sábado, 29 de agosto de 2015

AC/DC "If You Want Blood... You'Ve Got It" (1978, Hard Rock)

(Escrita a fines del 2006 originalmente para otro blog, y corregida en mínimos detalles)





Mi verdadero amor y devoción por AC/DC empezó tarde. Si bien los muchachos siempre me cayeron simpáticos nunca me había picado el bichito de comprarme su discografía en masa. De adolescente me compré “Who Made Who” en cassete nacional y años después - en plena luna de miel con los CD’s durante inicio de los noventas ya tenía adquirido y en mi discoteca “Back In Black”. Allá por el año 2000 Atlantic lanzó casi toda la discografía de los australianos/escoceces con una característica muy interesante: CD con formato de vinilo, tapa de cartón con sobre interno incluyendo letras. Un día en el Musimundo de Caballito me compré este álbum. Luego de escucharlo corrí a comprarme TODA la discografía de AC/DC. Grabado en el Apollo Theatre de Glasgow (Escocia) en 1978, el disco muestra a Angus & Cía como una TRITURADORA banda de rock en las tablas. La primera vez que lo escuché me partió la cabeza: atrás quedaban “Stangers in the night” de UFO, “Alive And Dangerous” de Thin Lizzy, “Open Fire: Live” de Y&T, y los dos primeros “Alive” de Kiss. Considero a “If You Want Blood...” como el mejor disco de hard rock en vivo de toda la historia. “Riff Raff” abre el show con Angus calentando motores dandole maza a su Gibson, junto a Malcolm disparan electricidad pura. Se sucede un clásico tras otro con un inspiradísimo Bon Scott cantando como solía hacerlo: con esa gracia y carisma tan personal cual blusero atorrantón desgranando sus letras. “Hell Ain’t A Bad Place To Be” es perfecto ensambladísimo e invita al “headbanging” eterno. “Bad Boy Boogie” sigue con el “voltaje alto” del show el cual no decae siquiera con el solo de Angus en el medio del tema. “The Jack” baja las revoluciones gracias a su estilo boogie atorrantón, La adrenalina llega a su cenit en “Problem Child” con la rítmica de Malcolm siguen taladrando tímpanos junto a los solos de Angus, la voz de Bon se cuelan haciendo estragos entre la titánica sección rítmica que conforman Phil Rudd en la batería y Cliff Williams en el bajo. La audiencia vuelve a corear de lo lindo en “Whole Lotta Rosie” vivando al enano poseído entre los silencios que deja el riff de inicio. La celebración al rock en su estado más eléctrico y genuino sigue con “High Voltage”, y “Rock And Roll Damnation”. Este baño de sangre hecho vinilo/cassette/CD termina con dos bombazos: “Let There Be Rock” y “Rocker”. AC/DC iba en franco ascenso luego de ese gran álbum de estudio titulado “Powerage” (Subestimado por algunos fans AC/DCianos). “If You Want Blood....” los muestra en uno de sus mejores momentos con una performance que deja exhausto al oyente mostrando el por qué del título del álbum (“Si quieres sangre... aquí la tienes”). No se puede pasar por alto este álbum si te gusta el rock and roll en vivo. Y el arte de tapa resume perfectamente el espíritu del álbum. 

 Calificación: 10/10

viernes, 28 de agosto de 2015

JUDAS PRIEST "Painkiller" (1990, Heavy Metal)

(Nota: La escribí a mediados del 2006, para un blog que luego sería el génesis de Rage Reviews)



Recuerdo haber escuchado los avances de este álbum en el programa radial “Heavy Rock And Pop”, allá por 1990. Mi grabador me fulminó con dos temas: El que dá nombre al álbum y “Metal Meltdown”. Los conductores del programa (Alejandro Nagy y El ruso Verea) quedaron anonadados como yo y otros cientos de oyentes que estaban sintonizando la radio. Al mes, un amigo me lo copió de cassette a vinilo. En 1991 fue uno de mis primeros CDs adquiridos gracias al tímido surgimiento de disquerías vendedoras de Compactos en aquella época... y gracias a que en ese año ¡¡¡¡Conseguí trabajo!!!. “Painkiller” es el mejor disco de la historia de heavy metal, a mi entender. Una institución como Judas Priest, con discos imprescindibles bajo el brazo como “Hell Bent For Leather”, “British Steel”, “Screaming For Vengeance” y “ Defenders Of The Faith”. Todo un emblema del metal británico junto a Iron Maiden y Saxon, que venía decaído luego de álbumes aceptables/pasables como “Turbo” y “Ram It Down”. Nadie daba mucho por el nuevo material... y eso ayudo a que la descarga fuera aún más letal. “Painkiller” debe escucharse de una oída. Sigue sonando fresco y vigente al día de la fecha, provoca los mismos efectos devastadores observados luego de su edición. Es un torrente de heavy metal al 100%. Ya en el arte de tapa se presagia un apocalípsis, con sentencia incluída en la contatapa. En este pico alto de rendimiento, mucho tuvo que ver el ingreso de Scott Travis en la batería, y el gran Rob Halford cantando al límite de su garganta y posibilidades. Glen Tipton y K. K. Downing redondearon diez composiciones perfectas, y el coctel fue mortal por donde se lo viera. Nos tomó a todos desprevenidos... “Painkiller” (el tema) te vuela los tímpanos de entrada con los mazazos de Scott Travis en los primeros 15 segundos. La dupla de guitarras Tipton/Downing escupe solos infernales, y Halford se saca los huevos por la garganta para cantar más agudo de lo que ya hacía. El tema es rápido y furioso, provoca el efecto que surte una trompada en la cara. “ Hell Patrol” es a medio tiempo, con riffs memorables y grandes coros. “All Guns Blazing”, “Leather rebel” y “Metal Meltdown” no decaen en demoler cerebros, mostrando más ferocidad en las performances de los músicos, siguen los falsetes apocalípticos de Rob, Travis ya es una máquina inhumana de taladrar parches. “Night Rider” tiene algo del Judas más viejo, posee un gran bridge, el tema es semi-acelerado con algunas alteraciones de tempo. “Between The Hammer And The Anvil” y “A Touch Of Evil” se mantienen en esos parámetros, uno siente que no quiere dejar de escuchar el CD ni siquiera para ir al baño. Todos los temas destilan mucha pesadez y tienen un singular gancho, acaso con un ingrediente de adicción inexplicable. La producción de Chris Tsangárides hace que todos los instrumentos se aprecien y lastimen a la vez, hasta el bajo de Ian Hill está poseído por la vorágine interpretativa y se dá a conocer. Esta obra de arte, es cerrada con un himno épico titulado “One Shot At Glory”. No hay mucho más para destacar. Si no escuchaste “Painkiller”, dificilmente entiendas que es el metal. Sin vueltas. Y si no sabías que era Judas Priest, tenés que empezar con este disco... sumamente esencial... e imprescindible. 

 Calificación: 10/10

DEADLY NOISE CREW "Todos Los Colores Van Al Negro" (2015, Grindcore)


Desde Posadas recibo este sorprendente EP, cuarteto de.... ¿Grindcore?. Si, recuerdan a Napalm Death de mediados de los 90s, hay alguna cosa de Nasum, pero saben bajar un cambio cuando corresponde. Hermoso arte de tapa y diez temas a la yugular, unos más a las chapas, otros no pero te dan el mazazo igual. Lo más llamativo de este trabajo es el último tema, que es el más "distinto", un casi doom metal de la mano de "El Largo Pesar". Diez temas en diesciseis minutos con un sonido EXCELENTE. Todos se la bancan, nada de rellenos. Me saco el sombrero ante estos tipos. Lo bueno y breve....

Calificación: 8.5/10

jueves, 27 de agosto de 2015

INTERCEPTOR "Interceptor" (2015, Heavy Metal)


Formados en Capital allá por el 2012 descubro a Interceptor en un show en vivo donde teloneaban a la banda Canadiense Skull Fist. Me gustó lo que ví esa noche: heavy metal tradicional, coros de esos que emocionan, y potencia en las tablas. Al enterarme que Pacheco Records lanzaba su primer disco no lo dudé y lo compré. "Interceptor" vale la pena ya con ese puño plagado de tachas en su tapa y su presentación cuidada. Grabado en La Nave De Oseberg durante el 2014 el quinteto divide el trabajo en dos: "Lado Heavy" y "Lado Metal", "navegando" con soltura y firmeza por los mares de Running Wild, Judas Priest y la NWOBHM. Me cuesta elegir un tema (Todos tienen lo suyo, en especial coros muy logrados y letras muy compresibles gracias al vocalista Luis Thor de Mársico). Respecto a la temática se abarca desde H. P. Lovecraft ("La Llamada de Cthulhu" ), el mar y sus avatares "Devorador de Mares" , y otras de tinte más vikingo como "Madera Y Aceite". Hago hincapié en este aspecto ya que no es usual que una banda Argentina apoye una propuesta así con tópicos tan interesantes. Violas bien ochentosas, una base sólida, y melodías 100% heavy metal, dieron el primer paso, y vale la pena chequearlos, sea en vivo o comprando este CD en las disquerías especializadas.

Calificación: 7.5/10

sábado, 22 de agosto de 2015

NUCLEAR ASSAULT + EXCITER en El Teatro De Flores (Lunes 17-8-15)



Con John Connelly (Nuclear Assault) antes del show

Jamás hubiera pensado que el cuarteto neoyorkino iba a pasar por Buenos Aires. Si bien las bandas más emblemáticas del thrash nos han visitado en el caso de ellos se dió un mix de falta de interés, caída de popularidad y separación parcial del grupo. Pero este año anunciaron una gira despedida y afortunadamente se pudo concretar el show.... tarde.... pero Nuclear Assault tocó en Flores. Impresiones encontradas es lo que me viene a la cabeza. Sin mucha expectativa tras ver algunos shows en festivales europeos, llego a la esquina del Teatro y está John Connelly muy amablemente sacándose fotos con los fans. Me quedé helado por que siento mucha admiración por el, sobretodo por las letras que escribió. Aproveché y me puse a hablar de cosas que creí le iban a enganchar y lo logré: su disco solista, amistades con otras bandas, política. El tipo conectó y.... ¡Nos quedamos media hora hablando!. Cuando me despido, me da la mano como un caballero, al minuto nos volvemos a cruzar y me da una palmada. Cosas lindas que tiene esto de ser fan y este tipo de bandas. En la charla observé algo que me llamó la atención: un tipo inteligente, educado, irónico pero que al acercarse cualquier banda con un EP se convertía y les contestaba "Yo no escucho más música" en forma tajante. Eso me quedó cuando me dispuse a entrar para ver a la leyenda canadiense Exciter. Dan Beehler es un titán de frontman, vocalista y baterista y lo de los tipos fue heavy metal potente, arrasador plagado de clásicos que enardecieron a la gente ("Heavy Metal Maniac", Violence And Force", "Stand Up And Fight", "Pounding Metal"). Sin tener el mejor de los sonidos, se fueron justificadamente ovacionados y se los notaba contentos por la interacción con la gente. Una banda que "envejece bien". A la media hora asoma Nuclear Assault. Desde el vamos noté que el sonido tenía cosas que para una banda como ellos restan puntos: poco volumen, empastado, y las dos violas literalmente no se entendían. Igual su música fue una tromba de energía y la gente se mataba en los constantes circle pits. Un set de una hora con muchos clásicos de "Survive", "Handle With Care", y "Game Over" más "Analog Man" de su nuevo EP "Pounder", llegué a la conclusión de que es una banda que a diferencia de Exciter como cité arriba "envejece mal". OK, gira despedida... esperaba más actitud por parte de ellos ante esto, no es que no la hubo sino que Nuclear Assault arrasaba en vivo. Erik Burke es un guitarrista del montón, Connelly tiene la voz intacta pero entre problemas técnicos de su viola y que ya no es el de antes muy marcadamente (Salvo en el trato con los fans como ya mencioné), Dan Lilker con su metro noventa y bajo inquieto más Glenn Evans dandole duro a la batería eran el motor para "Brainwashed", "Sin", "Wake Up" y la infaltable breve "Hang The Pope" (Anunciada por Lilker como un tema que es muy especial para Argentina). Nos seguíamos volviendo locos en el circle pit pero... noté que es una banda en donde se nota marcadamente el paso de los años. Será por que es thrash metal, no pretendía que toquen como en 1990 pero sí con más furia, presencia. El sonido por momentos fue malo, en otros discreto, pero nada digno para una banda emblema como ellos. Toda esta combinación me dejó no decepcionado (Tal vez me ganó el fan) pero objetivamente con ganas de mucho más. Esa noche de lunes feriado, Exciter fue superior a Nuclear Assault si nos ponemos en modo competencia. Y tocaron antes. Eso dejó más en evidencia la realidad de Lilker y cía. Pero llegué a verlos en vivo, valió igual la pena esperar tantos años.

Calificación para Exciter: 8/10
Calificación para Nuclear Assault: 6/10

jueves, 16 de julio de 2015

KREATOR "Violent Revolution" (2001, Thrash Metal)


Para comenzar, en la foto verán algo que ahora casi no existe más. Un item de colección EN SERIO. Se trata de una edición limitada a 10000 copias (En esa época 10000 no eran lo que es ahora... tachen dos ceros mínimo), digipack, y diseño interno especial, más un bonus track (Todo consignado en el sticker circular). Me alegro de haberlo comprado ya que en ese año no pensaba que iba a tener tanta importancia. ¡Kreator se reencuentra con su thrash rabioso, batería rápida y climas ásperos!. El cuarteto de Mille venía de experimentos como "Endorama" o "Outcast" que sin ser malos no fueron de mi gusto, faltaba el ingrediente que acá regresa CON TODO. Con producción de Andy Sneap, se despachan con un y otro tema 100% KREATOR, reencontrándose con el sonido 1988-1990 pero algo más pulido por la producción. Si bien prevalece el velocímetro a tope ("Reconquering The Throne", "Ghetto War", "Replicas Of Life" por nombrar un par), hay otros momentos en donde bajan un poco y los resultados son óptimos ("Servant In Heaven - King In Hell", "Second Awakening"). Hace su debut el violero Sami Yli-Sirniö que es el tipo ideal para asociarse con Mille en los riffs, máxime con su estilo melódico, cuidado pero sin perder un ápice de thrash. Dos temas son los que hacen ganar la batalla: el tema título con su estribillo chorreando rabia y la enorme "All Of The Same Blood" (Ventor deja los bombos con chichones). Doce bofetadas en casi cincuenta y seis minutos, se termina el último track "System Decay" y pasa un silencio de 30 segundos: el bonus. Una versión previa del tema "Violent Revolution" que se camufla en el mismo. Kreator plantó su bandera del odio con todo. Un disco determinante en su carrera.

Calificación 8.5/10 

martes, 14 de julio de 2015

PRION "Uncertain Process" (2015, CD+DVD, Death Metal)


Prion es un trío de death metal con muchos años de trayectoria, en los cuales hubo dos álbumes anteriores, un split, dos demos, shows teloneando a bandas importantes del estilo que han visitado Buenos Aires (Morbid Angel, Deicide, Nile por mencionar un par...). Y eso es lo que percibe el oyente apenas arranca el vendaval con "Power Obsessed": un combo experimentado que sabe como sonar para volarte la cabeza para a la vez lucirse con pasajes y ejecuciones a la yugular. Sin dudas la propuesta es veloz (La batería de Marcelo Russo es incansable y asesina) pero para esta ocasión hay más tiempos medios y climas, para volver a lograr esa sensación de que un acoplado te pasa por arriba, como en "Control Societies". Las referencias sin ser un copiar/pegar son Hate Eternal y cosas del Gorguts más retorcido en ciertos riffs muy logrados de Gregorio Kochian (Que a la vez se hace cargo de la voz). 



El gran mérito de este CD/DVD radica en que aparecen más momentos instrumentales destacados, vale mencionar en ciertos temas rebajes MUY notables como en "Anhedonist" (Se suma Walter Barrionuevo en bajo, de 04:50 a fin del tema, bajan las revoluciones logrando casi un aire jazzero en donde los tres instrumentos son perfectamente audibles), los otros dos en donde se dan finales/remates/bajadas certeras es en "Doomed Humanity Of Horror" (Pesadísimo en donde rebajan furiosamente como lo hacía Immolation al cerrar sus discos allá por 1996-1999) y... en el excelente cover de Depeche Mode que incluyeron ("Never Let Me Down Again", que podría pasar por un tema más en el buen sentido de la palabra). De más está decir que Prion exhibe un nivel de sonido y temas tremendamente destacable, de hecho este trabajo y el anterior han sido editados por un sello americano (Comatose Music), lo cual habla del interés que han captado en el extranjero, sin hablar de un par de giras por Europa en su haber.



Cuarenta y seis minutos de death metal que es banda de sonido de una tormenta furiosa mientras las olas chocan contra la costa, todos los demás temas tienen los ingredientes arriba descriptos y gracias a la EXCELENTE mezcla y mastering a cargo del mismo Gregorio en los Recrear Studios, lo que ya era muy bueno luce. Discazo si te gusta el estilo, diría que de obligatoria audición. Por último, se incluye en esta edición un Bonus DVD filmado profesionalmente en "The Roxy Live" en Noviembre de 2013, titulado "This Is How Argentina Bled". Si no vieron a la banda en vivo, es un reflejo de la intensidad y brutalidad que también desparraman en escena. "Ahora es la hora" de que sigan adelante tras este trabajo muy pensado, trabajado y ejecutado. Para Prion no hay "End Is Near" (Fin cercano) como uno de sus tracks, como el dicho y llevandolo a sus lanzamientos en estudio: "la tercera es la vencida".

Calificación: 9/10  

domingo, 12 de julio de 2015

REPORTAJE A GABRIEL GARCÍA (Tungsteno)


Me debía esto hace años. No porque Gabriel haya sido una persona que la música misma me hizo conocer hace años sino porque desde sus comienzos y muy de abajo, Tungsteno se fue haciendo un nombre no sólo en Argentina, sino en Sudamérica. Ya con mucha experiencia y shows en vivo (Muchos de ellos fuera del país) más su excelente disco debut “Inminente Aniquilación”, no esperé más para juntarme con Gabo e intentar que este reportaje tuviera un matiz distinto. Ustedes juzgarán si se logró, ¡Que la pasamos bien los dos, no lo duden! 

Martín Andrés Gasa: Querido Gabo, me enfrento por primera vez ante la situación de entrevistar a un músico/fan que conozco desde antes de que Tungsteno pateara culos. Voy a tratar de disociar como van con la banda y su actualidad con la parte que tenemos de fans del thrash, que de hecho fue lo que nos hizo conocer. Antes de ser vocalista, ¿Cómo fuiste de chico metiéndote en la música y más especificamente en el thrash metal? 

Gabriel García: Gracias por la tremenda introducción. Ya hace más de 10 años nos conocemos Martín y es una sólida amistad a pesar que nos vemos cada tanto. Yo de chico empecé a escuchar música gracias a Jimi Hendrix, creo que el primer disco propio que tuve fue uno de él regalado por mi padre a los diez, once años y de ahí fui subiendo a cosas más pesadas, Zeppelin, Purple, Pappo, hasta llegar a Iron Maiden y Black Sabbath. De ahí creo que nunca me aparte del metal (RISAS) fue amor a primera oída, sobre todo con Black Sabbath. 

M: ¿Y tu introducción a la música thrash como se dió?

GG: Motörhead fue el paso intermedio definitivamente, fue el link entre el metal clásico y la musica más veloz. Al Thrash habré llegado un par de años después (trece, catorce años de edad). Como todos o casi todos primero por Metallica, Megadeth y luego así buceando entre bandas más desconocidas. Recuerdo que miraba los agradecimientos de los discos de las bandas para descubrir nuevas bandas así fue que gracias a Sepultura descubrí a Morbid Angel, Nuclear Assault y así… (RISAS) Todo esto sería justo en la época que todavía no había explotado Internet, año 2000, 2001, 2002… 

M: ¿Y siendo tan joven en ese momento como fuiste escuchando bandas de thrash no tan conocidas, de esas que vos y yo hablábamos en nuestras charlas como fans?. Ya sabés, por ejemplo Cyclone, Intruder, bandas de "segunda línea"… 

GG: Algunas las descubrí por medio de otras bandas como te dije antes o de verlas en remeras, muchas las pude ir descubriendo en Internet también. Había una página recuerdo llamada “Vibrations Of Doom” que tenía como seis mil discos de speed/thrash metal subidos y podías escucharlos. Era genial, en esa época Internet expandió mucho mis horizontes. También en el Parque Rivadavia recuerdo haber ido a preguntar por álbumes de bandas y decir "¿Me recomendás algo similar?", particularmente en un negocio de Avenida Cabildo llamado “Jack Flash” aprendí muchísimo de nuestro amado género. Diego, el dueño, uff… era un erudito del thrash, gracias a él conocí Blessed Death, Xentrix, entre otras. 

M: ¿Cómo dejás de ser sólo un fan de thrash para además de eso concebir la idea de Tungsteno?. ¡Cuánto tiempo pasó!. Para los que están leyendo este reportaje y no estén al tanto contá como fueron los primeros pasos, que luego desembocaron en un par de demos. 

GG: Estoy orgulloso y feliz de ser solo un simple fan de la música. Lo era mucho antes de estar en Tungsteno y lo sigo siendo ahora. Como todo buen fan me encanta intercambiar datos, material sobre esto que amo... Es ahí donde conocí a Maxi a mediados del 2006 a través de un Fotolog, el subía fotos de Watchtower, Coroner, Sodom y más bandas. Yo también lo hacía, entonces empezamos a hablar y creamos una especie de amistad. El casualmente estaba iniciando su banda, le faltaba vocalista y dije "Bueno si querés me voy a probar" fui canté dos o tres temas y quedé (RISAS). En los siguientes meses grabamos 2 o 3 demo-ensayos muy malos que por suerte se perdieron y luego si en menos de un año tocamos como 20 veces y registramos el primer demo, “VINO TILL DEATH”. 



"TUNGSTENO en sus primeros años"


M: Justamente con este primer demo, me acuerdo que en esos años algunos los acusaban de centrarse mucho líricamente con todo lo relativo al alcohol. ¿Cómo se tomaron esas primeras "críticas" ya con un demo encima? 

GG: Era algo inentendible, o sea entiendo que a alguien no le guste. Va en gustos pero acusarnos de eso y no darse cuenta que bandas como Tankard o Ratos De Porao tienen odas al alcohol es muy de ignorante o desinformado. Tal vez fue envidia pero dudo, porque no teníamos nada para ser envidiados. Es algo que hasta el día de hoy demuestra un poco la ignorancia del metalero argentino promedio centrado en ¿Cinco o seis bandas no?. Aunque ahora se ha abierto el panorama un poco. Pero bueno aprendí que cuando tenés un grupo musical siempre vas a recibir críticas y ésta en vos tomar lo que te sirva, puedas aprender y dejar que el resto se desvanezca. 

M: Creo que es como dijiste. Sigue habiendo mucho prejuicio hacia el que hace. No sólo en la música sino en todos los órdenes de la Argentina. Se le busca el pelo al huevo a alguien que crea, labura, sólo para decir algo negativo. Con esto último que me decías de los fans del metal de acá me das pie para saber si realmente sentís que tienden a centrarse en las bandas “de culto”, “al pasado” y siempre que sale alguna propuesta nueva la cuestionan o la rechazan. No obstante a medida que fueron desarrollándose, se dio el primer revival thrash mundial y a la vez acá surgieron otras bandas thrashers jóvenes que los acompañaron como camada. Contame un poco como siguió la cosa. 

GG: Está en el argentino el ser nostálgico, el “antes fue mejor siempre”. La nostalgia se hizo verbo, el verbo se hizo música y hábito entre todos los consumidores. Por eso tanto tributo, refrito y auto tributo, aunque no es patrimonio argentino nomas si lo hacen hasta las bandas líderes en el primer mundo aunque acá en Argentina ya era una costumbre en muchos ámbitos. En cuanto a lo de las bandas EMERGENTES, creo que hay varias bandas que no somos el futuro sino el presente del metal nacional, bandas que giran, que graban discos y tocan en vivo constantemente. Bandas que han ganado seguidores, que han generado espacios como Carneross, Malditos, nosotros, Fibroma, Bastardos, muchas más. Cuando en 2006 arrancamos con esto no sabíamos de ese revival thrash. Yo solo conocia Municipal Waste y no sé si Dekapitator ponele, nada más. Fuimos descubriendo todo ese suceso mundial a la vez que sucedía, fue algo loco, porque nunca lo hicimos porque “fuera la onda del momento”. 

M: La verdad es que nadie se la veía venir y es cierto, ese revival de thrash de afuera con bandas de todo el mundo fue inesperado. Ya que saqué el tema, ¿Creés que a la vez fue viento de cola para ustedes?. ¿Esperabas que el revivir se extendiera tanto en los años?. ¿Qué bandas fueron las que más te gustaron de las cien mil que salieron? 

GG: No esperaba que creciera tanto y explotaran tantas bandas. Uno siempre está esperando a que esto muera (No porque no lo amemos o seamos pesimistas) sino porque la historia del metal dice que los géneros nacen, viven un esplendor y mueren… ¿En cuánto?. ¿Cinco años?. Eso es más o menos lo que duró el esplendor del thrash, del death metal. Creo que el de la NWOBHM fue algo menor incluso pero es bueno ver que sigue firme todo. De todas las bandas que salieron en esta última década me encanta Fueled By Fire, Blasthrash, obviamente Violator, los irlandeses Acid Age, los colombianos Aggressive. Son bastantes, pero creo que esas son las que más escucho. Ah… también escucho mucho a The Force de Paraguay, Maze of Terror de Perú. Seguro me estoy olvidando varias más que tambien me encantan. 

M: Volviendo a Tungsteno, luego de los demos tuvieron mucha actividad en vivo, lo cual los impulsó bastante. ¿Te parece que el thrash metal es más un estilo para el "en vivo" que para un disco de estudio?. ¿Alguna anécdota especial de alguno de esos shows?. Recuerdo que varios fueron en condiciones inusuales. 

GG: Concuerdo totalmente. El thrash es un estilo que genera una adrenalina única en vivo, es increíble. Disfruto muchísimo más dar un show en vivo que ir a grabar los temas pero bueno, hay que grabarlos para que la gente pueda escucharlos y si les gustan, aprendérselos y cantarlos en vivo. Cuando estas tocando y ves a la gente conectarse a tal nivel con tu música que se matan en el pogo y el mosh, corean tus canciones eso te da aún más ganas de seguir tocando, es como una inyección de vitaminas. Anecdotas hay miles: desde tocar en galpones, sociedades de fomento… Recuerdo que algunas de nuestras primeras presentaciones fueron en el Motoclub Pistones (Habremos tocado unas dos o tres veces) y en casas de amigos para sus cumpleaños, fueron experiencias muy divertidas la verdad y las guardo con cariño en mi memoria. Creo que la más graciosa y loca de las anécdotas de todos esos shows más primitivos se remonta a febrero del 2008, tocábamos en una casa tomada en Once donde se armó tremendo quilombo: Recuerdo que era el piso superior de la casa. Entrarían unas sesenta personas y estaba colmado todo en pleno verano con un calor terrible, la separación entre banda y publico eran cinco o seis sillas apiladas que servían como valla (RISAS). No reniego para nada de esas épocas, tocábamos donde podíamos, sobre todo para escaparle a la costumbre de pagar para tocar que todavía sobrevive hasta estos días. Por eso lugares como el Centro Cultural de Chacarita (En la calle Jorge Newbery) o el Galpón 2 de Laferrere que nos abrían las puertas gratis (O a veces te pedían… no sé… cincuenta pesos por banda para el gasto de sonido) nos sirvieron muchísimo para ganar algunos seguidores en esas tempranas épocas y sobre todo mucha experiencia en vivo, lo cual es muy necesario. 

M: Vos lo dijiste, como fan creo que la adrenalina del thrash en vivo se potencia, ni hablar cuando se está en un buen pogo/circle pit o se hace mosh. ¿Cuando estás cantando estás muy concentrado en lo que hacés y no se ve del todo como abajo están todos girando en círculos frenéticos?. Respecto a lo otro que me comentaste te saco un poco de Tungsteno. Como ves el tema eterno del "pagar para tocar" y si creés que en algún momento esta "costumbre" se va a terminar. 

GG: Cuando estas cantando, moviéndote y revoleando los pelos no siempre ves todo eso pero a veces atisbas a ver un poco y es muy loco. Es una de las más grandes satisfacciones que te da la música. Soy muy afortunado porque estoy acostumbrado a tocar y que haya todo tipo de quilombos en el público; remolinos de circle pits, pogos violentos y stage dives, muchas veces hasta te provoca saltar del escenario y tirarte a la gente. Tuve la suerte de viajar por toda Sudamérica con mi música y puedo decirte que desde Quito a San Pablo, de Bogotá a Asunción. Los músicos cobran por tocar en un show del mismo modo que un albañil recibe su paga cuando levanta una pared o cualquier otro empleo honesto. Acá en Argentina no pasa, eso se debe a la típica viveza criolla de muchos bolicheros pero también es culpa de los músicos que no quieren esforzarse y hacer trabajo de hormiga durante el tiempo necesario para salir a flote, quizás están hace un año con su banda, ni siquiera tienen una demo grabada y ya están en busca de oportunidades para tocar ante la mayor audiencia posible, colgándose de otras bandas “más grandes” y eso no sirve casi nunca por que el verdadero legado de una banda está en su música y no en el curriculum que indica con quien tocaron y cuantas veces, sobre todo hoy en día que se sabe que 99% de las veces tocás con tal o cual por pagar sumas ridículas. No me voy a poner a dar consejos porque no soy quién para darlos pero si hay una sola cosa que pudiera decirle a las bandas emergentes es que se centren en su música y si tienen la suerte de tocar una fibra en la gente con una o más de sus canciones entonces todo viene solo y multiplicado que pagando para telonear a medio mundo. 

M: Contame cómo fue que llegaron a conseguir un sello para que les edite el primer disco. Sé que la grabación tuvo su complicación, si querés podés explayarte. El resultado fue tremendo para mí. ¿Cuándo lo estaban grabando sospechaban de que iba a quedar tan bien? 

GG: Gracias por tus palabras amables sobre el resultado del disco. A mediados del 2010 arrancamos a grabar el disco y anunciamos en nuestro MySpace que estábamos grabando, entonces Hugo García de Jedbangers se comunicó con nosotros para decirnos que estaba interesado en editarlo, nos gustó su propuesta porque de todos los sellos que nos ofrecieron (que tampoco fueron tantos) fue el único que aceptó y no le molestó cuando le dijimos que no queríamos que las bandas que tocaban con nosotros pagaran para tocar. Firmamos contrato por dos álbumes, el anterior y este que estamos a punto de grabar en unos meses. “Inminente Aniquilación” lo grabamos como pudimos, con poco dinero, poca experiencia, cometimos todos los errores posibles que cometen las bandas cuando graban su primer disco (solo la batería está grabada en estudio y la voz en un estudio “casero” de un amigo) pero aun así hoy miro atrás y estoy orgulloso de haberlo hecho. Ahora con el nuevo disco no vamos a cometer los mismos errores, tal vez cometamos otros pero no esos mismos, es tremendo encontrarse con gente y ver que tienen sentimientos apasionados sobre ese primer disco. A nosotros no nos gusta tanto por que sufrimos en carne propia el calvario de estar varados grabándolo, y tardar muchísimo más de lo esperado pero con el paso del tiempo rescatás lo bueno de cada experiencia. 

M: Antes me comentabas de que habían tenido la suerte de girar por países sudamericanos, algo no usual en el caso de bandas como ustedes. ¿Como fue la recepción de los thrashers hacia ustedes?. ¿Creés que en el caso del thrash no hay rivalidad entre los países como lamentablemente pasa en el fútbol?. De las giras puntualmente me gustaría que contaras las experiencias que tuvieron en Colombia, no una sino ¡Varias veces! 

GG: Cada vez que viajamos a algún lugar nos sentimos conmovidos y emocionados por las cálidas bienvenidas, las palabras de aliento y los aplausos recibidos. La recepción siempre es muy buena, a tal punto de llegar a otros países u otras provincias y ver gente que tiene tatuajes nuestros o camisetas. Cuando la gente se conecta a ese nivel con tu música es algo emotivo. Sobre todo para una banda que no tiene tanta trayectoria ni una compañía multinacional detrás. Creo que la música trasciende las fronteras por eso no hay rivalidades tontas como si sucede en el fútbol o en la política. Independientemente de cual gobierno esté en el poder o de los logros deportivos de alguna región, es la gente la que hace genial a un país o ciudad. Por eso me tomo estos segundos para mandarle saludos a toda esa buena gente que hace que viajar con la banda sea un enorme placer. Y con respecto a Colombia que puedo decir, es siempre una locura ir para allá, una experiencia maravillosa. Los chicos y chicas de allá son fanáticos desde el fondo del corazón de nuestra música, cantan las canciones a viva voz y la multitud siempre es bastante ruidosa. Es un lugar muy especial que si pudiéramos visitaríamos todos los años y no lo digo simplemente por decir o porque tocamos en Bogotá hace poco… Siempre tenemos alguna buena historia o anécdota de nuestros shows en Colombia. Se puede decir que amamos Colombia!! 

M: Bueno Gabo… contame como fue lo de Tankard hace años y más recientemente el Bogothrash ya que Tungsteno y Colombia tienen esa relación tan especial…. 

GG: Claro, me olvide de entrar más en detalle en la pregunta anterior (RISAS). A fines de 2010 tocamos cuatro shows en Colombia, uno de ellos como teloneros de Tankard en Bogotá. Recuerdo que fue por intermedio de un amigo, Felix (vocalista de Ursus) que la productora consiguió nuestro contacto y nos llevaron aduciendo que “Eramos el Tankard Sudamericano y debíamos ser sus teloneros”. Tocamos con ellos en el Teatro Metro de Bogotá para unas 1000 personas (quizás un poco más), muy buen show, la gente loquísima y la verdad que fue un placer compartir con Tankard; gente muy buena onda, amable, cero problemas. Eso fue realmente grandioso, cuando podés tocar junto a una banda que te gusta mucho y encima se portan bien con vos la recompensa es doble. Lo de Bogothrash es mas reciente, sucedió hace un par de semanas. Siempre venían ofreciéndonos distintas productoras volver a Colombia a tocar en vivo pero nunca se daba hasta que al fin FreeMusic Entretainment nos llevó este año a la tercera edición del Bogothrash (Compartiendo cartel con grandes amigos como Violator, los venezolanos Kraptor y tremendas bandas colombianas como Terminal War, Volukris, etc) que por primera vez se hizo en modo Open Air. Nos gustó mucho, la pasamos genial tocamos para un montón de gente que nos conocía, eso siempre es bueno y tal vez hasta ganamos nuevos seguidores, aunque siendo sincero prefiero los shows más intimistas sin vallas entre el público y el artista. Me encanta más ese contacto directo cuando la gente del público puede subirse y lanzarse también. Cerramos el evento tocando con un frío terrible pero aun así la gente se quedó, a pesar del frío, llovizna y que los transportes cortaban a las diez de la noche su servicio. Eso es una satisfacción enorme. 


"TUNGSTENO en el Bogothrash"

M: Bueno creo que todo lo de Bogotá lo explicaste demasiado bien (RISAS). Volviendo más a Tungsteno como banda comentame que pasó con Maxi y como se fue dando el encontrar un reemplazo. ¿Sentían al principio en vivo la ausencia de las dos violas al adoptar el formato de cuarteto? 

GG: Es muy triste tener que dejar de tocar junto a alguien que es tu amigo pero a veces es inevitable, sobre todo si no estamos todos en la misma sintonía. Maxi no podía dedicarse al grupo como es debido, tenía otras prioridades en su vida y eso traía fricciones, malestar y peleas innecesarias, por eso este cambio fue para bien creo yo. No tenemos resentimientos contra él, es más, compartimos show con su nueva banda hace unos meses y estuvo todo bien. Por otro lado, si sufrimos un poco eso de ser cuarteto por un tiempo pero bueno, necesitábamos cumplir las fechas y lo hicimos así, era mejor que cancelarlas y decepcionar a la gente. Inicialmente entro Gabriel Schenberger como guitarrista estable pero debido a una enfermedad en los huesos (no recuerdo que tipo de artrosis) tuvo que abandonar y ahora esta Nicolas Montañez quien está haciendo un gran trabajo. 

M: Hace años que el CD pasó a ser casi una rareza y la gente consume música por Internet. Al principio se generó una enorme controversia pero he notado que hasta las mismas discográficas se han resignado o apuntan a formatos digitales. ¿Cómo creés que Internet afectó a las bandas?. Y al decir afectar hablo de cambiarlas en sus costumbres, antes los fans se escribían, intercambiaban cintas, y ahora es todo con el mouse y un click. 

GG: Internet y la facilidad de su uso ofrece muchas más oportunidades a más personas tanto para difundir música como para acceder a la misma, por lo que actualmente es mucho más difícil para las bandas lograr un impacto con su música como el que se lograba hace veinte, veinticinco años. No significa que esto sea totalmente negativo, Internet es muy beneficioso cuando recién estás comenzando y necesitas difundir tu música, a nosotros nos sirvió para que nos conocieran en toda Sudamérica con solo un par de demos subidos a My Space. También es beneficioso para las bandas consagradas que necesitan promocionar sus nuevos trabajos rápidamente, ya que tienen cierto piso de ventas asegurado (Sodom o Exodus no dejaran de vender sus 10, 15 mil copias de cada álbum por más que se filtren los discos en la red). Los más perjudicados son los grupos intermedios con una modesta carrera y algunos discos sobre la espalda que podrían ver una pequeña moneda con su música y dar el siguiente paso pero se quedan en esa instancia por siempre. Aun así son los tiempos que corren y hay que adaptarse, tomar lo beneficioso y tratar de olvidar lo perjudicial. Yo soy amante de la música en formato físico; sea CD, vinilo, cassette así que mientras tenga un mañana por vivir y una gota de sangre en el cuerpo voy a tratar de editar la mayor cantidad posible de material en formato físico a perpetuidad y no entregarme a esta nueva tendencia del ITunes, streaming, vender mp3 en Mercado Libre y lo que sea que vayan a inventar. 

M: Luego de la gira por Colombia ¿Cuáles son los siguientes pasos a seguir? 

GG: Ni bien volvimos de Bogotá tuvimos un show en Comodoro Rivadavia y otro en Buenos Aires teloneando a Ratos De Porao, fue una semana extenuante. Ahora nos quedan unos 7 u 8 shows más que ya están confirmados hasta fin de año y entre medio de eso entrar a grabar el segundo disco, tenemos fecha en el estudio reservada para entrar durante la primer semana de Septiembre, la idea es hacerlo todo rapidísimo y tardar mucho menos que la vez pasada. 


"TUNGSTENO 2015"

M: Esto ha sido todo Gabo. ¡Algunas palabras finales para cerrar la entrevista? 

GG: Muchísimas gracias por tomarte el tiempo para hacer esta entrevista Martín, fue un placer enorme responder a tus preguntas. Espero que la gente disfrute leyéndola tanto como yo disfrute contestando. Saludos a todos los lectores de Rage Reviews, sean fieles a ustedes mismos, persigan sus sueños y ¡¡¡MANTENGANSE UNDERGROUND!!!


domingo, 5 de julio de 2015

AMOKLAUF "Mournful Prophecies Of A Dying World" (EP, 2014, Death Metal)



Tenemos aquí tres temas de death metal muy bien tocados, sumado a un sonido claro y arrollador que permite distinguir cada instrumento y lo más importante: excelentes ejecuciones de cada músico sumadas a brutalidad bien entendida. Hay algo de bandas europeas como Vader, Aeon y Centurian, es APLASTANTE el incansable repiqueteo de doble bombo a cargo del batero Lucas Speyer, sea en partes medias/rápidas o cuando van a tope. Muy bien usadas las dos voces, en este caso por Nicolás Villar e Ignacio Moreno (Ambos Guitarristas) todo acompañado con letras (En inglés) que abordan la decadencia y el lado oscuro de la mente. Grabado en Ocaso Studio, mezclado por Leonardo Fuster con asistencia de Christian Gulacha Yans, los tres temas son igual de buenos, en sólo diez minutos demuestran que lo bueno y breve, dos veces bueno. Pueden descargar el EP, la banda lo ha autorizado . Se viene el disco debut en unos meses, tienen todo para romperla. 

 Sitio Soundcloud de Amoklauf (Los tres temas están disponibles)

Calificación: 8/10

sábado, 20 de junio de 2015

GHOST "Infestissumam" (2013, Hard Rock)


Tras un primer disco que los puso en el mapa de bandas "importantes" más los elogios de ciertos músicos que hicieron a muchos oyentes reparar en ellos, el conjunto sueco ofrece este esperado sucesor. Básicamente "Infestissumam" tiene todos los ingredientes de su antecesor pero con algo más de pop en el balance. La influencia del Blue Öyster Cult de los 80s (No de los 70s a mi entender y no escucho influencias de Mercyful Fate como mencionan otros) es muy palpable, hay violas que rockean sin arrasar (O sea sin la agresión del factor "metal", cuestión que achacan sus detractores entre varios puntos) pero acompañan las composiciones con el inquieto teclado operado por uno de los "Nameless Ghouls".  Hay momentos más pop como la excelente "Body And Blood" (Mi favorita, estribillo 100% pegadizo), "Year Zero", otros más psicodélicos como "Ghuleh/Zombie Queen" y hasta con partes épicas ("Per Aspera Ad Inferi", "Monstrance Clock" con su tremendo final). El single de promoción cumple y gracias ("Secular Haze"). La voz de Papa Emeritus II es melódica/desganada adrede y le da a los temas su atractivo. Ghost BC (Se tuvieron que cambiar el nombre en Estados Unidos) seguirá siendo una banda amada/odiada por igual, por ende no hay más que destacar. No me gustó el sonido o masterizado de mi copia, saturada por momentos y no con la definición de "Opus..." (¿Culpa de Nick Rasculinecz?). Por último si bien celebro que este CD se haya editado en Argentina - el que ven en foto es nacional - en la lista de temas omitieron incluir dos bonus tracks, entre ellos un cover de "I'm A Marionette" (ABBA). A poco de escribir esta review próximo a salir está el tercer disco de la banda ("Meliora"). ¿Este habrá sido un disco de transición y explotarán en el tercero como la tradición de las bandas llamadas a lo importante manda?. Veremos, mientras tanto, acá cumplieron con un trabajo muy escuchable, lleno de melodías, climas y coros. ¿Buscás metal?. Acá no, Judas Priest preferentemente.

Calificación: 7.5/10

lunes, 8 de junio de 2015

VICTIMARIO "Sculpture Of Insane Minds" (2015, Death Metal)


Tras varios años este combo logra - con mucho esfuerzo detrás - editar su primer CD, lo cual es muy elogiable en tiempos de apatía para este tipo de lanzamientos. Se formaron en el 2012, en el proceso cambiaron integrantes lo cual fue para bien ya que sumaron. Para el 2013 lanzan un EP ("And Death Just Begun") y tocan intensamente en el muy reducido - por desgracia - circuito under de death metal en Capital y adyacencias. Al concurrir a uno de estos shows descubro a la banda. Grabado en Recrear Studio (De Gregorio Kochian, guitarrista/voz de Prion) tenemos diez temas de death metal entre técnico, tiempos medios, muy buenos riffs (Con algo de aroma thrash) pero considero que el ingreso de Mario Zhang a la banda en el 2013 inclinó la balanza hacia el lado brutal en el buen sentido de la palabra. Growls tremendos (Ni les cuento en vivo) bien Old School/Chris Barnes, además de haberse hecho cargo de todas las letras, que están escritas en inglés. Esto no opaca la base de Lucas Coronel (Bajo) y Flavio Coscarella (Batería) que aguanta con todo el volcán que Mario larga por su garganta y los constantes ataques de viola de Sergio Chaile, inquietos, agresivos y certeros. 45 minutos de duración a todo trapo, un trabajo parejo y sin fisuras en donde mis favoritas son "Porn Collector" (Pueden buscar el video en YouTube), "Chess Master", "And Death Just Begun" y "Vae Victis". Victimario se la banca, toca, apuesta, con esfuerzo y gana la batalla. Apto para mentes insanas avidas de death metal local. Las bandas acá están: Victimario es otro ejemplo más.

Calificación: 8/10

lunes, 25 de mayo de 2015

SEXTRASH "Sexual Carnage" (1990, Thrash/Death Metal)

 

Cuarteto brazuca, de Belo Horizonte. Editados por Cogumelo tras un par de demos y un EP, "Sexual Carnage" tiene una marcada influencia de Sarcófago (Era "INRI") algo cruzado con el viejo Sepultura y hasta lo más arcaico de Kreator, Destruction y Sodom. Así que ya sabés que esperar. La producción no es tan villa como las primeras de Cogumelo pero no te esperes a Terry Date tampoco. Una Intro y nueve temas con letras zarpadas, cumplen. "Alcoholic Mosh" se sale un poco del libreto con algún guiño a S.O.D. por los machaques. El resto, sin piedad. La viola de Rodrigo "Damned Sentry" es un caos de riffs, la bata de Eduardo "D. D. Crazy" tiene el tupa tupa y suena bien alta y cascada. No hay mucho más para destacar, el vocalista que cantó aquí ("Pussy Ripper") falleció en 1997 por un accidente automovilístico y la banda sigue al día de hoy. Lo que ven en la foto es una edición de Cogumelo que conseguí hará 5 años. Es muy pobre (Dos laminitas sin mucha información si bien están las letras), y este disco está "remasterizado". No sé... este tipo de thrash sucio/crudo no le veo mucho sentido hacer esto, no se nota ni debería ser tocado ya que la idea de las bandas generalmente es sonar veloces, oscuras, y bien crudas. Pero Sextrash tiene ese sonido Brasileño que identifica a las bandas que salieron en los 80s junto a Sepultura, Dorsal Atlantica, Vulcano y Mutilator.... que son muchísimas. Thrash eficaz, algo de death, temas cortos y... una tapa bien explícita.

Calificación: 7/10

sábado, 23 de mayo de 2015

VITAL REMAINS "Dawn Of The Apocalypse" (2000, Death Metal)


Cuarto CD de la banda de Tony Lazaro que sigue mostrando aquí inestabilidad en su formación (No se ha repetido ninguna formación en cada placa grabada). Joe Lewis se limita nuevamente al bajo, Dave Suzuki brilla tanto en guitarra como en batería tal cual lo hizo en "Forever Underground", e ingresa un vocalista llamado "Thorn". Tras la intro de rigor estos tipos hacen lo de siempre y con eficacia: death metal con bastante olor a Morbid Angel, MUY oscuro, veloz con mucho clima macabro y blasfemo bien logrado. Aunque acá las blasfemias líricas clásicas contra la figura puntual del Cristianimo o de Jesús desaparecen para zambullirse en una temática estrictamente satánica. De hecho el álbum está dedicado a la memoria de Anton Szandor LaVey (Fundador de la Iglesia Satánica). En el booklet antes de cada letra hay citas de distintos autores (Desde Freud, Goethe, Goebbels, El Marqués de Sade para mencionar algunos) y es el aporte más significativo en el rubro "Pongamos algo distinto". Todas las letras fueron escritas por el nuevo vocalista y Suzuki. En lo musical mantienen la nave en lo que fue "Forever Underground" pero con una producción más cruda. Thorns es un vocalista discreto para el estilo, pero en lo personal no me parece muy atractivo su lista de gracias en el disco: entre varias cosas innecesarias agradece al ron y a la cocaína (Dos veces a esta última... ¿Que te ocurre che?).... será por eso además que duró este disco sólamente. Temas largos, se repiten las acústicas con reminiscencia flamenca cortesía de Suzuki en varios de ellos (En especial "Came No Ray Of Light", instrumental). El resto es un festín de death metal interpretado por tipos con raíces en la vieja escuela y mostrando ALGUNAS cosas que aparecerían más marcadamente en su etapa más reconocida (2003- cuando Glen Benton asume las voces en las grabaciones para "Dechristianize"), tal es el caso de la elaboración de "Sanctity Of Blasphemous Ruin", o composiciones 100% características de ellos como "Flag Of Victory", "Black Magic Curse". Se cierra este festín deathmetalero con un tema monocorde, pesado y largo que con su título resume bien la idea de la banda para esta ocasión: "Societe Des Luciferiens". Último disco de la banda con Osmose y un dato interesante que mucha gente le espeta a estas bandas: tanto Satán, Lucifer, me cago en las religiones pero usan los años del Calendario Gregoriano. Vital Remains aclara que esto fue grabado en Junio-Julio XXXIII Anno Satanas y Osmose no pone (c) 2000 en ningún lado. Nada importante, pero al menos lo que cuenta acá que es la música sigue bien en el underground, y death metal sin concesión alguna. El fin de una etapa para ellos, en tres años comenzaría una ya reseñada en el blog.

Calificación: 8/10

viernes, 15 de mayo de 2015

CENTURIAN "Contra Rationem" (2013, Death Metal)


No lo comenté pero este CD fue de mis favoritos del año 2013. Centurian "era" una banda holandesa que durante 1999-2001 sacó dos discos brutales y concisos que pasaron inadvertidos en la línea de Deicide/Morbid Angel ("Choronzonic Chaos Gods" y "Liber Zar Zax"). Se separan pero siguen bajo el nombre de Nox (Editan un trabajo brutal y técnico) pero al fin de cuentas rebobinan y todo vuelve a ser Centurian. Los ficha Listenable Records y sale "Contra Rationem". Acá hay lo que a un fan del death metal ala Morbid Angel, Malevolent Creation, Vader le va a gustar pero bien al grano, brutal, bien producido y sin temas de relleno o largos (Promedian los 03:50). Hay blast beats, medios tiempos, sin que se abuse de ambos recursos por mucho lapso, la voz de Seth Van De Loo es muy "Benton" y los riffs pesadillescos de Rob Oorthuis son 100% inspirados en Trey Azaghtoth (Morbid Angel). Por momentos suena a un "Covenant" menos bardero, pero es un trabajo que aplasta cráneos, todos los temas se la bancan pero hay uno que sí llama la atención por sobre los demás ("Feast of The Cross"). Las letras como Deicide y Vital Remains se focalizan contra el cristianismo en forma explícita (Ej: "Judas Among Twelve"). Lo curioso de esta edición es que no se entiende un carajo el booklet y el anverso, entre el color más que optaron por usar un estilo de letra pseudo sumeria (?) que apenas se lee. Único punto en contra. El resto es casi 30 minutos de death metal al mango. Un regreso que marcó su mejor trabajo al día de la fecha.

Calificación: 8.5/10

martes, 12 de mayo de 2015

FATES WARNING "No Exit" (1988, Heavy Metal)


El quinteto de Connecticut siempre fue a contrapelo de las tendencias. Ya en sus primeros tres discos cuando todo era glam o thrash en América del Norte, ellos hacían una suerte de metal maideniano con pasajes épicos más algo de Judas Priest y Queensrÿche. Acobijados por el sello under más importante de esa década: Metal Blade, tenían un as de espadas: El ENORME cantante John Arch (Pilar en los resultados de los discos citados antes), que por desgracia termina dejando la banda. Audicionan cantantes y el puesto es tomado por Ray Alder. "No Exit" es - y fue en su momento - un quiebre en la carrera de Fates Warning. No por el nuevo vocalista sino que aquí endurecieron marcadamente el sonido de sus violas, que en ocasiones rozan los machaques del thrash metal pero sin perder su cauce metálico. El tandem de Jim Matheos y Frank Aresti se lleva las palmas, balanceando agresión, escalas, melodías y galopes en cada track. En cuanto a las composiciones vale mencionar que son un paso más allá de "Awaken The Guardian" (El sublime disco anterior, comentado aquí en el blog) ya que se empieza a divisar el embrión de lo que la banda sería musicalmente en poco tiempo después: un grupo de metal progresivo muy en la vena de Rush. No por algo se despachan con una obra de arte de más de 20 minutos titulada "The Ivory Gate Of Dreams", que son ocho piezas que se pasean desde lo pomposo ("Quietus", "Ivory Tower") hasta temas más elaborados sin perder el ADN ("Acquiescence"). He leído reviews en donde la gente dice que le parece un tema entero en donde "se vuelve a un punto", en lo que a mi concierne las piezas son diferenciables como pasa... en los discos de Rush (Ej: Hemispheres, escuchar "La Villa Strangiato", o el Lado A de "2112"). Igual es una experiencia imperdible escuchar esos ocho movimientos de corrido. El resto de los temas (O sea, el viejo Lado A, arrancamos al revés) son una intro innecesaria (El tema título), y cuatro composiciones: lo más pesado que tal vez hayan compuesto en su carrera ("Anarchy Divine"), epicisimo a medio tiempo ("In A Word") y un corte del que se hizo un video con mucha dinámica en las violas y.... Alder. Gran reemplazo, y lo demuestra precisamente con sus toques Halford en "Silent Cries". No es John Arch pero no pretende serlo, y se acopla perfectamente a la música. Discípulo de tipos como el Metal God, Bruce, Geoff Tate, le imprime a "No Exit" mucha intensidad. Para muchos el punto más alto de la discografía, a no dudarlo, un excelente laburo que visto en retrospectiva marcó un quiebre y permite apreciarlo más aún. De hecho lo que ven en la foto es la edición 25 aniversario de la placa, afortunadamente no la remasterizaron (O no dice nada en el booklet), pero como toda reedición metieron tres demos de como iban preparando "The Ivory..." y un DVD con tomas de la gira del disco, nada relevante, algunos shows filmados desde laterales, micros que se descomponen y boludeo sano de los miembros de la banda. Heavy metal muy personal, no para cualquiera, siempre Fates Warning fue para ciertos oyentes, no para el mainstream. Acaso "No Exit" es uno de sus mejores ejemplos.

Calificación: 9/10

sábado, 9 de mayo de 2015

LA ANTI REVIEW: MONSTERS OF ROCK 2015 (2 de Mayo de 2015, Ciudad del Rock)


Lo que vas a leer en este espacio como dice ya el título no es una review del evento. Sino una descripción, enumeración y crítica de cosas que acontecieron el Sábado 2 de Mayo en "Ciudad Del Rock". Este lugar era el viejo y querido "Interama" (Que luego pasó a llamarse "Parque De La Ciudad"), en los ochentas sino era el parque de diversiones más importante de América del Sur le pegaba en el palo. Por desgracia el destino quiso que quedara en el abandono, tanto los juegos como el predio (MUY espacioso) y hace unos años se lo replanteó como espacio para ciertos recitales de rock. Sito en Villa Lugano (Sur de la Capital Federal) no sabía con qué me iba a encontrar pero no me iba a perder a los tres MONSTRUOS (Con sus últimos cartuchos para disparar, tipos con 40 años de carrera o más): Motörhead, Judas Priest y Ozzy Osbourne. Jamás se vió en Argentina una grilla tan emblemática y emocionante si te gusta el metal de esa época. Sin mucha expectativa (No soy muy fan de Ozzy, si de Judas y me encanta Motörhead) fuimos en el auto de un amigo hacia "Ciudad Del Rock". El primer escollo fue la entrada vehicular. La ORGANIZACION no se tomó la molestia de preveer el flujo de gente que iba a ir hacia Lugano lo cual en un momento para entrar al estacionamiento del lugar (Con capacidad para 9000 coches) se volviera una pesadilla. Gente que se colaba, maniobras peligrosas (Se invadía el carril de Metrobus con este operando), coches a contramano, todo retrasó y puso nervioso a algunos al volante.

En nuestro caso optamos por dejarlo fuera del recinto ya que de seguir esperando nos perdíamos a Motörhead. Ese día y el anterior llovió copiosamente, a la tarde por suerte paró... pero el barro invadió tanto las adyacencias, las zonas de entrada y ciertas partes de "Ciudad Del Rock" (La parte trasera de las plateas era un lodazal). Al acercarme, el cacheo fue un chiste: podía entrar con una ametralladora que no se daban cuenta. Y yo fui... ¡A platea!. El público luego de entrar lógicamente se quería echar un meo antes de posicionarse y no hubo baños químicos que alcanzaran, lo cual hizo que decenas de personas se echaran un cloro a los costados en donde hubiera algún verde. Llego a mi "platea", un asiento de plástico todo mojado en una platea tubular que se movía más que la vieja popular de madera de la cancha de Ferro visitante para los que la llegaron a conocer. Puedo sonar a vieja quejosa a esta altura pero si hay una ORGANIZACION no pretendo que salga todo perfecto sino que algunas de estas cosas se MINIMICEN, más si se pueden hacer en la práctica. 

Retrocediendo un tanto me han llegado comentarios que la desorganización se extendió a gente que retiraba la entrada en el momento del show (Tal es el caso de MUCHA gente que viene de las Provincias o países limítrofes), no estaba señalizado el lugar de retiro, algunos iban al de "venta de entradas" lo cual demoró a esta gente y no extrañó que a las 17:20 cuando empezó Motörhead uno presumiera que había aún bastante gente afuera. Respecto a la división del campo no voy a emitir un juicio ético si el VIP o no VIP (Se extiende a casi todos los shows grandes hace años) pero a la postre generó más molestias en este caso. El Campo Común estaba repleto y mucha gente maniobraba para pasar al VIP (La mitad para adelante del lugar). Algunas personas que estaban en la frontera del VIP recibieron agresiones, escupidas, cuando ya mencioné que la práctica es común desde hace años y no viene al caso acá.

El sonido al ser un lugar abierto y amplio se vió desfavorecido por los vientos del día, estimo que los que estaban en el Campo VIP tuvieron la mejor parte, de las plateas para atras iba y venía. Lo bizarro fue en buena parte del set de Motörhead escuchar una radio (?) que interfirió con el sistema de sonido (Parecía ser el relato radial del San Lorenzo Velez que se jugaba irónicamente no muy lejos del lugar). Con Judas Priest se repitió pero mucho menos. Por momentos me acordé de la película "Spinal Tap" (¡Veanla si no lo han hecho!). Para la salida el lugar (DENTRO) estaba escasamente iluminado y uno deambulaba entre el barro y el olor a meo (Más los que se fueron a mandar otra ronda).

Para que no sea tan anti, algo de las bandas: TRES GRANDES. Lemmy y sus 70 años se sienten pero emociona verlo ahí estoicamente rodeado de dos musicazos. Judas fue lo mejor de la noche pero en donde estaba el viento hizo estragos. Halford lo dió todo y me emocionó ver en el último tema como quedó cantando de rodillas casi entregando el alma a la gente. Ozzy confirmó su carisma y oficio de gran entretenedor y tipo que la tiene clara para hacer un show, la gente se enganchó con el y el manguerazo tradicional del "Madman" lo ligaron al final los fotógrafos acreditados al evento. Me quedo con eso: vi a los tres juntos, en sus etapas finales, íconos del metal. ¿Si las cosas se hubieran ORGANIZADO mejor?. La hubiera pasado mucho mejor.

Para terminar, se sabe que los shows a estadio abierto son jodidos, sea con los accesos, sonido apropiado, y logística. Pero este dejó mucho que desear. No pretendo perfección, pero acá hubo cosas que no puedo dejar pasar. Voy a shows desde 1991, puede que la edad me haga más crítico y antes ciertos aspectos los pasara por alto pero acá hubo muchos y en simultáneo. No iba a escribir pero cuando en la semana empecé a leer algunas quejas de gente mucho más jóven que yo me lancé a hace esta "Anti Review". Luego de esto, más motivado que nunca para ver fechas de bandas nacionales que tocan en lugares chicos y hacen las cosas bien, por amor a la camiseta.

Y en mi caso con varios "Monsters" encima, cuelgo los botines. No es lo mío ya (Pero no me iba a perder a esta trilogía mortal)

jueves, 30 de abril de 2015

VITAL REMAINS "Forever Underground" (1997, Death Metal)


Debo reconocer que a este disco no lo pesqué de entrada, como a otros de la banda. De hecho lo vendí pero por esas ida y vueltas de la vida me volvió hace 2 años como un promo perdido que me envió un amigo norteamericano (Lo ven aquí en la foto). Eso hizo que lo volviera a desasnar en el equipo. Vaya si le encontré golazos esta vez y a la postre comprendí que era lo que me frenaba antes. Para este tercer disco la banda casi se desarma quedando sólamente Tony Lazaro y Joe Lewis. Este último pasa de bajista a cantante, y se llama a un baterista (Dave Suzuki) que cuando llega en su combi destartalada dice "Además toco guitarra y bajo". Comentan que al escuchar las pruebas a las que lo sometieron a los otros dos se les cayó la mandíbula al piso. El tal Suzuki venía de familia de músicos de jazz (Entre otros géneros) y el desde niño tocaba estos estilos, flamenco y otros. Un virtuoso oculto. Que acá inclina la balanza. Lo que me frenaba en mi primera época con este disco era lo tremendamente extenso de los (pocos) temas, 8 minutos en promedio. Aquí tenemos 5 temas y un interludio macabrísimo instrumental ("Farewell To The Messiah"). Pero armandose de paciencia los temas son musicalmente blasfemos, oscuros, precisos, con más balance entre tiempos medios y blast beats, Suzuki inyecta acústicas flamencas en algunos, con lo cual en casi 43 minutos y con un título muy bueno (La banda debutaba con nuevo sello, Osmose Records) que definía más que nunca de donde provenían y querían estar. El resto son largas dosis de death metal con una producción entre cruda y correcta, el tema título, "I Am God" (Con cierta onda al Morbid Angel de "Altars...") y la cerradora "Divine In Fire" - una JOYA y de lo mejor que se le ha escuchado a esta banda redondean tal vez un CD que pegó inmediato en algunos pero pasó inadvertido para muchos. Las letras como siempre son una oda a la blasfemia, oscuridad y críticas a las religiones - cristianismo a la cabeza - y fueron compuestas por Joe Lewis. Acaso una banda y un álbum que crecieron demasiado en mi caso con el tiempo.

Calificación: 8.5/10

sábado, 18 de abril de 2015

KISS en ARGENTINA (Estadio Velez Sarsfield, Jueves 16 de Abril de 2015)


(Rewiew escrita por Fernando Enrique Boido)

Empecé a escuchar y apasionarme por la música hace 36 años; eso me cambió la vida y me seguirá marcando por siempre. Y lo hice por KISS.  De ahi que la banda dejó de ser para mi meramente un gusto musical para pasar a ser algo que va más allá y verdaderamente tiene que ver con los sentimientos.  Es en ese punto que un grupo como KISS pueda ser comparado con los Beatles, por aquello de la intensa interelación fan- artista y su capacidad para atraer a sus huestes distintas generaciones de público a través de los años.

Aún hoy los chicos empiezan en la música por los Beatles... pero también lo hacen por KISS.  

Durante años los fans de KISS fuimos maltratados aquí y afuera por el desconocimiento de la prensa ignorante y la sordera de la intelectualidad musical; KISS era grasa y sin vuelo artístico, una banda durante tiempo subestimada y descalificada. Pero no cualquiera llega a los 40 años de carrera (42 para ser exactos) de casualidad, basándose solamente en la espectacularidad de su imagen y shows.

El reconocimiento de gente como Paul McCartney, Jimmy Page o Paul Rodgers y sus colegas contemporáneos, sin contar las muchas camadas de grupos a los que  influenciaron desde los 80s hasta nuestros días, los millones de fans que los siguen o ser una de las tres grandes e históricas bandas americanas de rock junto Aerosmith y Van Halen (Y probablemente una de las veinte más importante de la historia) desmienten esa afirmación... no se puede engañar tanto tiempo a tantos.

Y el jueves 16 de abril de 2015 bajo el pretexto de su gira 40 aniversario, KISS dió su décimo concierto en Buenos Aires. Precedido por la expectativa de siempre para con su gente, pero en un mar de dudas y comentarios no muy auspiciosos. 

Cambio de estadio, acaso floja venta de entradas, y las interminables discusiones en la web de sus propios fanáticos, entre el bando de quienes aprueban la historia y el presente del grupo, y aquellos que se transformaron en las viudas de la formación original de los '70 que inició la leyenda y constituyó el legado musical más importante, pero que sin ver más allá no aceptan que Ace Frehley y Peter Criss son dos señores grandes (a la par de Paul Stanley y Gene Simmons) y ex músicos, cuyos excesos y conductas erráticas les han pasado facturas, y sus capacidades para tocar y sobrellevar el ritmo de actividad de un grupo como KISS ya flaqueaban hace casi veinte años en la gira de la reunión.

Como alguna vez dijo Stanley "No estariamos aqui sin ellos, pero tampoco con ellos hoy".  Tommy Thayer y Eric Singer quizás sean usurpadores de sus personajes (No en realidad ya que Frehley y Criss vendieron sus derechos a Simmons-Stanley y el manager Doc McGhee) pero son a la vez quienes permiten que la banda siga girando con nivel. 

Hasta el propio Stanley era también centro de comentarios... Una fallida operación de nódulos en la garganta en el 2012 que no dió los resultados esperados, conspira contra la brillante e interminable voz que tuviera durante 35 años y lo tiene a maltraer actualmente, golpeando al corazón musical del conjunto.  Como muestra vaya algunos shows del 2014 y el de Santiago de Chile el pasado 14 de abril en un estado tristemente lamentable pero aún así orgulloso antes de preferir pistas engañosas.    

Y es por la longevidad de la banda (Que no sube a un escenario meramente a tocar) y la incognita que genera para su futuro la voz de Paul, que esta visita tuvo de antemano la sensación de ser la última para varios de nosotros; y por ello es que particularmente esta vez no iba a exigirles nada, sino solamente homenajearlos y disfrutar por todos los momentos pasados.                            

Ante 45 mil personas en un estadio colmado en un 90%, y precedido por el característico "All right Buenos Aires... you wanted the best, you got the best... the hottest band in the world...", KISS salió a honrar su legado a con huevos y pasión, a despejar las dudas y a pelear contra las adversidades, inclusive las climáticas, ya que por el viento se canceló la caida del telón de apertura o se suprimieron las lenguas de fuego en lo alto del escenario en "God Of Thunder" para evitar que un llamarada acabara con el techo.  Si KISS llegó a donde lo hizo fue entre otras cosas gracias a su metódico profesionalismo, no estamos hablando de gente improvisada como Great White o Callejeros...   

En una versión reducida del escenario que presentaron en la residencia en el "Hard Rock Casino" de Las Vegas hace seis meses y los recitales de Japón este año (sin las pantallas gigantes a los costados y los elevadores de Simmons y Thayer) pero con toda la carga de humo, fuego, bombas, y serpentinas, KISS disparó tres cañonazos uno tras otro sin intervalos: la histórica "Detroit Rock City", una aplastante "Creatures Of The Night" que fue la primer joya de la noche, y el regreso a los '90 y la reunión con "Psycho Circus". 

De entrada las cartas estuvieron echadas: sonido parejo de principio a fin, con cuerpo, claro y fuerte; ejecución exacta, una banda aguerrida y una puesta en escena igualmente impactante con mucha pirotecnia, explosiones, un arsenal de luces y lásers impresionantes, hicieron el mejor concierto de KISS en Argentina no solo de esta formación sino de su etapa con maquillajes, solamente superado por la inolvidable visita del '94 (con el propio Singer y Bruce Kulick) en su etapa musical más importante de los últimos 20 años. 

Y parte de las buenas condiciones en que se desarrolló todo tuvo que ver el estadio a pesar de la desastrosa organización por parte de la productora Fénix. 

Partiendo de la premisa que no hay en Buenos Aires un recinto adecuado para recitales con buena acústica y que KISS jamás tocó a cielo abierto en un lugar que no fuera River, la elección de Vélez fue acertada. Una cancha más chica aunque igualmente difícil de llenar, donde el sonido no se perdió nunca y desde la Platea Baja Norte al menos se vió con cercanía y nitidez absolutamente todo el escenario y cada detalle visual, dando por tierra con las distancias sin sentido del estadio de Nuñez.

Siguió el ya tradicional saludo de Paul ("no hoblo españoul muy bien pero comprendo tus sentientos y mi corazón es suio !!!") y la parte pesada a cargo de Simmons con "I Love It Loud" y "War Machine", un tema que en vivo arrolla. El show de KISS fue ágil, casi sin interrupciones, sin solo de batería y con una corta intervención de Thayer con la guitarra luego de "Hell Or Hallelujah" que sirvió como pretexto para disparar los cohetes desde su clavijero; y si bien la parte escénica fue fundamental como siempre, la banda pareció más que nunca concentrarse en su música y la interacción con el público, en un ritual inexplicable con palabras.         

En 1:45 hs. y 17 temas el grupo dejó en claro para los desprevenidos porque es una máquina de rock que pega una y otra vez, repasando su trayectoria donde no faltaron clásicos eternos como "Do You Love Me?", "Deuce", "Parasite" y hasta la gema de "Hide Your Heart", jamás interpretado en suelo argentino. Inesperadamente "Lick It Up" (una canción hipergastada y que en vivo no ofrece novedades aún con el interludio de "Won't Get Fooled Again" de los Who) se convirtió en el punto más alto, sonando muy cruda en medio de gases y lanzallamas. 

Y es obvio que el grupo no tuvo 40 años desperdiciados, en especial Stanley y Simmons.  Tommy Thayer si bien no tuvo el brillo de sus performances del 2009 y 2012, es innegablemente el imitador más digno que pueda tener Frehley y que hizo recuperar el sonido setentoso del cuarteto original.  Eric Singer es el mejor baterista de hard rock de los últimos 25 años y no solo el más talentoso de los que pasaron por KISS, sino también el músico de mayor nivel con el que cuenta el conjunto; a partir de su técnica y fuerza es responsable de llevar a la banda a un nivel más pesado, dinámico y contundente.  Probablemente toca de distinta manera el mismo tema todas las noches y es una parte imprescindible de la estructura sónica del grupo.

¿Que decir de Paul Stanley? Que decir de un tipo que es EL showman, EL rockero inoxidable, ¿EL artista puro en toda su dimensión?. Alguien al que me es imposible referirme con objetividad por ser mi ídolo de siempre... con 63 años, un estado físico envidiable y su sola presencia, tuvo como es habitual a sus pies a la audiencia durante todo el concierto. Verlo saltar, recostarse y bailar arriba de botas de 20 cms. (con prótesis de caderas y rodillas incluidas), llevar el espectáculo adelante siempre con sus poses y carisma y colgarse en medio del viento y algunas gotas para atravesar el campo y cantar casi al alcance de la mano "Love Gun" fue emocionante. 

Si bien su voz fue claramente la mejor versión que pudo presentar fácil de un año a esta parte (y notablemente superior a la de Chile 48 hs. antes) aguantando estoicamente algunos tonos altos y quizás siendo conciente del desgarro vocal del que no parece tener retorno, suplió esa disminución con una entrega sin límites.  

Y no menos conmovedora fue la actitud de Gene Simmons con casi 66 años y más de 100 kg. de peso y armaduras...

Un Simmons desde hace años desconectado musicalmente, con su tono aguardentoso de ultratumba y un impecable estado se cargó en vivo al grupo para tapar los baches y salir en auxilio de su hermano averiado.  Junto a Singer fueron los responsables de romper huesos y hacer temblar los cimientos de Vélez.  Escupió fuego y desde las alturas y con viento incluido descolló en la épica "God Of Thunder", acompañada en otro truco casual por la inestabilidad del clima con los primeros truenos y relámpagos.                                                                                 

Después de "Love Gun" llegó el final explosivo con "Black Diamond", la batería por los aires y toda la artillería pirotécnica.  Y fue en "Love Gun" que me atrapó la nostalgia: mientras Stanley cantaba bajo la lluvia, imágenes de mi vida junto al grupo empezaron a pasar por mi ojos... en ese momento mi cabeza cerró una historia con la banda, sentí que ya nos habíamos dado mutuamente todo y que si KISS decidiera acabar su actividad luego de este show estaba bien y podríamos continuar en paz. 

El bis fue otra descarga eléctrica y enganchada con "Shout It Out Loud", el estadio viniéndose abajo en "I Was Made For Lovin' You" (y otro instante donde las imágenes se me hicieron presentes), y la fiesta final de "Rock And Roll All Nite".  Luego de cinco minutos de fuegos artificiales y mientras sonaba "God Gave Rock & Roll To You", se largó una tormenta huracanada que no pareció importarle a nadie.                   

KISS hizo honor a su gloria y celebró su leyenda.  Vino, tocó y venció, con el agregado de sensaciones nunca antes experimentadas...

La música purifica el alma y alimenta el espíritu.  Disfrutar a KISS es purificador.

Para ellos... gracias.
  
Calificación: 9/10   

sábado, 11 de abril de 2015

SCANNER "Hypertrace" (1988, Heavy Metal)


Estaba en quinto año (1989) e iba ya a disquerías en donde llegaban vinilos importados de bandas "desconocidas" que los disqueros iban trayendo. Sino te limitabas a lo que publicaba la Revista METAL e ir a comprar las ediciones nacionales. Todo esto en un momento en donde en todo el heavy metal estaban pasando cosas muy interesantes, tanto en Estados Unidos... como en Europa. Dentro del viejo continente, un país picaba en punta tanto en thrash como en metal: Alemania. Salían bandas como flechas, gracias a muchos sellos que apostaban y a la gran cantidad de tipos que gestaban todo ese movimiento. Ya estaban Accept, Scorpions, pero tras Warlock, Helloween y Running Wild se dispararon bandas que eran un tanto dificiles de encasillar... Muy veloces para ser metal pero no tan machacantes para meterlas en el thrash. Algunos hablaban de "Power Metal" (Termino que en la actualidad representa otra cosa mucho más edulcorada y carente de potencia a mi juicio). En mi caso prefería hablar de heavy metal más intenso de lo normal y manteniendo un caudal de melodía. Es así como en una de las visitas me dicen "Este grupo es hermoso". Y me llevo este cassette de Scanner. Realmente si esta banda no fue reconocida en su momento, la gente se la perdió porque "Hypertrace" es imperdible. Cinco músicos que toman un concepto de ciencia ficción para las letras y el vestuario, excelentes compositores e intérpretes con diez temas que literalmente te llevan de paseo por la Galaxia ida y vuelta. Si, hay influencias: Accept, Judas Priest, el primer Helloween, pero el quinteto le mete una adrenalina tremenda en simultáneo con excelentes melodías y coros en todos los temas (Algo muy Germano). Michael Knoblich es un excelente vocalista, que va desde los rangos medios hasta los agudos a lo Rob Halford (Escuchar el arranque de "Wizard Force"). Sería injusto no mencionar las duplas y contrapuntos que dibujan los guitarristas Axel Julius y Tom Sopha. Y el bajo audible de Martin Bork. El viejo Lado A es imperdible, con "Warp 7", "Locked Out" y la pausa con un medio tiempo con olor a posible hit ("Across The Universe"). Los demás temas te mantienen en el asunto siguiendo la línea de los primeros pero con algo menos de brillantez (No sé si es que desaceleran y se pierde algo del impacto que había de entrada), algo del Judas a medio tiempo en "Retaliation Positive" o "Grapes Of Fear" muy buena en composición y 100% "Alemana". Producido por Frank Bornemann, un tal Ralf Sheepers figura en los creditos de los coros (No se especifica en el booklet en que temas, se asume que participa en todos). El CD que poseo es un relanzamiento de un sello inglés, con reportajes a algunos de los músicos y un remasterizado que potencia más lo que era el sonido original sin desvirtuar la grabación original. Una joya oculta de los ochentas.

Calificación 8.5/10 

jueves, 9 de abril de 2015

QUEENSRYCHE "Rage For Order" (1986, Heavy Metal)

,

Esta banda en los 80s fue una de las excepciones pensantes norteamericanas de heavy metal. Con un comienzo muy auspicioso en donde la cosa pasaba más por un Iron Maiden pretencioso y progreta, para este segundo álbum el quinteto de Seattle logra un resultado más texturado, más audaz, y arriesgado. Se trata de un trabajo medio dificil para el oído común pero lo considero como el disco en donde la banda se encuentra con su mejor personalidad. Neil Kernon de productor, sonido limpio, músicos de nivel superlativo (No puedo dejar de pensar en la garganta de Geoff Tate y la batería de Scott Rockenfield), se larga la "Furia Por Decreto" como caprichosamente lo editaron en Argentina allá por los 80s. Si uno veía la imagen de la banda podía pensar que eran casi glam: error. Eso me pasó a mi de joven viendo revistas nacionales y dejé pasar el tren hasta el disco siguiente. De esta época no hay nada que suene agresivo y a la vez preciso, pretencioso, todo esto agregado por composiciones excelentes como el abridor "Walk In The Shadows" (Coros del carajo), "The Whisper", otras más filosas como "Surgical Strike", malabares en "Chemical Youth (We Are Rebellion)", todo a la sazón de un Tate PERFECTO en la voz, secundado por Chris DeGarmo en la viola. Hay un cover de una banda canadiense pop (Dal Bello, ni idea quienes eran) que zafa y no desentona tanto llamado "Gonna Get Close To You", pero no puedo explicar la emoción, pompa y locura que me genera escuchar "London" (Un tema más "remanso" pero con "algo" que no puedo definir) cada vez que repaso este CD. Los coros, el clima creado, ROCKENFIELD. Y "Rage For Order" agrega eso a Queensrÿche, teclados, atmósferas, es una banda creciendo, madurando y ya avisando que no es para cualquier oyente. Disco no apto para primera oída, y sí para escucharlo con detención. Lo mejor estaba al caer, el que avisa no traiciona y este CD fue más que "Una Advertencia", una consolidación de "La Q".

Calificación: 9/10