda pasajera pero esta nueva generación del Siglo XXI acusó influencia de bandas como Exumer y otras tantas especialmente provenientes de Alemania. Tras dos discos editados en los ochentas este quinteto se separa pero en el 2012 el ahora vocalista Mem Von Stein (Tocó el bajo y cantó en “Possessed By Fire”) y el guitarrista Ray Mensch rearman la bestia y regresan con el potente “Fire & Damnation”. Visita a Argentina incluída (Junto a los daneses Artillery) se mantuvieron activos en vivo pero por desgracia en el 2014 el guitarrista H.K. muere victima de una enfermedad siendo reemplazado por Marc Bräutigam. “The Raging Tides” es thrash metal puro, muy medular y agresivo en donde los riffs de las violas comandan los ataques a medio tiempo que se dan en cada tema. No hay tanta velocidad como en el disco debut (“Sinister Souls” y “There Will Always Be Blood” son una excepción a esto) pero si un aura a enojo y agresión muy palpable. Todo directo, eficiente y a pegar donde duele, ningún track supera los cuatro minutos y medio. Recalco que lo de Mensch y Bräutigam con sus riffs es el factor que hace de este disco algo enojado, tenso y thrashero como se espera de estas bandas. Además de los ya citados el tema título, “Catatonic”, “Self Defense” y “Shadow Walker” son buenos ejemplos de sopapos en tu cara. ¿Sorpresas?. Dos bonus tracks, uno de Pentagram (“Forever My Queen”) y uno desnucador de Grip Inc., “Hostage To Heaven”. Si el año a nivel thrash arranca así con las bandas veteranas estaré más que atento, el maestro aquí supera al alumno. La pucha, que riffs hay en estas mareas furiosas… 

Calificación 9/10

lunes, 25 de enero de 2016

MEGADETH "Dystopia" (2016, Thrash Metal)



Tras una sociedad que duró unos discos Dave Mustaine prescinde de su guitarrista Justin Broaderick y del baterista Shawn Drover. Ambos nunca terminaron de dejar su impronta en Megadeth ni despertar pasión alguna en los fans. Tras la partida era lógico que muchos soñaran o especularan con un posible regreso de la alineación que grabó el emblemático “Rust In Peace” (Sin dudas el disco más querido – y venerado en muchos casos - por los fans). Tras algunos amagues al final son reclutados el guitarrista Kiko Loureiro (Ex Angra) y Chris Adler (Que sigue en Lamb Of God pero graba la batería aquí). “Dystopia” básicamente es un buen disco de Megadeth. ¿Es superflua la oración?. Tenemos temas correctos, riffs que van de lo oscuro a lo introspectivo pero con nexos predecibles al pasado de la banda y un Mustaine que en lo vocal adopta un rango más grave. Los excelentes solos/punteos de Loureiro se llevan las palmas en todo esto y están más orientados a los de Marty Friedman/Jeff Young realzando el interés cada vez que el brasileño vuelve a arremeter con otro. La pegaste con esta incorporación, Dave. Respecto a las canciones en sí no encuentro emoción en general: ni indiferencia, ni rechazo, no hay vértigo sino un tiempo medio que no incomoda ni pide más RPM, no hay riffs memorables (Si intentos de búsqueda en la historia de la banda). Me detengo en el “factor pasado”: en su mayoría las canciones, y en especial algunos riffs tienen llamadas o remiten a elementos que se escucharon en los primeros cuatro discos de la banda. A mí esto me suena a “forzado” ya que no noto fluidez en esa búsqueda de respescar climas de una época que ya pasó. No soy de esos fundamentalistas que le piden al Colorado un nuevo “Rust In Peace” pero Mustaine ya no lo puede hacer de nuevo. Muchos fans por eso mantienen la vara muy alta o se ponen algo eufóricos cuando en la previa hay algún anuncio que apunta para ese lado. Acá el tema título recuerda a un Hangar y otros tienen referencias en cuanto a riffs y estructuras a 1988-1990. Excepción de “Poisonous Shadows” que me resulto un plomo largo con pianos y acústicas que no veo que le aporten mucho. Pero “Lying In State” y “The Emperor” las dos inquietas, trabadas y más vitales que sus antecesoras levantan la placa cuando se termina la cosa. Muy buena producción, la formación realmente es competente en donde Loureiro es el que inyecta más vitalidad y justifica su ingreso. Acaso sea un disco en donde las ejecuciones de los músicos brillan más que los temas. Y sobretodo con este elemento “Dystopia” es un trabajo representativo de Megadeth apenas empezado el 2016. El pasado nunca se va a manchar. 

Calificación: 7.5/10

domingo, 17 de enero de 2016

THRASHFIRE "Vengeance Of Fire" (2015, MCD, Thrash Metal)


Carnicería thrasher es lo que este trío turco ofrece. Tras un disco debut en el 2011, XtreemMusic los ficha el año pasado y edita este aniquilador EP. Una intro de casi tres minutos te va preparando para lo que sigue: Destruction/Slayer/Kreator pero sin notarse tanto la influencia más una excelente producción. Lo bueno y breve acá lo tenemos: la seguidilla "Vengeance Of Fire", "Thrash Assassinations Of Rotten Streets" (A mi gusto, el mejor) y "Chainsaw Metal" demuestran ello. Ya en trece minutos uno pide la toalla de tanta intensidad, ira, machaques y voz de Burak Tavus (Recuerda en algo al viejo estilo de voz de Schmier), escúchenlo con auriculares, el MCD pide otra pasada. Muy destacable la labor de la base conformada por Oktay Fistik en batería (Muy Ventor de Kreator en el buen sentido) y el bajo de Okan Özden. De bonus hay dos tracks de la época que eran quinteto, extraídos de un demo del 2007, los dos nuevamente aniquiladores en plan thrash alemán ochentero. Un trabajo buenísimo de inicio a fin en el cual la no longitud hace que el impacto sea mayor.

Calificación: 8.5/10

GRUESOME "Savage Land" (2015, Death Metal)


Una banda y disco interesantísimos para hacer una review. En el año 2014 cuatro músicos con experiencia en el death metal y thrash forman esta banda tras dos demos graban este álbum y hasta se aseguran un contrato con el sello Relapse. La cabeza visible de la criatura es Matt Harvey (Dekapitator, Exhumed) en guitarra y voz. Pero que decir de los demás... Gus Rios en batería (Ex-Malevolent Creation entre otros), Robin Mazen en bajo (Derkéta) y Daniel González en guitarra (Occisas, Possessed). ¿Sos fan de Death?. ¿Escuchaste sus dos primeros discos?. ¿En especial "Leprosy"?. Bueno, con "Savage Land" vas a gozar de lo lindo porque es el mejor homenaje al sonido que Chuck Schuldiner y su banda tenían en esos años. El sonido y la onda de "Leprosy" están por todos lados, sería la mejor observación: Los riffs, los sólos apalancados, la voz muy Chuck de Harvey, todo huele a Death pero no es copiar y pegar si bien casi lo es. Los temas se sostienen por si mismos pese delatar sin disimulo alguno sus influencias. Mi favorito es "Trapped In Hell" pero en otros encontrarán más contactos con Death tanto en algún riff como en el título de un tema. Disco corto, contundente, muy bien producido y que te agarra, con tapa de Ed Repka (¡Hasta el mismo dibujante de Leprosy!), la edición de lujo trae dos covers que cumplen: uno.... de Death ("Land Of No Return"), y "Black Magic" de Slayer. Contando a ellos son cuarenta y dos minutos de death metal que parece grabado en los ochentas y no en el 2015. ¿Seguirán en esta línea para el próximo?. ¿Será un único disco?. Esto último lo dudo ya que ha tenido repercusión entre los fans. Queda la otra pregunta en el aire para el segundo disco si es que lo editan... y así espero.

Calificación: 8/10

domingo, 13 de diciembre de 2015

HIGH ON FIRE "Luminiferous" (2015, Heavy Metal)


High On Fire es una de mis bandas preferidas del Siglo XXI. Lo descubrí con aquel "Blessed Black Wings" (Si bien hay discos atrás) y me gustó su formula Motörhead con toques Venom/Celtic Frost y algo de Stoner Rock por ahí. Básicamente mantuvieron la propuesta en estos años con discos algo más "pulidos", otros más directos, pero a este no hay con que darle. "Luminiferous" es un combo de crudeza y temas violentos imparable. Que lindo que es escuchar este tipo de sonido en épocas de triggers por todos lados. Matt Pike en viola y voz es el 50% de todo con sus riffs chorreando corrosión y su voz cada vez más aproximada a la de Lemmy con los años. Acá tenemos nueve temas en cincuenta y tres minutos, todo es contundente, arrasador, con momentos épicos ("The Falconist"), riffs asesinos ("The Dark Side Of The Compass") o temas bien largos y vuelvo a repetir, ARRASADORES ("The Lethal Chamber"). High On Fire es la muestra de que el formato trío en el metal rinde mucho, todos los músicos llenan todo hueco posible. Discazo por donde se lo mire, producción cruda adrede de Kurt Ballou pero rendidora. Con esta review, Rage Reviews te dice hasta luego hasta Febrero de 2016. Poner bien al taco, sea en tu PC o en el equipo de audio, así se te quema el cerebro.

Calificación: 9/10

miércoles, 9 de diciembre de 2015

RIFF "Que Sea Rock" (1997, Rock)


He aquí el mejor disco de Riff a mi criterio. Una banda que por tercera vez "vuelve" (Técnicamente jamás se separaron) tras telonear a Motörhead en La Plata y a AC/DC en River en 1996. Pappo, Vitico, Peyronel y Boff te gusten o no alguno más que otro cuando se reunen siempre algo interesante sale. Si a eso se adiciona que Alvaro Villagra evolucionó años luz como ingeniero de sonido y todos en los estudios Del Abasto dieron lo mejor de sí, tenemos no sólo un discazo sino el que a mi criterio tiene un sonido perfecto, equiparable al de cualquier banda internacional. De hecho este disco "Negro" tiene un sonido aproximado al álbum homónimo de Metallica. Potente, clarísimo y podés escuchar con detalle cada matiz de los instrumentos. Pero Riff no thrashea, rockea como siempre y acá con más inspiración. Hasta los letras son variadas: historias de ríos, cabarets, casinos, mujeres. El tema título es arrollador, y el 1-2 es letal con "No Obstante Lo Cual". Peyronel pone su voz en "Mala Noche", Vitico en "Es Tarde", la primera parte del CD es un gol al ángulo. "En La Ciudad Del Gran Río" es uno de mis temas preferidos de todos los tiempos, tiene un riff entre enojado y muy rockero. La segunda mitad es algo menos intensa pero los temas no merman en calidad, "Tigre Hotel" muestra al Carpo haciendo de croupier de casino, "Estamos Hartos" tiene no sólo un título que rememora los 80s sino que en la música hay un aire al disco "Contenidos" (1982). Dato no menor: en las voces han invitado al que fue su frustrado primer vocalista: Juan García Haymes, quién canta en simultáneo en muchas instancias con Pappo. "Que Sea Rock" es un clásico oculto del rock nacional. Fue ninguneado por los principales sellos internacionales forzando a que Riff vía Musimundo lo edite vía su propio sello ("Riff Records"). La edición que poseo (No es la primera, es una reedición) incluye un segundo CD con un tremendo show en Obras del año 2001. "Que Sea Rock" es extenso para ser un disco de Riff (cincuenta y seis minutos), catorce temas, pero es tremendo lo que lograron sin mayor apoyo y pese a las tensiones que siempre tuvieron a la clara se nota que se divirtieron grabándolo. Ellos estaban en un pico y vuelvo a recalcar el laburo de Alvaro Villagra en la consola. El último disco de Riff en estudio lamentablemente, pero rock, ritmo y una banda UNICA de inicio a fin 

Calificación: 9/10

lunes, 7 de diciembre de 2015

RIFF "Macadam 3... 2... 1... 0...." (1981, Rock)


Tras el debut crudo y contundente de "Ruedas De Metal", Riff se había lanzado a tocar en vivo incesantemente frente a todo tipo de circunstancias intensas, público muy descontrolado para la época, lugares que no los reciben bien, cierta mala prensa, etc.... Pero curiosamente en Noviembre de 1981 a poco más de siete meses de lanzado "Ruedas De Metal" optan por para grabar su segundo disco. Riff pertenecía a un sello llamado "Tonodisc". Los más veteranos recordarán a este sello dependiente de ATC con artistas discimiles como Richard Clayderman (Ese pianista francés rubio), Los Parchís (Sin comentarios) y ellos mismos. Les dan un mayor presupuesto y graban en los Estudios ION con Jorge Da Silva ("El Portugués") que era un ingeniero de sonido con algo de nociones. "Macadam..." desde el vamos posee un audio ostensiblemente mejor al primitivo de "Ruedas..." (Si quieren más datos está la review en el blog), pero sin llegar a ser superlativo. La banda continúa por la misma línea musical directa, rockera, acaso con letras curiosamente orientadas más temas futuristas. Se destacan por su calidad "Que Es Un Tulipán?" (Dato curioso: en toda la letra ni se menciona a la flor), "Debo Seguir Buscando", y el tema título con ese "riff" y marcha (Que bárbaro el final con los cortes por favor), Michel Peyronel canta en "Días Buenos Y Malos" y el gran Vitico lo hace en el enorme "No Pasa Nada En Esta Ciudad" (Ver la portada del disco.... ¿Les dice algo?), acaso un titulo que reflejaba el hastío de ellos para esos años en donde el único rock en serio lo hacían ellos. "Profanador De Tumbas" es el tema más oscuro y "Ultra-Velocidad" tiene mucha marcha y no tanta velocidad. No tiene la mística del primero pero es un trabajo superior, con mejor sonido y clásicos como "La Dama Del Lago"... ¿Que se puede decir?. En Diciembre lo presentarían en Obras con algo nuevo para las presentaciones en ese estadio: dado a que en los shows de la banda las butacas solían ser destruidas por su público... para aquellos años el "piso" del Estadio estaba conformado por asientos con lo cual la banda pide que se saquen los mismos. Tantos años disfrutando de ese "Campo" gracias a estos precursores... y la banda seguía en franco ascenso con este prolífico 1981. ¿Alguien conoce una banda hoy en día que saque dos discos en un año?. Como se extrañan esas épocas en donde el disco tenía significado.

Calificación: 8/10

domingo, 29 de noviembre de 2015

MERCILESS DEATH "Taken Beyond" (2015, Thrash Metal)


Esperé ilusionado seis años tras la separación de la banda, que se juntaran... ¡Y ESTO, ME QUIERO MATAR!. Desde la miserable tapa hasta los siete tracks en casi treinta y dos minutos como fan de la banda sentencio, "¡DECEPCION!". Tranquilos: no es que hacen tecno acá o se volvieron emos o góticos. Para que me entiendan fácil háganse de los dos trabajos anteriores, "Evil In The Night" y "Realm Of Terror". Pónganlos en el Windows Media Player o programa de computadora equivalente junto a "Taken Beyond" (Que en soporte físico se editó hiper limitado a 1000 copias y es muy dificil de conseguir aún con cepo cambiario). Pausa. Acá hay thrash pero la maldad es menos creíble que Tin*lli sin sacarse una selfie, los temas son más embolantes que ir a comprar a un Supermercado Día, no puedo elegir UNO, tal vez "Oath Of Revenge" con un arranque Megadethesco pero que luego se torna genérico. Los demás son intentos de ataque sin esa mala leche que habían aprendido de Possessed/Dark Angel y Morbid Saint, con un baterista anónimo (???) que tuvo que grabarse todo en doce horas según declaro el guitarrista Dan Holder, que tilda de "Haragán" al mismo para luego enterarme yo en otra nota que la batería la "tuvo que grabar el mismo" (?), en ciertas partes rápidas se va por la tangente o la caga y te das cuenta de que no es un batero en serio. Todo decorado con una de las peores producciones que me tocó padecer en mi vida. No es que suena como "Bonded By Blood" o crudo así, suena crudo pero a la vez se nota que es moderno... a eso la batería suena horrenda y atrás de todo. La viola de Dan Holder carece de agresión, cuerpo y ganancia. La voz/bajo de Andy Torres pasó de un Jeff Becerra con esteroides a un Tom  G. Warrior con anemia. Dicho todo, poné el reproductor y picá un tema de cada disco, cronológicamente y vas a comprender todo. Los espero por un disco más, lo urgente es la producción, una pesadilla viviente en serio.

Calificación: 5/10

sábado, 28 de noviembre de 2015

BATHORY "Blood Fire Death" (1988, Black/Thrash Metal)


Hay veces que por más curtido uno se encuentre en la música se le escapa un disco ("O La Tortuga" diría Maradona). En mi caso descubro a Bathory recién a mediados de los 90s comprando los tres primeros discos. Un Venom (Si, aunque algunos me vengan que no es influencia) enfermizo, acelerado y con a mi entender el primer tipo que hace voces que a posteriori adoptarían los vocalistas de black metal: Quorthon (R.I.P.). En el tercer trabajo ("Under The Sign Of The Black Mark") se perfecciona la fórmula y se deja cierta crudeza por el camino. Y ahí puse "Stop" yo sin escuchar luego nada sabiendo que Quorthon había decidido virar su propuesta musical hacia un estilo más vikingo. Por culpa de esto me salteé este tremendo "Blood Fire Death". Retoma la posta de "Under The Sign Of The Black Mark", muestra apenas algo de vikingo pero mucho de black/thrash a los palos, ajustando y mejorando la producción sin llegar a ser algo limpio. "Oden Ride Over Norland" es una intro instrumental engañosa, todo se sincera con la furia y visceralidad del excelente "A Fine Day To Die". ¿Proto Black/Thrash?. Puede ser. Otros temas me recuerdan a sus cotemporáneos de Sodom en su primer EP, como es en "Pace Till Death" y "Dies Irae". El resto no tiene desperdicio y debo caer rendido: este es por lejos mi trabajo favorito de Bathory. En cuarenta y cinco minutos mortales, me hace replantear de no dejar pasar más por alto ciertos discos de bandas emblemáticas.

Calificación: 9/10

sábado, 21 de noviembre de 2015

SLAYER "Repentless" (2015, Thrash Metal)


Esperaba este disco con un pesimismo desmedido. No sólo por todo lo que aconteció en la banda durante los últimos dos años sino porque ya Slayer en estudio me había terminado de cansar con su aburrido "World Painted Blood". De hecho me sincero y si bien han sabido ser de las mejores bandas de metal en las tablas, el último disco en estudio que realmente me interesó fue "Divine Intervention". Ni siquiera me compré el original (Por eso se adjunta foto de la EXCELENTE portada) pero tras unas audiciones en donde me pareció una bosta infumable, la cosa se acomodó hacia algo "menos malo". Igual creo que ya Slayer no sacará algo del calibre de "Seasons In The Abyss", se les fue el tren. Pero "Repentless" me gusta un poco más que su antecesor, tras una intro el tema título está OK, idem "Take Control". Pero.... ¿Adonde están esos riffs bien hijos de puta, picadores de carne?. La onda maligna está pero cada vez más las violas suenan más gordas pero menos cascadas/malvadas. Se agrava el asunto a partir de "Vices", un tema que sume al disco en un pozo de temas genéricos hasta que aparecen "Atrocity Vendor" en donde se percibe algo de ese Slayer que más nos gusta, más "You Against You" en donde Gary Holt solea dándole duro a la palanca. Debo reconocer que "Repentless" subió puntos a partir de la quinta oída pero ni a palos me lo compraría. Pocos temas aceptables de once ("Delusions Of Saviour" es una intro de casi dos minutos) y a no echar la culpa a que murió uno de sus emblemas o que se nota que no está Dave Lombardo y Paul Bostaph cumple y gracias: vuelvo a reiterar que desde "Diabolus In Musica" me vengo aburriendo mal con estos tipos, pero verlos en vivo es una experiencia infernal y única. Se trata además de un disco que dividirá aguas, a los fans fundamentalistas les gustará y a los más exigentes.... lo dudo. No soy dueño de la verdad pero lo mejor de estos tipos en disco ya pasó hace años.

Calificación: 5/10

domingo, 15 de noviembre de 2015

DEATH HERE, RIGHT NOW (Morbid Frost, Psicosfera, Burden Rage y 1917 en vivo, Speed King, 14/11/2015)



Hay una frase que dice “Una imagen vale por mil palabras”. Para esta ocasión decidí ponerlo en práctica y dejar que los videos hablen más que lo que redacto. Lo de anoche fue una fiesta de Death Metal con una excelente concurrencia de público que LLENÓ Speed King. Una noche calurosa en todo sentido, en donde Morbid Frost brindó su primer show con su propuesta bien Hellhammer/Celtic Frost/Tryptykon, Psicosfera y su brillante black atmosférico con capas de riffs pesadísimos. Burden Rage y su death metal técnico pero a la vez bien pesado. Y lo más esperado de la noche, el retorno a Capital de 1917: una banda emblemática de death metal con incontables discos en estudio que no tocaba por aquí desde el año 2004. Todas las bandas gozaron de muy buen sonido y la gente disfrutó del evento. Desgraciadamente Prion no pudo tocar por motivos personales por ende la grilla se redujo a cuatro bandas. Quiero agradecer a Walter Barrionuevo (Prion) y a Jorge Furno (Burden Rage) por dejarme cubrir el evento y sobretodo por apostar a armar esta fecha demostrando que no sólo se puede sino que les salió una noche inolvidable. Listo, ya tipeé más de doscientas palabras. Vean el resto. 


MORBID FROST







PSICOSFERA







BURDEN RAGE






1917






 Calificación: 9/10

sábado, 7 de noviembre de 2015

OBITUARY "Slowly We Rot" (1989, Death/Thrash Metal)


Esta review es otro caso. ¡Pensé que estaba hecha, coño si ya había escrito sobre "Cause Of Death" y "The End Complete" que son los dos discos siguientes!. Pero aquí estoy y el destino quiso esto por algo... como en aquel verano marplatense en 1990, donde escuchaba un programa under radial que pasaban bandas totalmente desconocidas metaleras. Los que conducían socarronamente anunciaron "Vamos a poner una banda que es como un Celtic Frost thrasheado pero con un.... cantante... que hace....". ¿Que hace?. Uno de los que estaba en la radio agarró el micrófono y se manda un "WRUUUUUUUUAHHH!!!!!!!!". Vale mencionar que para esos años voces "podridas" había escuchado Cronos, Tom Araya, Chuck Schuldiner y cosas así. Luego pasaron el tema título de este disco y me IMPACTO lo que era la voz de John Tardy. Quién no lo escuchó en ese momento el paso del tiempo ha sacado el "factor susto" que en esa época le imprimía a su vocalización. Cuando el 1 a 1 de la década del 90 regó de CDs a la venta a nuestro país esta fue una de mis primeras adquisiciones. ¿Cómo se gestó este disco?. Ellos antes eran Executioner, pero había una banda de Boston que sacó un disco, se cambian a Xecutioner, sacan unos demos. Uno de sus temas ("Find The Arise", que saldría en el segundo disco) se incluye en un compilado editado por el sello Godly Records. El sello le pide ya a Obituary un álbum terminado para editar, teniendo la banda ya ocho temas grabados con Scott Burns en los Morrisound Studios. Roadrunner se interesa en todo esto y le paga a Godly Records una suma de dinero y se queda con la banda yendo por más: les da algo más de presupuesto para que graben cuatro canciones más. Así en 1989 se edita este bombazo de treinta y cinco minutos, excelente producción, guitarras de Allen West y Trevor Peres con un tonó zumbón/grave, Donald Tardy tras los parches que busca tiempos medios pero de repente acelera en plan Dark Angel ("Godly Beings", "'Til Death", "Inmortal Visions"), considero a este trabajo como uno de los debuts más emblemáticos de bandas de Death Metal si bien acá se nota el ADN thrasher que había de antaño... cosas como Slayer. En el booklet no hay letras y uno en su momento se desvivía por entender que mierda decía Tardy, otro encanto perdido. La diferencia de producción entre los cuatro temas añadidos versus los viejos es muy mínima y la percibís con muchas audiciones en el lomo. De las bandas emergentes de Florida durante aquellos años, Obituary toma mucho de Hellhammer/Possessed/Celtic Frost, lo thrashea, y empieza a meterse en el mundillo death metal, si bien esto es más remarcado en el disco siguiente. Pero este está para pudrirse lentamente y escucharlo sin parar....

Calificación: 8.5/10 

domingo, 1 de noviembre de 2015

HIGH ON FIRE "Blessed Black Wings" (2005, Stoner Rock/Heavy Metal)


No soy muy proclive a escuchar bandas posteriores a 1990. Pero cuando por primera vez escuché a este trío me voló el mate y en serio. Matt Pike (Ex-Sleep) conforma este combo tras un par de discos que sacaron. Bajo la producción de Steve Albini ve la luz esta obra maestra la cual considero uno de los mejores discos de "metal" del Siglo XXI. Imaginen un Black Sabbath amalgamado con Motörhead más ciertos amagos a Venom y un sonido 100% genuino carente de baterías que suenan programadas o "Pro-Tooleadas" en el proceso de los demás instrumentos. De hecho la guitarra de Pike riffea chorreando óxido corrosivo. La base de Des Kensel (Batería) y Jos Preston (Bajo) es totalmente contundente en especial con los golpes tremebundos a los parches y redo del ya mencionado. Ya con esto estás avisado que esta banda está destinada a volarte el mate. Nueve temas en cincuenta y tres minutos "Devilution" te abofetea tirándote al suelo con su impronta Motörhead. Hay temas más "stoner" ("Brother In The Wind") otros que con contundencia rebajan a algo más calmo ("The Face Of Oblivion") pero en promedio el trío arrasa, a los hechos con "Silver Back", "Cometh Down Hessian" y el tema título. Ningún relleno, un arte de tapa sencillo y hermoso, como colofón el instrumental "Sons Of Thunder" cierra el CD con sutiles pasajes épicos. Si sos de escuchar cosas más ochentosas como yo, dale una chance a este disco. Te aseguro que no te vas a arrepentir. Riffs aplastantes, momentos arrolladores y una banda genuina.

Calificación: 9.5/10

jueves, 29 de octubre de 2015

BELPHEGOR "Lucifer Incestus" (2003, Death Metal)


Tras lanzar un puñado de discos, este cuarteto Austríaco de Death Metal con cosas de black por allí ajustó perillas al mango y en treinta y seis minutos lanzó una obra de arte sónica y ni hablar blasfema. Recorrer el booklet y ver todo lo que incluyen. Leer las letras. Belphegor arrasa con la música pero con las letras deja en claro que no quiere para nada al cristianismo. Excelente producción con guitarras gordas/heladas cortesía de Helmuth (Que vocifera a la vez) y Sigurd. La batería de Torturer es un taladro neumático con la precisión de un neurocirujano, parece programada pero no lo es. El resto, a las chapas (Tema título, "The Goat Christ"), otros con más arreglos pero a los palos ("Demonic Stacatto Erection"), una "pausa" con "Fukk The Blood Of Christ"). Y un cierre que sigue los mismos preceptos pero abriendo más a una experimentación que incluyen guitarras acústicas en medio del caos del track ("Fleishrequiem 69"). No hacen nada nuevo, Deicide, Krisiun, Morbid Angel, algo de black pero nada suena a afano evidente. Pero lo hacen MUY bien. Y "Lucifer Incestus" se alza triunfal en la contienda.

Calificación: 8.5/10

miércoles, 28 de octubre de 2015

ASTHAROTH "Gloomy Experiments" (1989, Thrash Metal)


Hacía rato que quería redactar una review distinta. Y recordé a esta banda. Lo que van a leer a continuación es medio biográfico - obligatorio si se quiere entender la review - y el 50% restante descripción de como yo percibo a este extinto cuarteto... polaco. Metal Mind se la jugó y relanzó 2000 copias numeradas de este, su único disco en estudio. ¿Por qué único?. Creo que hay causas y hechos que llevaron a ello. La banda gana un concurso de bandas tras dos demos sin motivo específico, de premio tocan para el festival Metalmania en 1989 con 10000 metaleros de público. Luego hubo giras con Protector, Coroner, algunas fechas con sus coterráneos deathmetaleros Vader. Graban este disco a mediados de 1989, pero se edita sólo en Finlandia bajo formato vinilo/CD. Les ofrecen un segundo disco pero tentados con toda la movida Bay Area (De la que en ALGO tenían influencia musical) la banda emigra a San Francisco y se aborta el larga duración. Lanzan otros demos y llegan a tocar junto a Fear Factory y Biohazard. Para fines de 1994, se separan sin hacer ruido.... Luego de esta mini bio, "Gloomy Experiments" es el reflejo musical de un cuarteto de thrash que suena con algo del VoiVod de los ochentas pero sin esa mística, por allá algo del Kreator 86-87 pero sin llegar a la ferocidad de los Teutones, cosas de Testament, Forbidden pero sin el vértigo que tenían ellos en esa época, y hasta alguna Mekong Delteada. Tanta mezcla en vez de resultar interesante... está OK y queda ahí. No es para nada un mal disco pero te deja con ganas de más y se siente mucho. Los cuatro tocan muy técnicamente, Sadus viene a la memoria... pero Sadus era mucho más técnico/furioso. Hay temas que arrancan para el gol y terminan aceptables ("Tool Of Crime"), el tema título o "Speed Of Light". Mismo un instrumental que parece explotar pero se queda ahí ("Amnesia") y el resto de los temas corre la misma suerte. Parece que la pilotean, te van a saltar a la yugular pero todo queda allí, en la corrección por sobretodo en lo que a ejecución de instrumentos concierne. Dos violas buenas a cargo de Jarek Tartarek, que además vocaliza a lo Mille Petrozza y Dorotta Homme en guitarra líder (Aclaración: Es mujer). La base de Witek Wirth (Bajo) y Darek Malysiak (Batería) es la que acusa más influencia del thrash californiano, si bien hay algún intento de acelerar a lo Kreator. Un disco que creo igual vale la pena escuchar y no es asimilable a primera oída. De Bonus Tracks Metal Mind incluyeron los demos que grabaron en su estadía en USA... y sí, se nota de que apuntaban a una movida que se la estaba comiendo el Grunge. Como pese a la reedición la banda misma se terminó comiendo a sí misma.

Calificación: 7/10

Animate y acá tenés el álbum online....

martes, 27 de octubre de 2015

NAPALM DEATH "Apex Predator - Easy Meat" (2015, Death Metal/Grindcore)


Los pioneros del Grindcore han lanzado una bomba nuclear con ojiva de caos condensada en CD. Ya no es ese sonido primal de "Scum" o "From Enslavement To Obliteration" (Dos discos de culto y revolucionarios), el quinteto tuvo su punto de inflexión con "Harmony Corruption" (Donde deathmetaleó) y creo que la piedra angular de su actual propuesta se dió en "Utopia Banished" (Allí retoman algo del grind más death más hardcore). A excepción de algún disco más experimental como "Diatribes", "Inside The Torn Apart" y hasta el más calmo "Fear Emptiness Despair" los tipos se dedicaron a endurecer, acelerar y afilar sus letras en una envidiable seguidilla de discos durante casi catorce años. Y lo más importante: una saludable estabilidad en la banda. De hecho aquí tocan cuatro músicos que grabaron "Utopia Banished". Eso se nota ya que se escucha una propuesta en donde los músicos suenan ensamblados, compenetrados y con ganas de "ir por todo" en serio. Este disco es ideal para ponerlo en una revuelta, o con las luces apagadas o bien en esos días que estás de mal humor. Quince estocadas algunas más calmas y con letras brillantes ("How The Years Condemn"), otras más texturadas ("Dead Slum Landlord...") el resto es lisa y llanamente esa mezcla de grind/death/hardcore con todas las letras. Temazos como "Cesspits" (No se pierdan cuando arranca el primer blast beat), "Stunt Your Growth" y "Hierarchies" por mencionar un par no dejan títere con cabeza. Aplausos para las letras de Barney Greenway y Shane Embury que para esta ocasión mantienen su línea pero son dignas de leer y reflexionar. Cuando no haya más mundo, van a quedar sólo las cucarachas y Napalm Death.

Calificación: 8.5/10

miércoles, 14 de octubre de 2015

VITICUS "Rock Local" (2012, Hard Rock)


Vaya si me quedaba "mucho por hacer". Hará unos años un amigo íntimo me insistía con ir a ver a Viticus en vivo pero venía postergando la cosa. Ellos hacía rato que estaban allí dando vueltas y con una agenda de conciertos sumamente dinámica. Tarde pero seguro, los veo recién el año pasado en Vorterix y ahí acusé el flechazo. Aproveché luego de ser testigo de un verdadero show de ROCK para adquirir todo lo que pude de sus lanzamientos (En los shows se venden sus CDs, remeras, DVDs). En la foto pueden ver su último lanzamiento en estudio al día de la fecha. Totalmente producido y gestionado por la banda misma que El Canciller ha armado en estos años e incluye aquí a su hijo Nicolás, a su sobrino Sebastián en las violas, más Jero Sica en la batería (Una cruza de Keith Moon con Bill Ward, tremendo baterista sobretodo en las tablas), y Arito Rodriguez en guitarra. Si bien este último no lo ví en vivo la primera vez figura en los créditos de la grabación. Mejor título no le pudieron haber puesto ya que si bien se encuentra algo del rock que caracterizó a RIFF, Viticus opta por hacerlo más descontracturado sin sacrificar contundencia y rockeo, con un aire muy bienvenido de rock sureño (Como en "Nueva Mujer" por ejemplo). Así se suceden historias como la que narran en "Euskal Herria", "Ultimamente", y el gancho en "Sea Lo Que Sea" o Sebastián cantando con el corazón en "Humano", los temas fluyen por momentos más relajados ("Sindrome") y los que amamos el hard rock o este rock de pura cepa es imposible no sentirse atrapado por una propuesta así. Cada tema tiene su historia y rockeo, se nota un grupo en donde si bien los lazos familiares están es muy remarcable el clima de disfrute que se percibe cuando tocan y músicos que realmente han bebido influencias esenciales y formadoras del rock. También con el mandamás que lidera todo esto y ha sido protagonista en primera persona de momentos en los setentas imposible pensar que Viticus no suene a rock genuino. Espero con ansias el sucesor de este CD. "Rock Local" posta, nada de truchadas....

Calificación: 8.5/10

"Sea Lo Que Sea" (En vivo, en Vorterix)




martes, 13 de octubre de 2015

DARK WARRIOR "The End Of Peace" (2015, Thrash Metal)


¡Al fin el debut de este cuarteto!. En mi caso los descubro en vivo cuando telonearon en varias ocasiones a bandas thrashers de culto en lugares como Asbury. Esperaba este momento y me imagino la alegría de Iván (Guitarra/Voz) y los demás de la banda. Ya es un hecho. Musicalmente acá tenemos una intro y diez temas con thrash que tiene cosas tanto de Kreator (En la voz especialmente y en ciertos riffs) como de la Bay Area. Se busca el riff con melodía y agresión pero a la vez se alternan partes rápidas con tiempos medios. La viola de Iván es el mascarón de proa por el que se abre paso la música que cumple con creces. Grabado en Absolut Studios en casi cuarenta y cinco minutos "The End Of Peace" thrashea eficientemente y gustará a los que aman este estilo. Otra vez y para variar excelente edición de Pacheco Records que apuesta a las bandas nacionales sin parar. En lo personal creo que es un muy buen debut no obstante están en estudio aún para más o será que en vivo son más implacables y aquí "elaboraron" más su thrash. Excelente portada y si, es el fin de la paz.

Calificación: 7.5/10

Track # 5
"Screaming In Hell"



domingo, 11 de octubre de 2015

RAZOR "Shotgun Justice" (1989, Thrash Metal)


Nunca antes había hecho una review de esta banda y era una asignatura pendiente. La tapa de este CD empieza a hablar por sí sola: thrash metal, violento, directo, años ochenta. Allá por 1984 Razor comenzó a sacar discos uno tras otro (literalmente, que lindo cuando las bandas editaban uno por año...) en donde todo esto se iba haciendo más "tupá tupá" (Característica y QUINTAESENCIA de su música, tomar nota thrashers jóvenes, es la onomatopeya de el redo de la batería sin cansancio para los que no saben) con rabia, letras y onda mala leche en serio y avisando hasta en el booklet que esto puede ser muy pesado para vos. El que avisa no traiciona y Razor no lo hace. Aquí ingresa un nuevo vocalista que reemplaza al de siempre por ende "Shotgun Justice" es el punto más furioso de la carrera de este cuarteto gracias a los rugidos de Bob Reid. Ya su anterior disco "Violent Restitution" dejaba al oyente con los oídos sangrando de tanto riff, palazo más letras susurradas con toda la furia, aquí pese a haber una producción más económica van más allá y los catorce temas que desatan esta tormenta de casi cuarenta minutos si tienen algún medio tiempo por allí - en algunas intros y en puentes esporádicamente - no se nota. Ojo que esto no es Slayer haciendo "Reign In Blood", a no confundirse, lo que escuchamos aquí es una banda totalmente enojada y en llamas con un violero que tiene una ametralladora de riffs inagotable (Dave Carlo) algo repetitivos pero thrasheros hasta el carajo. No importa que los temas también suenen algo repetitivos ya que la sucesión de masacres pide ¡Más, más... y más!. Desde "Miami" (Con su letra a puro sarcasmo), "Electric Torture" - título decir todo - y el tema que da nombre al trabajo, te aseguro que si disfrutás del thrash metal al grano, con riffs acelerados/asperos y no les distes una oportunidad ya te pongas en campaña. Si bien este no es el primer disco es el mejor punto de partida para entender a una banda que operaba en paralelo a las demás desde Canadá y de una forma muy independiente. Realmente una "Banda de culto" en su mejor momento, sacando esta matanza en otro sello de bajo presupuesto, pero cuantas otras hubieran querido obtener tanto odio y palazo condensado en álbum como Razor aquí.

Calificación: 8.5/10

Podés escucharlo online en YouTube:



miércoles, 30 de septiembre de 2015

NUCLEAR ASSAULT "Something Wicked" (1993, Thrash Metal)



Lanzado en un momento complejo para la banda y en el que un mercado musical demandaba grunge a granel, tenemos aquí un disco interesante. Se va el bajista Dan Lilker junto a Anthony Bramante (Baja significativa la de Larguirucho) e ingresan Scott Metaxas y Dave DiPietro. Por ende la orientación musical queda al comando de John Connelly (Viola/Voz) y Glenn Evans (Batería). Grabado en Agosto-Septiembre de 1992 "Something Wicked" es el disco más distinto del cuarteto. La línea musical no es la de los tres primeros discos ya que optan por un thrash más machacón y elaborado a la vez. Hay mucho uso de intros arpegiadas, solos más trabajados, groove con resultados ("Behind Glass Walls" y en menor medida el tema título). Es claro que el efecto del álbum negro se atisba en los once temas ("Chaos" en especial) pero como para no olvidar sus viejas andanzas está "Poetic Justice" (El tema más "Nuclear Assault" del álbum) y los ocho segundos de barullo en "Art". El mencionado Connelly mejora mucho su voz aquí optando por melodías en lugar de gritos de holocausto pero para algunos oyentes seguirá chocando algo. Los demás músicos cumplen y el disco es efectivo. No fue bien recibido por los que eyaculaban con "Survive" o "Handle With Care" pero pese al asqueroso arte de tapa hay un album que vale la pena escuchar.

Calificación: 7.5/10 

Podés escucharlo online en YouTube




UFO "A Conspiracy Of Stars" (2015, Hard Rock)



Si llego a más de sesenta y cinco años de edad me gustaría "llegar como UFO". ¡Por favor estos tipos parecen no envejecer o acusar señales de desgano!. Ya venían sacando discos excelentes como "The Visitor" o "Seven Deadly" pero esta "Conspiración de estrellas" es el punto más alto el UFO con Vinnie Moore. Y las palmas van para este excelente guitarrista que le dotó a la banda sangre nueva y con el correr de los discos fue adquiriendo protagonismo: aquí se lo ve a tope tanto en riffs como en solos y muy compenetrado en la composición (El 80% de los temas son co escritos junto a Phil Mogg). El ADN de UFO es muy identificable en "Sugar Cane", hay gancho y potencia a granel en "Run Boy Run", blues rockeado de buena factura con letra copada en "Ballad Of The Left Hand Gun", fineza compositiva e interpretativa en "Precious Cargo". Ni un relleno en cuarenta y nueve minutos de duración. Phil Mogg es un vocalista que está conservado en formol y vuelve a dar cátedra con su garganta. Hay bandas que envejecen mal y otras que envejecen bien: UFO está haciéndolo de una forma única y digna de su prolífica historia e influencia sobre bandas de heavy metal que crecieron escuchando a estos tipos. Y parecen tener resto para unos CDs más...

Calificación 9/10

Podés escuchar online este álbum en YouTube:


jueves, 24 de septiembre de 2015

GHOST "Meliora" (2015, Hard Rock)



“Opus Eponymous” (Su disco debut) sorprendió al mundo con un rock ganchero barnizado con Blue Öyster Cult de los ochentas, muchos coros, composiciones efectivas y pegadizas acompañadas de una banda que oculta la identidad de sus miembros. Para el segundo (“Infesstisunam”) inclinaron más la balanza para los hits con gancho relegando algo de empuje pero el sonido algo saturado e incómodo en ciertos pasajes restaron un poco. En “Meliora” los hits son tales pero no entran tan de inmediato como sus antecesores. Los temas repescan elementos del primer disco – acaso más al grano - pero se aprecian composiciones más expeditivas. Producido por Blas Ablund y mezclado por Andy Wallace, nueve temas más dos secciones instrumentales breves (“Spoksonat” y “Devil Church”) en cuarenta y un minutos, loas totales a joyas como “Absolution”, “Mummy Dust”, “From The Pinnacle To the Pit”, “Spirit”. Por si fuera poco hay un tema 100% pop y exquisito (“He Is”). Las mejores estocadas vienen por el lado de “Majesty”, una belleza que tiene un aire muy a Deep Purple. “Deus In Absentia” con su estribillo y cantos gregorianos es mi favorita viéndose todos los recursos del grupo puestos a tope. Cada vez que lo escucho me va pidiendo que lo escuche más, de hecho hace dos meses que no lo largo. “Meliora” deleitará a los fans y los que no agradan de esta propuesta seguirán puteándolos cual Tano Pasman. ¿Estarán para más aún?. Llegaron bastante alto con este. Seguro que mañana lo vuelvo a escuchar. 

 Calificación: 9/10

Podés escuchar online este álbum en YouTube



sábado, 19 de septiembre de 2015

IRON MAIDEN "The Book Of Souls" (2015, Heavy Metal)



“Nunca subestimar a una gran banda” decía un periodista especializado en metal de estos pagos hace casi veinticinco años. Siempre me quedó grabada su frase en especial tratándose de Iron Maiden. Soy muy fanático de su década del ochenta – fue la primera banda de HEAVY METAL que escuché - todo lo que vino después fue… diferente.... El último disco de ellos que realmente captó mi gusto fue el controvertido “The X Factor” con el también muy castigado Blaze Bayley en la voz. El retorno de Bruce Dickinson a la banda fue el resucitador crucial antes de entrar al nuevo Siglo. “Brave New World” fue otro disco bueno pero en los subsiguientes se zambulleron en su etapa más progresiva e introspectiva, con discos de más de 65 minutos plagados de intros somníferas arpegiadas, trabajos conformados por composiciones efectivas más otras no tan eficaces sin llegar al grado de mediocres y la extensión de los temas en vez de jugar a favor jugaba en contra. Con “The Book Of Souls” la sentencia del primer renglón se cumple: disco ¡doble! de casi noventa y dos minutos conformado por once temas (Seis en el CD1 y cinco en el CD2) sin desperdicio alguno y con hambre de gloria recuperada. Iron Maiden redondea un disco excelente de inicio a fin que mira de cerca – en nivel y ciertas cuestiones - a glorias como “Seventh Son…” o a mi favorito “Somewhere In Time”. ¿Qué pasó con este batacazo que han pegado?. La reciente enfermedad que padeció Bruce Dickinson – FIGURA INDISCUTIDA del disco – no ha sido determinante en nada aquí ya que el titán fue diagnosticado luego de la grabación del álbum y no antes del mismo. Me inclino a pensar que Steve Harris dejó más participación a los demás miembros en las composiciones y estos además de lucirse como en años no escuché están respaldados por temas – largos – pero con el plus de no aburrir en absoluto. Se trata de un trabajo que agrada de entrada pero requiere de varias audiciones para ser asimilado. En cuanto a lo musical sin ser una vuelta directa a los ochentas, “The Book Of Souls” es una relectura de la carrera de toda la banda (Temas a la yugular y al grano como “Death Or Glory” o el corte “Speed Of Light”) con una vuelta de tuerca con mucha más cabalgata y adrenalina de sus andanzas recientes (“If Eternity Should Fail”, “The Red And The Black” - SUBLIME -, el tema título, “When The River Runs Deep”). Pero BRUCE DICKINSON canta parado arriba del Everest y más allá arrastrando a los otros cinco para adelante. Lo del aviador/actor/siguen los rubros es DESCOLLANTE. ¡Por momentos pareciera que cantara “de más” en el buen sentido!. Conmovedor y para aplaudir de pie. Transcurre el disco con mucha pasión, cabalgatas, momentos muy vibrantes, cero embole garantido, solos como en tiempo no se escuchaban, y una banda GRANDE con todas las letras. La hora y media se va más rápido de lo que uno piensa. Hay momentos diferentes con un aire de nostalgia/solemnidad como “The Man Of Sorrows”, y una de las incógnitas era el tema de dieciocho minutos: esto no es un “The Rime Of The Ancient Mariner”, “Empire Of The Clouds” parece un soundtrack de un film en el buen sentido de la palabra pero en su segunda mitad irrumpen elementos más  a la usanza de la banda. Llaman la atención algunas autoreferencias en alguna letra, riffs que recuerdan a otros anteriores, pero nada empaña a este Coloso. He notado que muchos viejos fans han recibido este disco con las misma euforia que en mi caso lo cual es dado destacar que los más sorprendidos parecen ser los que crecieron escuchando “The Number Of The Beast” y “Piece Of Mind” en su momento de edición que la nueva generación de fans aparecida sobretodo con el tan pedido retorno de Bruce. Lo mejor de Iron Maiden desde 1988 y uno de los discos del año 

Calificación: 9/10

viernes, 11 de septiembre de 2015

NUCLEAR ASSAULT "Pounder" (2015, EP)


Tras diez años de su peor disco ("Third World Gennocide") e idas y vueltas de sí volvían, el cuarteto de New York regresa para pegar las hurras. Gira despedida y se graba este EP de cuatro temas. "Pounder" consta de cuatro temas, eficientes más que eficaces, que thrashean en trece minutos. Producción retro pero clara, no vamos a escuchar nada onda "Survive" o "Handle With Care" pero al menos miran para ese lado. Esa banda ya no está más, están tres originales y un violero llamado Erik Burke. El tema título es mi favorito con Glenn Evans pegándole a los tambores a la vieja usanza. Las letras de Nuclear Assault siempre tuvieron un mensaje inteligente, acá se luce John Connelly en "Analog Man In A Digital World" despotricando contra los que viven su vida online y se la pasan amarrados a sus Smartphones. Creo que fue inteligente lanzar un EP y no un LP, la banda no es la misma de antes (Ni hablar en vivo) pero este CD es un correcto y escuchable thrasheo a la vieja usanza

Calificación: 7/10

EDITORIAL

Empecé a escuchar “metal” de niño. Vi a KISS en la televisión y no sólo la imagen impactó, sino las guitarras. Pataleé hasta que en Febrero de 1980 tuve un cassette de “Dynasty”. A partir de ahí me dí cuenta que era una apasionado del heavy metal. Como muchos de ustedes en mi adolescencia (Pese a no usar pelo largo o el look) fui defenestrado, que era grasa, satánico, ruido, música para marginales, pero seguí. Estaba seguro que me gustaba, los errados eran los otros.

Para la época de los CDs me volví un fan muy apasionado por ese formato, ya estaba metido en estilos más extremos y consumía revistas locales e importadas. Pero siempre una constante, las peleas entre gente que le gusta la misma música. O diferencias. Desacuerdos. Picas.

En el 2006 creé el blog, muy influenciado por la “Madhouse” pero intentando aportar algo personal. Lentamente fue creciendo y gracias a él hasta he conocido gente que hoy es relativamente amiga mía. Acá seguían las rivalidades, que si V8 no murió, si Hermética, si Rata Blanca, a nivel mundial glam/thrash, si el grunge, si el ñu metal y siguen los ejemplos.

Me refiero con esto a que si bien es algo mundial, acá se vive de otra forma. Sin querer, porque soy fan el blog tuvo una cierta repercusión que me hizo estar con gente que vive esta movida. Músicos que tocan por pasión, disqueros, fans, bandas que me mandaban el material, o me lo daban en los shows (Salvo alguna honrosa excepción me he negado a recibir cosas gratis ya que considero que el músico invirtió trabajo y esfuerzo). Editores de revistas que con esfuerzo hacen productos muy profesionales y me olvido seguro de alguien.

Pero ya tengo una edad (43 años) en donde veo las cosas con otra perspectiva. En Argentina hacer ciertas cosas es suicida o muy oneroso. Y se sigue hablando del pasado, sobretodo en lo que a bandas locales concierne. Y me han llegado decenas de bandas argentinas que hacen las cosas muy bien, editaron CDs, EPs, y el público como siempre opta por la nostalgia que el dar una chance a escuchar algo de acá.

Acaso esto se repita con las bandas extranjeras y el grueso del oyente siga con Iron Maiden, Metallica, Pantera, y no le de chances a propuestas post 90s. No sé exactamente que me movió a escribir esto pero a veces me siento muy sólo, veo que muy poca gente tiene la misma visión de lo que es la música, la escena, y apoyarla. Sea pagando una entrada, remera, CD, y no quedándote en tu PC escribiendo cosas tras el anonimato en su mayoría.

Por suerte en mi blog casi nunca me putearon, pero a otros “hacedores” los putean. ¡Poné esto!. ¡Más contenido!. ¡Suena mal!. ¡Está caro!. OK, pero plata para el alcohol hay, plata para comprar ese material y no criticarlo al pedo ídem. Veo que crece este tipo de gente pero el fan emprendedor, sea un webzine, un fanzine, un sello local chico, un editor, un organizador de shows para bandas no tan populares, una banda que hace una fecha y van veinte personas… son los menos y los más criticados, los que más la reman, los que NO SE RINDEN.

Se me ocurre que como yo, siguen en esto por un simple motivo: este tipo de música apasiona, y las pasiones pasan por picos. A veces querés mandar todo a la mierda pero luego volvés al ruedo. Yo lo he pasado con el blog y no me ha pasado nada grave, sólo tener más responsabilidades y menos tiempo para escuchar música.

En resumidas cuentas, mis respetos a todos los fans que hacen las cosas con el corazón, no se rinden, soportan críticas malintencionadas de “no hacedores”, y músicos que laburan, tienen su vida, problemas como todo ser humano así y todo ensayan, hacen fechas pese a no obtener el reconocimiento más masivo.

Creo que en todos los órdenes de la vida “el hacedor” es criticado, y el “no hacedor” – ni hablar ahora con las redes sociales – es un persona con veneno, no aporta, y disfruta con el traspié ajeno.

Martín Gasa, Viernes 11 de Septiembre de 2015, 11:51 AM

sábado, 29 de agosto de 2015

AC/DC "If You Want Blood... You'Ve Got It" (1978, Hard Rock)

(Escrita a fines del 2006 originalmente para otro blog, y corregida en mínimos detalles)





Mi verdadero amor y devoción por AC/DC empezó tarde. Si bien los muchachos siempre me cayeron simpáticos nunca me había picado el bichito de comprarme su discografía en masa. De adolescente me compré “Who Made Who” en cassete nacional y años después - en plena luna de miel con los CD’s durante inicio de los noventas ya tenía adquirido y en mi discoteca “Back In Black”. Allá por el año 2000 Atlantic lanzó casi toda la discografía de los australianos/escoceces con una característica muy interesante: CD con formato de vinilo, tapa de cartón con sobre interno incluyendo letras. Un día en el Musimundo de Caballito me compré este álbum. Luego de escucharlo corrí a comprarme TODA la discografía de AC/DC. Grabado en el Apollo Theatre de Glasgow (Escocia) en 1978, el disco muestra a Angus & Cía como una TRITURADORA banda de rock en las tablas. La primera vez que lo escuché me partió la cabeza: atrás quedaban “Stangers in the night” de UFO, “Alive And Dangerous” de Thin Lizzy, “Open Fire: Live” de Y&T, y los dos primeros “Alive” de Kiss. Considero a “If You Want Blood...” como el mejor disco de hard rock en vivo de toda la historia. “Riff Raff” abre el show con Angus calentando motores dandole maza a su Gibson, junto a Malcolm disparan electricidad pura. Se sucede un clásico tras otro con un inspiradísimo Bon Scott cantando como solía hacerlo: con esa gracia y carisma tan personal cual blusero atorrantón desgranando sus letras. “Hell Ain’t A Bad Place To Be” es perfecto ensambladísimo e invita al “headbanging” eterno. “Bad Boy Boogie” sigue con el “voltaje alto” del show el cual no decae siquiera con el solo de Angus en el medio del tema. “The Jack” baja las revoluciones gracias a su estilo boogie atorrantón, La adrenalina llega a su cenit en “Problem Child” con la rítmica de Malcolm siguen taladrando tímpanos junto a los solos de Angus, la voz de Bon se cuelan haciendo estragos entre la titánica sección rítmica que conforman Phil Rudd en la batería y Cliff Williams en el bajo. La audiencia vuelve a corear de lo lindo en “Whole Lotta Rosie” vivando al enano poseído entre los silencios que deja el riff de inicio. La celebración al rock en su estado más eléctrico y genuino sigue con “High Voltage”, y “Rock And Roll Damnation”. Este baño de sangre hecho vinilo/cassette/CD termina con dos bombazos: “Let There Be Rock” y “Rocker”. AC/DC iba en franco ascenso luego de ese gran álbum de estudio titulado “Powerage” (Subestimado por algunos fans AC/DCianos). “If You Want Blood....” los muestra en uno de sus mejores momentos con una performance que deja exhausto al oyente mostrando el por qué del título del álbum (“Si quieres sangre... aquí la tienes”). No se puede pasar por alto este álbum si te gusta el rock and roll en vivo. Y el arte de tapa resume perfectamente el espíritu del álbum. 

 Calificación: 10/10

viernes, 28 de agosto de 2015

JUDAS PRIEST "Painkiller" (1990, Heavy Metal)

(Nota: La escribí a mediados del 2006, para un blog que luego sería el génesis de Rage Reviews)



Recuerdo haber escuchado los avances de este álbum en el programa radial “Heavy Rock And Pop”, allá por 1990. Mi grabador me fulminó con dos temas: El que dá nombre al álbum y “Metal Meltdown”. Los conductores del programa (Alejandro Nagy y El ruso Verea) quedaron anonadados como yo y otros cientos de oyentes que estaban sintonizando la radio. Al mes, un amigo me lo copió de cassette a vinilo. En 1991 fue uno de mis primeros CDs adquiridos gracias al tímido surgimiento de disquerías vendedoras de Compactos en aquella época... y gracias a que en ese año ¡¡¡¡Conseguí trabajo!!!. “Painkiller” es el mejor disco de la historia de heavy metal, a mi entender. Una institución como Judas Priest, con discos imprescindibles bajo el brazo como “Hell Bent For Leather”, “British Steel”, “Screaming For Vengeance” y “ Defenders Of The Faith”. Todo un emblema del metal británico junto a Iron Maiden y Saxon, que venía decaído luego de álbumes aceptables/pasables como “Turbo” y “Ram It Down”. Nadie daba mucho por el nuevo material... y eso ayudo a que la descarga fuera aún más letal. “Painkiller” debe escucharse de una oída. Sigue sonando fresco y vigente al día de la fecha, provoca los mismos efectos devastadores observados luego de su edición. Es un torrente de heavy metal al 100%. Ya en el arte de tapa se presagia un apocalípsis, con sentencia incluída en la contatapa. En este pico alto de rendimiento, mucho tuvo que ver el ingreso de Scott Travis en la batería, y el gran Rob Halford cantando al límite de su garganta y posibilidades. Glen Tipton y K. K. Downing redondearon diez composiciones perfectas, y el coctel fue mortal por donde se lo viera. Nos tomó a todos desprevenidos... “Painkiller” (el tema) te vuela los tímpanos de entrada con los mazazos de Scott Travis en los primeros 15 segundos. La dupla de guitarras Tipton/Downing escupe solos infernales, y Halford se saca los huevos por la garganta para cantar más agudo de lo que ya hacía. El tema es rápido y furioso, provoca el efecto que surte una trompada en la cara. “ Hell Patrol” es a medio tiempo, con riffs memorables y grandes coros. “All Guns Blazing”, “Leather rebel” y “Metal Meltdown” no decaen en demoler cerebros, mostrando más ferocidad en las performances de los músicos, siguen los falsetes apocalípticos de Rob, Travis ya es una máquina inhumana de taladrar parches. “Night Rider” tiene algo del Judas más viejo, posee un gran bridge, el tema es semi-acelerado con algunas alteraciones de tempo. “Between The Hammer And The Anvil” y “A Touch Of Evil” se mantienen en esos parámetros, uno siente que no quiere dejar de escuchar el CD ni siquiera para ir al baño. Todos los temas destilan mucha pesadez y tienen un singular gancho, acaso con un ingrediente de adicción inexplicable. La producción de Chris Tsangárides hace que todos los instrumentos se aprecien y lastimen a la vez, hasta el bajo de Ian Hill está poseído por la vorágine interpretativa y se dá a conocer. Esta obra de arte, es cerrada con un himno épico titulado “One Shot At Glory”. No hay mucho más para destacar. Si no escuchaste “Painkiller”, dificilmente entiendas que es el metal. Sin vueltas. Y si no sabías que era Judas Priest, tenés que empezar con este disco... sumamente esencial... e imprescindible. 

 Calificación: 10/10

DEADLY NOISE CREW "Todos Los Colores Van Al Negro" (2015, Grindcore)


Desde Posadas recibo este sorprendente EP, cuarteto de.... ¿Grindcore?. Si, recuerdan a Napalm Death de mediados de los 90s, hay alguna cosa de Nasum, pero saben bajar un cambio cuando corresponde. Hermoso arte de tapa y diez temas a la yugular, unos más a las chapas, otros no pero te dan el mazazo igual. Lo más llamativo de este trabajo es el último tema, que es el más "distinto", un casi doom metal de la mano de "El Largo Pesar". Diez temas en diesciseis minutos con un sonido EXCELENTE. Todos se la bancan, nada de rellenos. Me saco el sombrero ante estos tipos. Lo bueno y breve....

Calificación: 8.5/10

jueves, 27 de agosto de 2015

INTERCEPTOR "Interceptor" (2015, Heavy Metal)


Formados en Capital allá por el 2012 descubro a Interceptor en un show en vivo donde teloneaban a la banda Canadiense Skull Fist. Me gustó lo que ví esa noche: heavy metal tradicional, coros de esos que emocionan, y potencia en las tablas. Al enterarme que Pacheco Records lanzaba su primer disco no lo dudé y lo compré. "Interceptor" vale la pena ya con ese puño plagado de tachas en su tapa y su presentación cuidada. Grabado en La Nave De Oseberg durante el 2014 el quinteto divide el trabajo en dos: "Lado Heavy" y "Lado Metal", "navegando" con soltura y firmeza por los mares de Running Wild, Judas Priest y la NWOBHM. Me cuesta elegir un tema (Todos tienen lo suyo, en especial coros muy logrados y letras muy compresibles gracias al vocalista Luis Thor de Mársico). Respecto a la temática se abarca desde H. P. Lovecraft ("La Llamada de Cthulhu" ), el mar y sus avatares "Devorador de Mares" , y otras de tinte más vikingo como "Madera Y Aceite". Hago hincapié en este aspecto ya que no es usual que una banda Argentina apoye una propuesta así con tópicos tan interesantes. Violas bien ochentosas, una base sólida, y melodías 100% heavy metal, dieron el primer paso, y vale la pena chequearlos, sea en vivo o comprando este CD en las disquerías especializadas.

Calificación: 7.5/10

sábado, 22 de agosto de 2015

NUCLEAR ASSAULT + EXCITER en El Teatro De Flores (Lunes 17-8-15)



Con John Connelly (Nuclear Assault) antes del show

Jamás hubiera pensado que el cuarteto neoyorkino iba a pasar por Buenos Aires. Si bien las bandas más emblemáticas del thrash nos han visitado en el caso de ellos se dió un mix de falta de interés, caída de popularidad y separación parcial del grupo. Pero este año anunciaron una gira despedida y afortunadamente se pudo concretar el show.... tarde.... pero Nuclear Assault tocó en Flores. Impresiones encontradas es lo que me viene a la cabeza. Sin mucha expectativa tras ver algunos shows en festivales europeos, llego a la esquina del Teatro y está John Connelly muy amablemente sacándose fotos con los fans. Me quedé helado por que siento mucha admiración por el, sobretodo por las letras que escribió. Aproveché y me puse a hablar de cosas que creí le iban a enganchar y lo logré: su disco solista, amistades con otras bandas, política. El tipo conectó y.... ¡Nos quedamos media hora hablando!. Cuando me despido, me da la mano como un caballero, al minuto nos volvemos a cruzar y me da una palmada. Cosas lindas que tiene esto de ser fan y este tipo de bandas. En la charla observé algo que me llamó la atención: un tipo inteligente, educado, irónico pero que al acercarse cualquier banda con un EP se convertía y les contestaba "Yo no escucho más música" en forma tajante. Eso me quedó cuando me dispuse a entrar para ver a la leyenda canadiense Exciter. Dan Beehler es un titán de frontman, vocalista y baterista y lo de los tipos fue heavy metal potente, arrasador plagado de clásicos que enardecieron a la gente ("Heavy Metal Maniac", Violence And Force", "Stand Up And Fight", "Pounding Metal"). Sin tener el mejor de los sonidos, se fueron justificadamente ovacionados y se los notaba contentos por la interacción con la gente. Una banda que "envejece bien". A la media hora asoma Nuclear Assault. Desde el vamos noté que el sonido tenía cosas que para una banda como ellos restan puntos: poco volumen, empastado, y las dos violas literalmente no se entendían. Igual su música fue una tromba de energía y la gente se mataba en los constantes circle pits. Un set de una hora con muchos clásicos de "Survive", "Handle With Care", y "Game Over" más "Analog Man" de su nuevo EP "Pounder", llegué a la conclusión de que es una banda que a diferencia de Exciter como cité arriba "envejece mal". OK, gira despedida... esperaba más actitud por parte de ellos ante esto, no es que no la hubo sino que Nuclear Assault arrasaba en vivo. Erik Burke es un guitarrista del montón, Connelly tiene la voz intacta pero entre problemas técnicos de su viola y que ya no es el de antes muy marcadamente (Salvo en el trato con los fans como ya mencioné), Dan Lilker con su metro noventa y bajo inquieto más Glenn Evans dandole duro a la batería eran el motor para "Brainwashed", "Sin", "Wake Up" y la infaltable breve "Hang The Pope" (Anunciada por Lilker como un tema que es muy especial para Argentina). Nos seguíamos volviendo locos en el circle pit pero... noté que es una banda en donde se nota marcadamente el paso de los años. Será por que es thrash metal, no pretendía que toquen como en 1990 pero sí con más furia, presencia. El sonido por momentos fue malo, en otros discreto, pero nada digno para una banda emblema como ellos. Toda esta combinación me dejó no decepcionado (Tal vez me ganó el fan) pero objetivamente con ganas de mucho más. Esa noche de lunes feriado, Exciter fue superior a Nuclear Assault si nos ponemos en modo competencia. Y tocaron antes. Eso dejó más en evidencia la realidad de Lilker y cía. Pero llegué a verlos en vivo, valió igual la pena esperar tantos años.

Calificación para Exciter: 8/10
Calificación para Nuclear Assault: 6/10