miércoles, 1 de abril de 2020

MORBID "Year Of The Goat" (2011, Compilado)



Tenemos a una banda de culto aquí que surgió en el año 1996 fundada por Per "Dead" Ohlin. ¿Quién corno era?. Un joven sueco que gracias a grabar un primer demo con esta agrupación pasa a las filas de Mayhem, la banda noruega de black metal. Todos nos enteramos de Morbid por la historia de Mayhem que invito a Googlearla para no irnos por las ramas. Lo interesante de los inicios de la banda es que hubo más músicos suecos involucrados que a futuro serían conocidos: L. G. Petrov, vocalista de Entombed y baterista a la vez tomando aquí los palillos, y Ulf Cederlund que se hace cargo de la guitarra. Otros dos músicos no conocidos completan la formación: Gehenna en la otra guitarra y Dr. Schitz en bajo. Los cinco graban su primer demo en diciembre de 1987 titulado "December Moon" (cuac). Este compilado esta conformado por el mencionado demo de cuatro temas, más siete ensayos grabados y diecinueve temas en vivo grabados en tres shows distintos en Estocolmo por el año 1987. Respecto al demo se nota la influencia del thrash tipo Sodom/Kreator era "Endless Pain" o el primer Sepultura y ya "Dead" tenía esa voz siniestra que plasmaría en el disco en vivo de Mayhem grabado en Leipzig o el lamentablemente editado "Dawn Of The Black Hearts" en donde la portada es su foto muerto tras haberse pegado un escopetazo en la cabeza (Repito para Mayhem remitirse a motores de busqueda). El demo tiene un decente sonido para la época y supongo que eso captó la atención de Euronymous de Mayhem. Los ensayos son bien crudos, violentos y el reflejo de los adolescentes sacandose la ira con acoples, pifias y todo bárbaro ya que es auténtico. Respecto a los shows en vivo se escucha mucho al escaso público y la banda mantiene un poco lo que se escucha en ensayos, me refiero a más crudeza que en el demo e ir al ataque. Hay temas que se repiten ya que son tres shows distintos. ¿Entra en banda de culto?. Sin dudas y le gustará a todo el que sea fan del viejo thrash alemán o el primer Sepultura. Está en la plataforma más famosa de streaming y todo. 

domingo, 29 de marzo de 2020

METAL PROG POP CAST


Gratísima sorpresa me llevé al descubrir este podcast en Spotify gracias al aviso de mi colega Alejandro Carro del blog “Armada De Los Inmortales” quién muy entusiasmado me lo recomendó diciendo de que se hablaba de un disco en donde tres personas de estilos distintos daban sus pareceres con mucha coherencia y sin “vender humo”. Fui escuchando varios de los programas y no quería dejar de hacer una review ya que han creado algo original y a contrapelo de los tiempos que corren. “Politicamente incorrecto”. Tres fans de la música que realmente saben de POP, PROGRESIVO y METAL. Pero dejemos que Angel Appiani (El fan del rock progresivo) conteste las preguntas que le hice como para saber de qué se trata todo este asunto. 

1) RR: Angel, gracias por tomarte el tiempo de contestar estas preguntas. La idea es hablar de como se fue gestando el podcast. En el caso de ustedes me pareció interesante ya que salvo Guido, con Bombi ustedes son de mi generación y nosotros nos criamos con otras tecnologías. ¿Cómo es que se les ocurre crear el podcast y cuál era la idea principal para desarrollar todo? 

Angel Appiani (MetalProgPop Cast): Conozco al Bombi (El fan del pop) y al Tut (El fan del metal) de hace años ya que compartí bandas con ellos y por mi proyecto musical “Lecheenpolvo & Friends”. Como estuve tocando en otra banda y hacía mucho que no los veía se me ocurrió la idea de hacer un podcast sobre música, principalmente luego de haber escuchado un Podcast tributo a Génesis y de cómo se podía armar, y sabiendo que el Bombi que es una enciclopedia humana de pop principalmente y también sabe mucho de rock progresivo dije “Él es una buena punta”. Y al Tut, que es el señor del metal, tiene mucha data y además se toma todo en forma efervescente, me pareció también ideal. Entonces les mandé unos mensajes de audio – que los tengo guardados todavía – a Tut principalmente y luego lo llame al Bombi, todo ahí se fue generando. A partir de eso empezamos a gestar la idea de cómo se podía dar el programa. Su esencia es presentar un disco y defenderlo – o no porque quizás a los otros dos les gusta- que es lo que figura en todas las redes… ¿Qué pasa si tres personas se juntan a hablar de su estilo musical preferido, presentar un disco y defenderlo para decir lo que realmente uno piensa?. Si a mí hay algo que no me gusta lo digo tratando obviamente de hacerlo con un fundamento. Esa es la idea principal del programa 

2) RR: Yo conozco el podcast por un conocido colega que me lo recomienda precisamente diciendome "Mirá son tres personas de pop, metal y progresivo" e interactúan mientras analizan un disco. Para los que leen el blog, podés comentarme como es la dinámica del programa, desde como eligen un disco, hasta como cada uno de ustedes lo analiza desde su "formación musical" en cuanto a gustos? 

AA: La dinámica del podcast fue cambiando porque al principio hacíamos programas muy cortos de 35 minutos o 45 como mucho. Pensábamos que era lo que iba a durar para que la gente no se aburriera, pero después vimos que nosotros no nos sentíamos cómodos ya que queríamos contar algo más, principalmente la historia de la banda – de cómo se formó – de que manera llegaban al disco que estamos presentando, lo que pasaba después como ser el arte de tapa del álbum o sea cosas interesantes que considerábamos le sumaban al oyente que nunca escuchó ese disco, para ponerlo en el contexto y la historia en que fue creado. ¿Cómo elegimos nosotros los discos?. Tratamos de que sean bien representativos de cada uno de los estilos. El tema es que a veces desarrollamos una temática en especial, creo que la primera vez que salió una fue una vez que elegí una banda alemana llamada Triumvirat, ahí enseguida Tut trajo a Rammstein y el Bombi trajo a Kraftwerk. Nos dijimos “Acá hay otra posibilidad de expandir opciones para que la gente participe” y arrancamos con el Instagram mientras veíamos el feedback que teníamos con los oyentes. Principalmente tratamos de que en cada programa primero elija uno un primer disco, en el siguiente el otro y así sucesivamente, a veces lo que hacemos en programas especiales como en alguna fecha patria ponele 9 de Julio o 25 de Mayo hacemos bandas nacionales y a veces en casos muy especiales como un aniversario hicimos “intercambio de estilos”, por ejemplo Tut elegía algo de Rock Progresivo el Bombi algo de metal y así. Hay algo importante que quiero destacar: el programa NO ESTA EDITADO ya que en ningún momento se corta la grabación, a ser de que haya un desperfecto técnico – que nos ha pasado un par de veces – pero si ves los videos y los audios en ningún momento se edita: ahí queda, es como si fuese EN VIVO en donde desde ya no hay forma de editarlo, sólo que obviamente después queda grabado en la web. Sale lo que realmente pensamos y decimos aunque sean barbaridades. Antes de escuchar o hacer el programa no nos decimos nada, hay “un silencio sepulcral” en donde no nos hablamos sobre lo que opinamos del disco. Es decir, nosotros lo llevamos en el programa, se hace en el momento y ahí nos damos cuenta de la reacción de las otras dos personas 

3) RR: De hecho ese dinamismo entre los tres se nota y mucho. Teniendo cada uno responsabilidades, agendas y trabajos ¿Se les hace muy dificil el planificar cada podcast, trabajo y encuentro para grabar?. Porque veo y siento que hay una excelente pre producción si es que me entendés a donde apunto. 

AA: El programa lo disfrutamos mucho y la pasamos muy bien, si fuera por nosotros lo haríamos semanal. El tema es que a veces recibimos música de alguno de nosotros que eligió algún disco que quizás no escuchamos en nuestra vida y estamos asimilando música que escuchamos por primera vez. Esto para que tenga un poco de sustento el programa y sea serio tenemos que analizarlo bien. Nosotros siempre hacemos una búsqueda de información del disco que cada uno lleva pero el a veces recibir música nueva es sumergirse en un mundo totalmente diferente. Si lo hiciésemos con mucha frecuencia – me refiero a menos de una semana – me parece que la calidad baja. Cuando presentamos un disco tenemos una información básica pero nos pasa que buscamos más a veces en libros o en la web misma y encontramos datos interesantísimos que hasta nosotros no conocíamos así que es una doble sorpresa. Los programas lo hacemos entre tres semanas y un mes en cuanto a la frecuencia. No es algo que tengamos pautado, simplemente a veces tenemos compromisos y hasta se puede dilatar por más tiempo. Creo que una vez estuvimos hasta 2-3 meses sin grabar. 

4) RR: Han tenido alguna vez ya que mencionaste que se hace en vivo algún momento tenso entre ustedes? Me refiero a debates o alguna diferencia inesperada, ese tipo de cosas... 

AA: Es casi el espíritu del programa, imagínate que son estilos musicales TAN opuestos y nosotros tres tenemos además personalidades tan diferentes que es lógico haya esa tensión que a veces se percibe. Pero nosotros a la vez nos divertimos de esa manera, lo disfrutamos por momentos, nos reímos y hasta "nos está comiendo el personaje” porque nos gastamos permanentemente – tenemos frases propias – y sabemos dónde meter zancadillas. Como te decía es una forma más de disfrutar el programa porque está bueno que haya esa tensión puesto que le da vida al programa. 

5) RR: Cambiando un poco de temática, y ya como un fan de la música como yo, te simplifico la pregunta: ¿Que pros y contras tiene el uso de internet para escuchar música? 

AA: En esta pregunta contesto POR MI. No sé qué pensarán el Bombi y el Tut. Yo lo veo con buenos ojos el tema de la música en streaming, específicamente el uso de Spotify o Apple Music que son las principales plataformas. Creo que todos siempre buscamos la comodidad desde la aparición del vinilo hubo esa búsqueda de que sea más portable la música, luego el magazine, los cassettes, el CD y finalmente se dejó prácticamente el formato físico, luego continuó el mp3 y ahora directamente con tenerlo dentro de un celular o cualquier dispositivo que esté conectado a Internet. No lo veo mal ya que me parece muy práctico pero somos algunos los que miramos con un poquito de nostalgia el pasado y tener esa posibilidad de tener el físico en la mano – en mi caso el vinilo – de ver las portadas y tener esa sensación del ritual de escuchar un lado, tener que pararme para dar vuelta el disco y escuchar el otro lado. Eso está bueno ya que tiene una visión más romántica. Pero no veo mal y no soy tan cerrado para pensar que la música en streaming sea algo perjudicial. Lo único negativo que puedo llegar a ver es que uno cuando quería descubrir música nueva tenía que ahorrar plata, comprar ese vinilo, cassette o CD, escucharlo y re escucharlo y recontra escucharlo. Uno terminaba de entender la música – quizás se enamoraba de una primera escucha – pero a veces eran necesarias dos, tres o cuatro para entender lo que realmente estaba sucediendo. Quizás hoy en día con la inmediatez y también esta nueva generación de millennials y centennials que ni siquiera escuchan un tema entero, y no te digo un disco entero, esto genere un poquito más de volatilidad a la hora de apreciar la música. Pero eso depende de cada uno. 

6) Esto ha sido todo Ángel gracias nuevamente. ¿Algunas palabras finales para los que están leyendo esto en el blog? 

 AA: Yezda Urfa!

viernes, 27 de marzo de 2020

RAGE REVIEWS PODCAST # 4: LOS AÑOS FORMATIVOS



U.P. (Ex-Unleashed Power) "Mindfailure" (1998)



Muchos años atrás reseñé el descomunal primer disco de esta banda "Quintet Of Spheres" en donde me caí de culo con su excelente formula de thrash metal intrincado que tomaba lo mejor de Mekong Delta, Watchtower, coros melódicos, pasajes terriblemente intrincados, temas largos y magia por doquier. El padre de la criatura es un guitarrista de Dinamarca Ken Jacobsen. Años después cambia de formación y abrevia el nombre a U.P., ingresan Briane Thane Chaffee en voz (Muy Phil Anselmo en su versión enojada), Tony Spagone en bajo, y el hiper curriculum alemán Jörg "Toque con todos" Michael. Repesqué la banda en épocas de cuarentena y coronavirus, soy un devoto de ellos y si bien tengo bien asimilado todo el material nunca había escrito acerca de este segundo lanzamiento. Hay cambios: extraño la voz agresiva y melódica de John Mathiassen el cual era un gran acierto en el disco anterior. Chaffee suena mucho más lineal pero a favor mete una tensión constante a todos los temas que son más directos y asperos pero no dejan de ser largos, intrincados y con los riffs de Jacobsen acá y allá. Así tenemos de entrada más de ocho minutos con todo esto en "Gateway To Deadly Sins", más medio tiempo y cosas de Megadeth en "What They Don't Know". Tal vez haya más influencia aquí de bandas como Annihilator un buen ejemplo es el tema título. Todo lo demás es thrash metal aguerrido con mucha tensión - ESA ES LA PALABRA - como si hubiera sido grabado en estado de enojo y claustrofobia. Para destacar también los más de once minutos de "Cataclysm" (Hipervariado) y Jacobsen con la katana en su viola durante "Nefarious". Teniendo a Jörg Michael en batería no hace falta que acote nada. Excelente producción en donde cada instrumento es nítido y se entiende a la perfección. No puedo mentir, me gusta mucho más el primero pero este es muy bueno, creo que buscó Jacobsen algo más enojado sin dejar de explorar todo el espectro del thrash metal hiper tecnico, intrincado, trabajo y variado. Así que ya sabés que hacer si sos fan de bandas como Mekong Delta. Banda virtualmente desconocida por todo el mundo. 


domingo, 22 de marzo de 2020

ANTHROPIC "Architects Of Aggression" (2020)


(English readers, translator is at the bottom right of the page)

Ya había escrito sobre el cuarteto de Grindcore de Buffalo, New York. Antes de este nuevo lanzamiento hubo un segundo "Disgrace Of Humanity" donde el sonido es mejor al de "Tatanka" su debut. "Architects Of Aggression" esta compuesto de 18 canciones que son cortas (Excepto "Requiem" que casi llega a casi los tres minutos). Más mid paced sin dejar el blast beat tradicional del estilo. Las canciones pasan como una ametralladora. El sonido es potente y claro en los 25 minutos de la masacre. Me recuerdan mucho a cosas del Napalm Death Utopia Banished era, Terrorizer (Cuando van rápido como en "Shoot To Kill"). Las demás canciones son ideales para el amante del grindcore y para escuchar en  épocas de pandemia y desatar ira.

Dejo los links de la banda nuevamente:

Facebook
Bandcamp (Aquí pueden escuchar las canciones)

lunes, 9 de marzo de 2020

SLAMMER "The Work Of Idle Hands" (1989)



Si bien no tengo la copia física siempre quise hablar del disco debut de esta banda inglesa. Mientras el thrash explotaba en todo el mundo se replicaba especialmente en Europa con diversos resultados en el producto final. Por ejemplo, en Alemania había expresiones más crudas y veloces (Kreator/Destruction/Sodom), otras más técnicas (Vendetta) pero no se veían tantas bandas emulando el estilo clásico de Metallica. En Inglaterra parece que la gira que Metallica y Anthrax (Grupo soporte) allá por 1986 caló hondo en muchos músicos. Cuenta la leyenda que tres músicos de lo que sería Slammer estaban en uno de estos shows. Mientras Onslaught, Xentrix, Anihilated, Deathwith, Sacrilege, Acid Reign, Virus (No el de Moura) y Re-Animator eran nombres que estaban en esa escena, salvo excepciones también, con un sonido enraizado al de James Hetfield y compañía. ¿Que hace diferente a Slammer de las demás bandas británicas?. Tras un primer demo el sello WEA los contrata para grabar este trabajo. Seguramente buscaban "los próximos Metallica" como ya lo estaban haciendo otros peces gordos. "The Work Of Idle Hands" ya te imaginarás suena a Metallica, MUY BIEN producido además, con músicos que muestran destreza con los riffs y cortes agregando los obligados "coros de tribuna". Es un buen disco en donde hay temas saltarines, machacosos, un vocalista muy Hetfield (Paul Tunnicliffe) y algo de Anthrax en otros temas ("Johnny's Home", "Hellbound"). La única contra que se le podría achacar es que ya dentro del estilo - con sus límites bien acotados - los temas suenan muy parecidos. Pero las ganas propias de un debut y los riffs inclinan la balanza a favor del quinteto. ¿Cómo siguió todo?. WEA los rajó por falta de ventas como siempre estos tipos no saben manejar bandas de este tipo o creen que se van a forrar de dinero con ellas y recalaron en un sello independiente en donde editaron un EP, segundo disco.... y luego llegó el grunge para con muchas otras bandas tragárselos. Disco ideal para fans del thrash Bay Area y muy buena la portada.

domingo, 1 de marzo de 2020

FAITH OR FEAR "Punishment Area" (1989)


Los ochentas en todo el mundo fueron una oleada de thrash. Nadie podía frenar el avance de Metallica, Megadeth, Slayer, Exodus y Anthrax. Tras esa primera camada muchos grupos se subieron a lo que se conocería "la segunda ola" la cual se dio tanto en Estados Unidos como en Europa. Todos los sellos independientes y los no tanto estaban a la búsqueda de bandas competentes. Combat Records, sello que tenía ya a Possessed, Dark Angel, Exodus por mencionar tres potencias ficha a este grupo de Nueva Jersey que se radicaría en Filadelfia. En Octubre de 1988 Combat haría justamente en esa ciudad un show para lanzar el VHS "Ultimate Revenge 2" en donde la grilla sería Forbidden, ellos, Death, Dark Angel y Raven (Que quedaban medio descolgados pero habían sido fichados recientemente tras su accidentado paso por Atlantic). Viendo este material uno en las tablas veía una banda que tenía de norte a Metallica por sobre todo pero te dejaban con ganas de más... creo que les ha pasado. Bandas que parecen tener el potencial pero no terminan de explotar. Meses después se lanza este CD y las sospechas quedan confirmadas, no es un mal trabajo pero es una banda más de las cientas que pululaban. Xentrix y Mortal Sin que suenan en la misma liga son superiores por ponerles dos ejemplos. La producción es aceptable y hay temas que se grabaron en otro estudio lo cual se nota. Hay momentos que las violas están más arriba en la mezcla o la batería bastante arriba y lamentablemente resta a lo que la banda tiene para ofrecer aquí que además es desparejo. Tim Blackman muy Hetfield en la voz, correctos en las guitarras Bob Perna y Chris Bombeke y el mejorcito es el bastante potente/dinámico/favorecido en la mezcla Rich Lohwasser en la batería. La banda muestra el cuchillo entre los dientes con "What Would You Expect" (El cambio de ritmo de mitad de tema es tremendo), "C.D.S., "Darkside" y se dejaron el mejor tema para lo último ("Instruments Of Death"). El resto es thrash metal predecible y falto de garra o mejor dicho no te engancha con la potencia que los tipos parecen... pero no. No es un mal disco pero por desgracia pasaron a la historia por ese VHS y en su gira haber tenido de teloneros a unos ascendentes Sepultura (Que en esos años volaban del escenario a cualquiera). Increíblemente la banda sigue activa, sacaron creo que dos discos más pero la verdad que ni los escuché. Fans del viejo Metallica algunas cosas de aquí les pueden gustar. 

jueves, 27 de febrero de 2020

KRISIUN "Conquerors Of Armageddon" (2000)



Mmm... siempre quise escribir sobre este trío death metalero oriundo de Brasil, iba a empezar por su disco anterior "Apocalyptic Revelation" (Que es mi favorito) pero siempre este fue el más alabado por los fans y el que los catapultó al reconocimiento internacional (Sin llegar a ser unos Sepultura). Nueve temas en cuarenta y un minutos. Me encantan Deicide, Hate Eternal, Vital Remains pero escucho Krisiun que es una banda muy influída por estas tres y no me vuelan la cabeza. Van a velocidad infrahumana - un poco más rápido que las mencionadas - pero las canciones son... como patrones que se repiten una y otra vez ya en un estilo que tiene sus límites bien demarcados. Pero Krisiun arrasa por uno de sus tres integrantes/hermanos (Si, son todos de la misma sangre): Max Kolesne.  Lo que toca no tiene dimensión, veloz, dinámico, a veces rebaja para volver a los chapazos y destroza en el buen sentido de la palabra su batería. Lo considero el pilar de la banda. En cambio sus hermanos Alex Camargo (Bajo/Voz, usa el apellido del padre y los Kolesne el de la mamá como el que falta Moyses en guitarra) están varios peldaños abajo ante tanto poderío tras los parches. Alex recuerda vocalmente a Glen Benton y el bajo como suele pasar en estas bandas está enterrado en la mezcla. Moyses es un violero correcto pero el tono de viola no es el de "Apocalyptic..." sino más cortante y menos grave a mis oídos. Métale tremolo picking, solos, palanca y el es responsable de que varios temas hasta parecieran intercambiables entre sí.... ¡Pero los tipos te pasan por arriba MAL!. ¿Qué contradicción no?. ¿Repetitivos pero demoledores?. Si. Producido por Erik Rutan hay un tema que se sale un poco de los demás y lo recuerdo ("Hatred Inherit", que tiene un rebaje de novela). Todo lo demás es una tormenta desatada lineal. ¿Les dije que el baterista es inhumano?. Vale la pena este CD sólo para que te sangren los oídos escuchándolo del placer.

martes, 25 de febrero de 2020

W.A.S.P. "Live In Tokyo 1986" (Bootleg)



Llego a este bootleg gracias a una notificación del sitio de descargas Ruttracker.org y luego veo que lo han subido a Spotify. ¿Salió hace poco?. No, consulté a Discogs y esto fue editado en el 2017 por el sello "Air Cuts". W.A.S.P. venía girando mucho con su segundo disco "The Last Command" y el final de esa gira - para volverse a Estados Unidos y grabar su tercer trabajo "Inside The Electric Circus" - fue en Tokio. Por la duración de ese show y ya por el tour en sí estimo que aquí debieron haber sido acto soporte. Busqué información puntual de esta fecha para ver quien era el acto principal y no la encontré (Podría ser el ala de la gira de KISS época "Asylum" pero no pude vincularlo lo que sí giraron mucho con ellos en 1986 por Estados Unidos). El sonido está tomado de una transmisión para una FM y tomado directamente de la consola. Así y todo es bueno, furioso, ardiente, abrasivo con algún acople (Bien, realismo). Al ser un set corto de 45 minutos masomenos Blackie y companía atacan con todo centrando los cañones en temas del disco mencionado y el resto lo deja para su glorioso disco debut. Ya decapitan cabezas al arrancar con "On Your Knees" y se me ocurre que el mérito de este bootleg es mostrar la ferocidad que tenían en ese momento. Las guitarras de Chris Holmes y Randy Piper atronan, mismo el bajo de Blackie Lawless (Ni hablar de como ruge vocalmente) son audibles. Hay mucha interacción con el público Japonés y palos para el PMRC/Tipper Gore. Cierre glorioso con un 1-2 mortal: "I Wanna Be Somebody" y "Blind In Texas". Si sos fan de W.A.S.P. esto es oro en polvo y para mí supera a "Live... In The Raw" y "Double Live Assasins" si bien esto es otro formato que es más representativo de lo que es un show y no está sobregrabado o procesado. 

sábado, 22 de febrero de 2020

METALICA FANZINE



Creo que es la primera vez en este blog que hablo sobre un fanzine y luego de meditarlo creí que en este caso era una injusticia no hablar de este en especial. Metalica Fanzine es un pedazo de historia del under argentino que involucra a gente que vivió los años formativos del género en nuestro país y le dió un enfoque especial. Su fundador es Fabián De La Torre, que de joven vivió en Barracas pero terminó recalando en Hurlingham, en donde fue conociendo a más gente que era apasionada del género como Alfredo "Pocho" Andrade, otro pedazo de historia del under. Eran años dificiles y los fans además de sufrir el acoso policial tenían muy dificil toda la cuestión de ir a shows o comprar discos y por sobretodo cargaban con la condena estupida de la sociedad en general que veía en el fan metálico a un tipo marginal y no a una persona pensante. Fabián es una de ellas y como algunos de esa época se la jugó y dio un paso más al fundar totalmente a pulmón esta revista que nace de una sucesión de un fanzine de Hurlingham fruto de sus amistades con la gente de allá (Hurling Metal). Su primer número vio la luz en 1986. Todo era sacrificio, máquina de escribir y fotocopiadoras a diferencia de los tiempos que corren en donde hay Word, Internet y Facebook. En lo personal recuerdo haber ido a disquerías y sorprendido ver que la revista era GRATUITA. Si, leyeron bien. Todo costeado por Fabián y su amor al heavy metal. Pasaron devaluaciones, presidentes, planes económicos y lo que tengo en mis manos es el último número que vino con un CD compilado con 18 bandas (Una española y las demás argentinas). Metalica Fanzine siempre apostó por las bandas que no tenían difusión en otras revistas y además miraba más al resto de la Argentina. Las notas siempre son en su mayoría a músicos locales que como casi todos nosotros trabajan para llegar a fin de mes y hacen todo esto por pasión. Hay una sección de criticas de discos en donde no se califica a los mismos (De hecho, yo mismo decidí hace poco sacar la escala 1-10), y hay colaboradores como Marcia Garay - Inseparable compañera de Fabián - Beto Grison, y Gabriel Bustos. Fabián además tiene su sello Metalica en donde ha editado cosas como reediciones de Bloke, Thor y un tributo argentino a Baron Rojo. Ha arriesgado el pellejo pasando al rol de promotor y ha traído a gente como Omen, Raven, Ross The Boss por mencionar sólo algunos. El fanzine sale cada cuatro meses aproximadamente y es facil de conseguir. Si no lo conseguís siempre hay un lugar que lo tiene. En este número que es de Diciembre 2019 hay notas a Manifiesto, Craneo, 1917, Traetormentas, Lady Evil, Latinos y Metalicos, Velociraptor, bandas que en otro medio gráfico a duras penas son contactadas. El CD no voy a hablar banda por banda pero promedia el heavy metal tradicional con buen gusto. Se prensaron 2000 y fue un trabajo entre el fanzine, diseñador gráfico (Aldo Requena), Impresión (Marcelo de Gráfica Dimini), Emiliano Obregón de Virtual Studio que masterizó los volumenes y Megadisc que imprimió los mismos, todo un excelente trabajado basado en un sistema de cooperativa. Es muy bueno esto en épocas de Spotify y descargas, el tener el CD sentarse al sofá y escuchar a las bandas que participaron: GARGOLA, BULLETPROOF, IGNIS, SILVER FIST (Unica banda no Argentina formada por SIlver, el ex-Muro), STEELBALLS, VELOCIDAD 22, CARAVACA, ANGEL NEGRO, HARPOON, CORSARIO, LATINOS Y METALICOS, BATTLE CRY,  y LADY EVIL. No quería olvidarme de mencionar como arranca Fabián su fanzine: la editorial. Siempre muy interesante de leer y sin pelos en la lengua para tratar temas. Yo tengo un par de años menos que el y ciertas cosas de los ochentas no las viví pero sé que era ir a buscar un cassette y no tener mucha información máxime teniendo en cuenta de que la información de heavy metal era ESCASA en serio. Acaso ese era el encanto de esa época por que tenías que moverte para todo, para comprar, para intercambiar, para ir a shows, todo era moverse a diferencia de hoy que es mayoritariamente sentarse tras una pantalla y hacer clicks. METALICA FANZINE seguirá por muchos años más porque tanto Fabián como su gente son apasionadísimos y jamás tiran la toalla.

martes, 11 de febrero de 2020

MALEVOLENT CREATION "Stillborn" (1993)



Tercer trabajo del quinteto de Florida con tapa del talentoso artista Dan Seagrave. Pero lo más logrado es eso ya que en el resto es un marcado retroceso en relación a sus dos excelentes discos anteriores "The Ten Commandments" y "Retribution". Hay varias cosas para comentar y bastante de ellas tuvieron una incidencia directa en el resultado final de este disco (Que muchos decimos "el tercer disco es tu consolidación"). Roadrunner venía recortando presupuestos a sus bandas - se estaba rajando del death metal tras contratar a casi toda banda que pidiera del estilo - lo cual limitaba las posibilidades que estas tenían de grabar decentemente. "Stillborn" sufre de una producción pobrísima que no llega a ser la de un demo pero sí muy rústica - con agudos recortados - guitarras tapadas por voz y batería que están más arriba, variaciones de producción misma entre temas (Ponganse a escuchar "The Way Of All Flesh" y luego sientan el cambio en "Dominion Of Terror"). Musicalmente el disco no es para nada un desastre pero los riffs no son tan memorables como los que supieron tener y Alex Márquez entre lo alto y raro que suena en la mezcla para colmo toca patrones de batería muy repetidos. Brett Hoffman (RIP) es otro que se ve desfavorecido es tal el desconcierto al mezclar este disco (Ni quiero saber quien fue) termina sonando como un grito seco perdiendo ese susurro siniestro de antes y uno constantemente a nivel sonido escucha algo incómodo... sin definición, temas decentes empantanados por todo lo que les estoy contando lo cual es una gran pena. Suffocation padeció lo mismo con su disco editado el mismo año por ende uno puede deducir lo de la poca billetera y no poder costear a Scott Burns/Morrisound para que tu disco suene infernal. Una pena, la banda lo supo y no es un disco que les guste a ellos. Escuchenlo de todos modos hay buen death metal pero cuando sacaste dos primeros discos tan fundamentales como los que sacaron ellos todo lo que representa "Stillborn" es una palabra: desilusión. Roadrunner lo hizo (Y se cargó luego a todas las que contrató echandolas casi a todas una por una salvo Deicide/Obituary), por suerte la banda editaría mejores discos de inmediato. 

sábado, 1 de febrero de 2020

SWEET "Sweet Fanny Adams" (1974)



Una de las bandas más ignoradas de hard rock de la década del 70 y un diamante en bruto. Corría la mencionada década y en Inglaterra había una camada de bandas glam que se perfilaban como interesantes (Queen estaba entre ellas). Muchas de ellas quedaron en el estatus de culto cosa que no ocurrió con la grandiosa banda mencionada entre paréntesis. Yo lo descubro gracias a un cover hecho por una banda de thrash metal llamada Heathen. Si.... ¡Thrash Metal!. Y los covers se cuentan por todos lados y de distintas bandas/artistas, diría como pocos. Saxon, Raven, Ace Frehley, Vince Neil y hay más. Por accidente al venir Journey a la Argentina veo a una de las reencarnaciones de la banda en vivo que hacía de soporte (La del bajista Steve Priest) y fue un gran show. Ahí empecé a comprar sus primeros discos, pero en realidad la genialidad comienza aquí. Este es su segundo disco en donde los tipos meten un rock aguerrido, con cosas proto-thrash ("Set Me Free" el tema que versiona Heathen) y muchos coros, armonías, clima de fiesta, gancho, riffs hipersólidos del guitarrista Andy Scott y la voz super carismática de Brian Connolly. Eran otras épocas uno se sentaba ponía play yte podías topar con tipos en el máximo de inspiración como estos en donde dieron nueve temas en donde ninguno baja del muy bueno. Un disco MUY potente, divertido, disfrutable, pero a la vez con la suficiente agresión para llamar la atención de un fan de thrash metal. Irónicamente los que más influencia tomaron de estos británicos fueron las bandas americanas de hard rock como Mötley Crüe o Ratt si bien eran muy respetados hasta por Ramones. Definitivamente Sweet fue un caso único. Paseate por YouTube y mirá las presentaciones de ellos en TV y te darás cuenta. Vuelvo al inicio: injusticia total que estos tipos no sean considerados entre la elite del rock británico de los setenta.

domingo, 26 de enero de 2020

ANNIHILATOR "Ballistic, Sadistic" (2020)



Que dificil debe ser para una banda proseguir una carrera cuando tus dos primeros discos fueron unas obras de arte que pusieron los ojos de todos los thrashers en vos. Riffs cortantes, técnicos, virtuosismo, la banda del guitarrista Jeff Waters - o mejor dicho y sincericidio Jeff Waters siempre - pasó por discos discretos, bodrios, más cambios de formación, drogas, 10000 sellos pero todos coincidimos que "Alice In Hell" y "Never, Neverland" son el Santo Grial de Annihilator. Este disco se editó en Spotify el viernes pasado y me habían llamado la atención adelantos pero ya no juzgo por las partes sino por el todo. Y tenemos acá 10 temas en aproximadamente 45 minutos. Ni uno con una acarameleada, todo es a la yugular en cuanto a la composición, riffs (De todo tipo), solos, y un baterista que acompaña a Waters que suena muy clínico (Fabio Allessandrini) y mecánico en la producción. Sigue estando el ADN de los dos primeros discos que cada tanto vuelven a repescar pero se agregó mucha pesadez, agresión y ataque, acaso constante o contenido por medios tiempos, un clima más oscuro, las partes en general son rápidas y la voz de Waters es la de siempre, correcta, no busquen más vocalistas. Podría elegir varios temas, pero "Psycho Ward" es lo más variado o diferente y mi favorito, con algo de gancho. Por momentos hay varios efectos de balacera (¿Será el título del disco?) pero lo logró Waters, su mejor disco en... ¿Veinte años?. Creer o reventar. Thrashers estarán de parabienes al igual que arriesgo el fan promedio de la banda. "The Attitude", "Out In The Garbage". Los machaques son trompazos como hacía rato no sentía en Waters por ende sospecho que el tipo realmente al grabar o quiso sonar así o bien está pasando por un buen momento de bronca. Una gran bienvenida al 2020, lastima la tapa y seguir teniendo algunas letras medio infantiles pero no mancha para nada toda esta lluvia de balas.

(NUEVAMENTE DECIDI NO VOLVER A CALIFICAR DISCOS DE 0 a 10 A PARTIR DE AHORA. VAYAN Y DISFRUTENLO. AL FINAL UN NUMERO ES SOLO ESO, YO DESCRIBO LO QUE ME PARECE A MI)

lunes, 23 de diciembre de 2019

Riff "RIFF VII" (1985)



Ven aquí uno de los discos que más quería tener en mi vida y que por cosas de la vida no pude tener en su edición original vía CBS allá por el año 1985. Afortunadamente en pleno 2019 tras tanto tiempo RGS Music lo relanza para deleite de tantas personas que no lo podíamos tener físicamente en épocas donde Spotify reina para escuchar música. Riff venía de una separación por motivos extra-musicales tras tres discos en estudio que sentaron las bases del hard rock/metal argentino. Michel Peyronel emigra a Europa y Boff sigue con un proyecto llamado Boxer si bien antes de este disco había mantenido contacto con Pappo (RIP). ¿Cómo empieza esta historia?. Pappo y Vitico tenían referencias de un muy buen interprete de Hard Rock/Blues llamado Juan Antonio Ferreira ("JAF") que se desempeñaba en La Banda Marrón. Lo van a ver a un show en Lanús y de inmediato le ofrecen el puesto de guitarrista. La batería le correspondería nada más ni nada menos que a un viejo conocido de El Carpo, Oscar Moro (RIP), ex Los Gatos y Serú Girán. Comienzan a ensayar en la discoteca Airport y luego van a los estudios Ion junto al productor Carlos Rodríguez Ares. Vitico tiene gran ingerencia en la producción artística. Tenemos ocho temas con un Riff renovado desde ya por los nuevos integrantes pero también por una aproximación más sutil al metal sin dejar de lado el hard rock que más los caracteriza. "La Espada Sagrada" abre y las guitarras gemelas parecen NWOBHM... y el segundo riff se "parece mucho" al de "2 Minutes To Midnight" de Iron Maiden. Pappo y JAF vocalmente lo llevan de maravillas. Se nota que JAF mete más feeling y blues a la propuesta, "Elena X" sin ser una balada es una composición de el que es uno de los puntos más logrados de la placa. "Arañas y Ratas" es lo más metálico del lote. Un tema 100% Vitico tenemos en "Parece Que Viene Bien" y en "Dios Devorador" vuelven a meterse en un terreno más metálico y rítmico acaso sea el tema que más recuerda al Riff anterior si bien este no significa un cambio drástico. Otros dos temas que tienen peso específico son "Ojo Animal" y "Apiadate de él, Señor". Oscar Moro es un baterista hiper sólido y forman un muro rítmico con Vitico. Pero creo que JAF aquí es el elemento que le da a Riff VII los resultados más satisfactorios. Será por eso que es un disco que dentro de la discografía de Riff siempre fue considerado especial. Por su formación, por su propuesta, y por tanto tiempo que tuvimos que esperar para muchos comprarlo físicamente sin pagar disparates en ferias o en Mercado Libre. Lamentablemente esta formación no duraría mucho... pero no dejen de escuchar este disco.

Calificación: 8/10

miércoles, 27 de noviembre de 2019

METALLICA "Load" (1996)



Uy cuantos recuerdos... Metallica es una de mis bandas favoritas. Ya sabemos todos mas o menos la historia, arrancan con cuatro discos netamente thrashers y en el álbum negro (Aquí reseñado) le dan una vuelta de tuerca a su sonido con el productor Bob Rock sonando menos veloces, más gancheros y por sobre todo un Hetfield que canta como nunca. Todo esto no fue muy del agrado de los viejos fans (Ni de mí en esos años) pero los tipos con el disco se metieron de lleno en el mainstream. Giras, giras, giras (Tocaron dos Velez acá) y otra renovación. Los cuatro se cortan el pelo y adoptan una imagen en donde largan las remeras negras y el jean... y recuerdo la salida de este disco, hacer cola un sabado a la 1 del mediodía en una disquería de la calle Lavalle (Extraño esas épocas debo confesar, ahora tenemos todo en Spotify, los tiempos cambian) con veinte personas delante mío con 18 pesos/dolares en mano. Uno no sabía con que se iba a encontrar a diferencia de los tiempos que corren que ya te conocés todo el disco antes de ser editado. Pues "Load" profundiza el cambio que se inició en "Metallica". Un disco muy largo (Una hora dieciocho minutos jojo), catorce temas en donde el hard rock planta bandera de la mano de tracks muy bluseros/country en su mayoría, aunque en el arranque tenemos lo más metálico del lote con "Ain't My Bitch" y mi favorita "The House Jack Built". Todo lo demás no está para nada mal pero es tal el cambio que en su momento lo escuché una-dos veces y no pude. Con los años le fuí encontrando esa veta hard rockera que los tipos decidieron seguir de la mano del ya mencionado productor. La producción es bien gorda, las violas suenan más graves y llenas, olvidense de riffs a lo "Ride The Lightning" y Lars Ulrich creo yo acá empieza a sonar más simple como baterista (Cosa que se le ha criticado con el tiempo). Pero no es para nada un fiasco sino que en su momento levantó polvareda, tanto como "Metallica" en 1991 y no sé si más. Desde ya el disco fue un exitazo y ganó nuevos fans. Metallica sigue haciendo lo que quiere y en eso siempre los respeté. Pese a que no me gusta ese polvazo en la tapa.

Calificación: 7/10

jueves, 17 de octubre de 2019

IRON MAIDEN "Dance Of Death" (2003)



"Brave New World" marcó el regreso de Bruce Dickinson y Adrian Smith a la Doncella De Hierro. Giras por todo el mundo (En donde aquí hubo un bochorno en Velez Sarsfield cuando casi el total la gente abucheó a Dickinson en "The Trooper" por llevar una bandera harapienta de la Union Jack), seguido de un disco en vivo en Rio y varios compilados para mantener la rueda facturando llega esta danza de la muerte. Lo escuché en su momento y si leíste mi review de "Brave New World" estaba distanciado con ellos no me enganchaban. Este disco me lo ratifica hasta retomandolo para esta reseña. Menos rockero que su antecesor pero larguísimo al pedo (11 temas en 68 minutos...), los tipos cada vez se vuelcan a lo extenso, lo progresivo, lo climático pero también hay temas breves que deberían ir a tu yugular y no cumplen el objetivo. Los seis están en un nivel interpretativo descomunal pero viejo, algo falta... o se repite, los temas medio pelo e innecesarios para una banda de la jerarquía de ellos. "Wildest Dreams" y "Rainmaker" abren el disco con ese precepto pero "No More Lies" con su estribo y polenta endereza la nave. "Montsegur" es de lo mejor de la placa con Bruce a tope y la banda más furiosa. Primer disco en donde todos componen, hasta Nicko figura en un tema ("New Frontier", más relleno para lo que son ellos) y la joya del disco se llama "Paschendale", larga pero que vale cada segundo con sus experimentaciones y composición intrincada llena de climas diversos que van de las violas furiosas de Murray/Smith/Gers, tiempos medios, tiempos más acelerados). Lo mismo me pasa con "Face In The Sand" en donde me encuentro con un Maiden interesante (Nicko hasta manda dobles bombos), "Age Of Innocence" con estribillo hasta pegadizo sin ser un tema no aguerrido y el ultimo track "Journeyman" que es un remanso interesante con acusticas, teclados y Bruce cantando en rango medio. ¿El resultado?. Un poco más de la mitad de los temas me gustan mucho, el otro se da el síndrome de "Esto puede estar mejor, pongan más huevo, jueguensela más". Y desde ya en este álbum Iron Maiden planta bandera con énfasis en los temas largos, las progresiones. Una danza que aprueba pero me recuerda a un reviewer que en su momento dijo que si le sacabas 5 o 6 temas quedaba... un EP descomunal.

Calificación: 7/10 

miércoles, 16 de octubre de 2019

IRON MAIDEN "Brave New World" (2000)



Hete aquí un disco "bisagra" en la carrera del quin... opa! sexteto británico. Haciendo un breve repaso Bruce se había ido entró Blaze hubo un muy buen disco y otro no tan bueno. Los fans presionaron bastante para que vuelva el Sr. Dickinson que a la postre se despachaba con discos solistas excelentes mientras Blaze se las veía jodidas en vivo sobre todo para llegar a las notas altas del esgrimista. Harris ve que la banda se va al garete y toma la decisión drástica: afuera Blaze, adentro Bruce... ¡Y Adrian Smith!. ¿Pero y Janick Gers se queda sin laburo?. No, quedó por que la idea era tener ahora tres guitarrristas y Smith pidió que si volvía quién lo reemplazó en 1990 se quedara. Recuerdo que cuando lo escuché no tenía grandes expectativas... no estaba muy metido con Iron Maiden pero lógicamente lo adquirí. "Brave New World" es un correcto regreso del Iron Maiden más querido más Gers (?). Un CD de casi 65 minutos (LARGO CHE) con diez temas, algunos cortos y otros... largos (?). "The Wicker Man", "Ghost In The Navigator" y el tema título me recordaron al Iron Maiden de "No Prayer For The Dying" pero menos apático. Viene "Blood Brothers" con su estribo emotivo y ahí empiezo a comprar ya que juegan de nuevo con elaboraciones, armonías y menos rockeo. Mi tema favorito es "Dream Of Mirrors" (Que se que no lo es de muchos) pero es largo y se pasea por distintas instancias, Bruce muy bien en la voz y todo termina en un galope que arranca en 05:49 y casi no para hasta el final de la canción. "The Nomad" se codea con guitarras que dibujan rasgeos arábigos de a ratos y los dos últimos son laaargos pero tienen cosas interesantes en cuanto a parar la pelota, elaborar, me refiero a "Out Of The Silent Planet" y especialmente "The Thin  Line Between Love & Hate". Me lo puse a escuchar de nuevo después de muchos años tras el último show de Iron Maiden en Vélez y me gusta un poco más. Creo que pasa lo que en las bandas con historia, uno tiende a ver 1980-1988 y esto está bien pero no es lo mismo y hasta te da la sensación de que pudieron arriesgar más. "Brave New World" marca el comienzo del Maiden Siglo XXI bien y con énfasis en temas más largos y progresivos. Visto con el paso del tiempo lo disfruté - en su momento ni fu ni fa pero reconocía que no era mediocre - pero una gran banda siempre se reinventa cuando menos lo pensás. ¡3 violeros!. Y volvió Dickinson, con mis respetos a Blaze.

Calificación: 8/10

martes, 15 de octubre de 2019

JUDAS PRIEST "Turbo" (1986)



Atención: DISCO CONTROVERTIDO. Para esos años no lo escuché (Arranqué con "Priest... Live! en donde justamente se promociona este CD) pero recuerdo leer en la revista Metal cualquier cantidad de boludeces (Julio Iglesias en la grabación, traición!). Otra review que leí más lúcida fue la de Sergio Marchi en la extinta revista Rock & Pop en donde al tipo le llamaba la atención lo moderno del sonido logrado y haciendo ciertos reparos. Llegó el momento de escucharlo y para mí... ¡Que exagerados todos!. Obviamente no estamos ante un "Screaming..." o "Defenders...", sino ante el primer disco de heavy metal grabado en forma digital por completo, en donde la banda incorpora elementos más en paralelo a sonidos de esa época SIN SONAR como esas bandas. Seguramente querían captar nuevos seguidores, era un momento en donde bandas con propuestas más duras buscaban tantear más el terreno "comercial" que copaban Mötley Crüe y Ratt por citar sólo dos. Producido por Tom Allom tenemos nueve temas en donde ninguno es relleno pero de entrada llama la atención la incorporación de sintetizadores, guitarras sintetizadas y estribillos más hard rockeros. Halford deja sus falsetes más apasionantes y adopta una voz con tono medio pero que encaja con los temas. Judas Priest acá coquetea más con el hard rock sin dejar el heavy metal del todo, se pueden mencionar muchos temas pero ya el tema título marca el norte, "Private Property", "Parental Guidance" (Palo al PMRC) y "Rock You All Around The World". El Lado B (Si tenés vinilo o cassette) arranca con mi tema favorito que es "Out In The Cold", totalmente climático y de un excelente gusto y composición. Hay algo de Ratt con esteroides en "Hot For Love" y todo lo demás sigue los lineamientos que expuse más arriba. Obviamente si sos un recalcitrante del Judas Priest más heavy esto no te va a agradar pero estoy escribiendo sobre un trabajo que en su momento levantó mucha polvareda puesto que la jugada fue sumamente arriesgada (Me olvidaba... incluyó cambio de tachas por un look futurista). El que no arriesga no gana y acá la banda sale victoriosa. ¿Alguna contra?. Dave Holland empezaba a mostrar mucha monotonía. El tiempo le hizo justicia y la banda fue incluyendo temas de este álbum en su set list, mismo en su segundo disco en vivo que mencioné anteriormente. Escucharlo en el 2019 resiste la prueba del desgaste.

Calificación: 8/10

lunes, 14 de octubre de 2019

IRON MAIDEN en ARGENTINA "Legacy Of The Beast Tour"



Lugar del show: Estadio José Amalfitani (Velez Sarsfield)
Fecha: Sábado 12 de Octubre de 2019.
Grupos Soporte: Serpentor (Argentina), The Raven Age (Inglaterra)
Concurrencia: 50000 personas.

Setlist:

Parte basada en la guerra:

1) Churchill's Speech
2) Aces High
3) Where Eagles Dare
4) 2 Minutes to Midnight
5) The Clansman
6) The Trooper

Parte basada en la religión:

7) Revelations
8) For the Greater Good of God
9) The Wicker Man
10) Sign of the Cross
11) Flight of Icarus
12) Fear of the Dark

Parte basada en el infierno:

13) The Number of the Beast
14) Iron Maiden

Bises:

15) The Evil That Men Do
16) Hallowed Be Thy Name
17) Run to the Hills


(Por Martín Gasa, más abajo hay una segunda review)

Toda la semana fue una rareza. Los meteorólogos pronosticaban desde tormentas, granizos y lluvias para la hora del evento. La banda el día anterior fue condecorada por una diputada en el Congreso. Desde el vamos no era un show más de Iron Maiden. En lo que a mí concierne mi reconciliación con ellos en vivo se da luego del sublime show revisionado aquí mismo de la gira "The Book Of Souls". Me había cansado de ellos y de lo que se hablaba de público abucheando banderas, vallas que se rompían, sobreventas (Que padecí en el Ferro 2008) pero Iron Maiden fue mi inicio al heavy metal en 1984 con "Acto De Locura" luego de ver el video de "El Soldado" en el programa de aire "Música Total" y ellos significan demasiado para mí como lo fue KISS en 1980 con "Dynasty". Esto no me lo debía perder pero quería verlo sin problemas climáticos en lo posible. ¿Se imaginan ver a Iron Maiden en medio de una lluvia de piedras pero que caiga desde las nubes?. Por suerte Eddie espantó todo y nada de eso pasó, llegamos con un grupo de amigos míos mientras la banda del hijo de Steve Harris The Raven Age daba un buen show con buen sonido y era respetuosamente aplaudida por un público que en el campo se comportaba bien y lo colmaba como nunca he visto. Los técnicos ponían a punto todo en el escenario pude percibir que realmente el clima que se respiraba era tranquilo con un público mayor de 40 años en el que algunos hasta trayeron a sus hijos. Pero a las 21:20 arrancó todo con Churchill hablando antes de lanzar el ataque y sus aviones atronando en las pantallas saliendo la banda prendida fuego interpretando "Aces High". Un avión de la segunda guerra mundial los acompaña arriba haciendo distintos malabares fue impresionante verlo con su tamaño y maniobras. El show se da tanto en lo sonoro como en lo visual con bastante preponderancia de esto último para lo que estabamos acostumbrados. Bruce Dickinson desata todos sus agudos con vestuario de piloto de guerra. Nicko McBrain tapado con una suerte de telón camuflado en ese momento tuvo un sonido de batería impresionante - sobre todo en sus bombos y toms - y ya se veía venir que la calidad del mismo iba a ser excelente como lo fue en el 2016. Como describí arriba el show se distribuía en tres ejes: La guerra, la religión, y el infierno. Para la primera parte conmovió escuchar "Where Eagles Dare" y la muy lúcida inclusión de un tema de la época de Blaze Bayley en donde Bruce habló en inglés antes del mismo sobre la libertad, sobre Escocia, William Wallace y el obligado film "Corazón Valiente" (¿Por algo es un hombre algo culto no?) nada más ni nada menos que "The Clansman" en donde todo el estadio explotó durante el estribillo. En cuanto a las guitarras Dave Murray y Adrian Smith siempre dando lo que uno espera de ellos, se reparten solos sincronizándose milimétricamente, Janick Gers (Guitarrista que en su momento reemplazó a Adrian Smith en 1990 pero se queda en la banda a pedido del mismo Smith cuando vuelve) está un peldaño atrás pero le dan más rol del que tenía cuando empezaron con todo este asunto de las tres guitarras. Y Harris.... por favor, emociona ver al bajista/fundador con tantos años en formol, pie en el retorno coreando cada tema. Y.... "The Trooper" con toda su furia de la mano de un Eddie gigante que batallaba contra la espada de Bruce - en donde el manejo del arma y sus movimientos eran impecables (En fin, por algo es esgrimista desde hace muchísimos años) - más el agregado para muchos inesperado de que en la parte de los solos se va al flanco derecho del escenario y agarra una bandera Argentina (Ahí ovacionaron varios) con la cual asesina a la mascota. Cabe mencionar que esto se hace en TODOS LOS PAISES con la bandera del lugar donde están tocando y no fue ninguna demagogia ni nada vinculado a borrar recuerdos del show de Enero de 2001 en el mismo estadio donde mucha gente se confundió pésimamente cuando se alzó la bandera de la Union Jack.


("¿Ahora me van a putear por qué no la hice flamear tanto?")

Todo muy escénico con Bruce arengando a Eddie haciéndole arenga de que era un "pajero" y esquivándolo por debajo para escaparse. El show se daba mucho en el escenario y ahí ya estaba más pendiente de los detalles que del sonido mismo (Que seguía diez puntos). Cambia el escenario y de decoración bélica se muta a religiosa. "Revelations", esa gema del tercer disco no tiene tanto despliegue visual pero uno de los momentos de la noche fue en un tema de "The X Factor" (Primer disco sin Dickinson desde "The Number Of The Beast"). "Sign Of The Cross" fue la perfección de inicio a final con TODO EL ESTADIO EN SILENCIO mientras los cantos gregorianos de introducción atronaban y Bruce arrancaba el tema que originalmente cantó su sustituto Blaze Bayley cruz en mano con casi más de diez minutos de variantes, solos, climas y una banda que parece no agotarse con el paso del tiempo sino TODO LO CONTRARIO. No sé si fue mi momento favorito de la noche. Vino Icaro volando con "Flight Of Icarus" y Bruce usando lanzallamas mientras contaba la historia de que quiso volar hasta el sol y sus alas se derritieron, cosa que vimos con el inflable al final del tema. "Fear Of The Dark" (INMENSA la parte artística de Dickinson con máscara y farol) es un tema muy querido por el público argentino, acaso el más coreado de la noche y dio por fin la parte religiosa. Se vino el infierno con sobre todo temas del segundo disco: "The Number Of The Beast" que volvió a atronar el Amalfitani y el obligado "Iron Maiden" con un Eddie inflable atrás que metía miedo. Yo no daba crédito a todo lo que veía. Parecía Iron Maiden sonando con toda la furia pero en plan obra teatral en tres suites en donde Dickinson al ser actor interpretó a la perfección cada rol perteneciente a el protagonista de cada tema sin dejar de deslumbrar con su voz y despliegue escénico. Y los bises con "The Evil That Men Do", la inmensa "Hallowed Be Thy Name" (Que me mata cuando entra en ese relajo para explotar luego con toda la furia hasta terminar), y la inoxidable "Run To The Hills" con sus galopes que si no te conmueven no mereces estar vivo (?). Iron Maiden volvió y demostró que son seis personas que pasan las seis décadas con un balance impresionante. Quieren hacer dos Rivers en la próxima según Bruce pero lo más importante es que de las bandas referentes ellos están en una forma excelente y por todo el mundo dan giras de altísimo nivel. Los que estuvimos el sábado en Velez no nos vamos a olvidar de esto nunca más... fue increíble. Cuantas bandas actuales deberían aprender de estos tipos. En un país en donde manda el reggaetón la Doncella de Hierro volvió a plantar bandera y superó el show de la gira de "The Book Of Souls" que ya fue demasiado. Y amenazan con volar más alto.... Párrafo aparte para los organizadores del evento, impecable haciendo ágil los accesos para todos los sectores. Cuando se hacen las cosas bien hay que mencionarlo.

Calificación: 10/10

PD: Grabé videos y los compilé. Para quién no haya ido es un buen material de referencia.



(Por Fernando Boido)

Desde hace quince años a la fecha, Iron Maiden combinó grabaciones de álbumes respetables con giras rememorando sus mejores épocas, transitando la delgada línea que separa la recreación de su pasado glorioso con vivir del mismo. Y probablemente haya salido airoso porque lo hizo con la suficiente vuelta de tuerca para que ello no ocurriese y por la demanda de generaciones de fans que no vivieron o vieron en directo eso en su momento. 

El show del tour de “The Book Of Souls” que la banda ofreció en marzo del 2016 fue por lejos lo mejor que se vio por estos lares por diferentes razones, y considero que debe ser el parámetro para calificar a partir de ahora las restantes actuaciones que el grupo tenga aquí... y que parecerían ser varias por el estado demostrado en los últimos años más allá de su longevidad. 

La cuestión es que Maiden empezó a fines de mayo del año pasado en Europa una gira para promocionar el lanzamiento del videojuego llamado “Legacy Of the Beast” con un espectáculo basado en diferentes actos que resumen su mundo compositivo: la literatura, la historia, la religión (con cielo e infierno incluido) y la fantasía. 

Tuve la posibilidad de presenciar dos recitales en junio del 2018, y nuevamente la banda demostró que aún recurriendo a su histórico catálogo, no se repite, se reinventa permanentemente ofreciendo algo nuevo y que el paso del tiempo le fuera ajeno. Es por esas razones que hace algunos años renové mi entusiasmo con ellos luego de considerar que no tenían mucho más para dar, y no me sorprendió que esta undécima visita a Buenos Aires estuviera rodeada de una mayor expectativa a la habitual , quizás a partir del recuerdo del anterior e insuperable Vélez, al punto de haber agotado entradas como nunca antes (cierto: el estadio con 50.000 personas rebasaba por todos lados, en especial el campo) o que el establishment político y periodístico tome nota después de cuarenta años de la intelectualidad del conjunto, ya sea por la complejidad de su música como por el contenido de sus letras y temática compositiva o el alto nivel de capacidad cultural, deportiva y empresarial de Bruce Dickinson. Prueba de ello fue la distinción como “Visitantes de Honor” por la Cámara de Diputados de la Nación (en una decisión al menos curiosa y discutible, y no porque los méritos del grupo no lo merezcan o sean demasiado pocos para recibir una mención de una Institución tan bastardeada como el Congreso) o los positivos comentarios pre y pos show de diarios como Clarín y La Nación que jamás se caracterizaron por entender de que trata esto del rock (y menos del heavy metal). 

Finalmente, el sábado 12 de Octubre pasado y luego de rezar todo el día para que parase la lluvia, alrededor de las 21: 20 hs. Iron Maiden pateó el tablero nuevamente de entrada con “Aces High” y un avión Spitfire de la Segunda Guerra sobrevolando el escenario con Dickinson comandado todo desde su traje de piloto. Un sonido atronador, con cuerpo y claridad, casi tan perfecto como el del show de “The Book Of Souls” y una puesta en escena deslumbrante, sin escatimar nada respecto de la que presentan en Europa y USA y tan ambiciosa como la de las eternas giras de “Powerslave” y “7th Son...” nos dieron la bienvenida al “Legacy Of The Beast Tour”. 

Con un repertorio centrado en sus tres mejores álbumes (“Number...”, “Piece...” y “Powerslave”), y Nicko McBrain literalmente atrincherado en su espacio, la primera parte del recital se basó en la guerra, con clásicos como “Two Minutes To Midnight” y “The Trooper”, con la aparición de Eddie caracterizado como en la tapa del single, quien trenzándose en una lucha a espada limpia con Bruce recibe un disparo del mástil de una bandera argentina en la estrofa “He pulls the trigger and I feel the blow” aunque por suerte de pie solo se retira refunfuñando... pero los temas que arrasan son “Where Eagles Dare” y “The Clansman” con su estribillo pidiendo la libertad de Escocia coreado por toda la cancha. 

Con un ambiente ardiendo y con la cara y el kit de Nicko ya visibles, la escenografía cambió a una iglesia/ castillo/ palacio con columnas, vitrales y arañas candelabros colgando de las parrillas de luces para iniciar el segundo tramo del espectáculo dedicado a la religión y la mitología. 

La seguidilla fue increíble, con esa perla que es “Revelations”, “For The Greater Good Of God” (del (acaso) injustamente desapercibido “A Matter Of Life And Death”), “The Wicker Man” y probablemente el momento álgido del show: la épica “Sign Of The Cross” con sus más de diez minutos de coros gregorianos y picos metálicos, en donde para ser quisquillosos la ausencia de explosiones en la parte instrumental le restaron algo de la pomposidad escénica, pero puso en evidencia junto a “The Clansman” la revalorización del material grabado con Blaze Bayley (en especial la del genial “The X Factor”), y a mi consideración el tema estrella de la noche junto a “Flight Of Icarus”, de vuelta en el repertorio desde el “Somewhere On Tour”, con Dickinson lanzando fogonazos e Icaro desvaneciéndose por las llamaradas del sol...

Redundante es referirse a la vitalidad y despliegue de los músicos, que superan los sesenta años y el tiempo no parece hacerles mella: desde la muralla sonora que sostienen Harris- McBrain, pasando por el ataque del trío de guitarras Murray- Smith- Gers, con riffs eternos que parecen compuestos ayer hasta el descomunal despliegue de Bruce, quien esta vez a sus habituales cualidades (canto, baile, inteligencia), les agregó sus dotes de actor, personificando, gesticulando y dramatizando cada tema con sucesivos cambios de vestuario. No creo equivocarme si digo que más allá de el liderazgo de Steve Harris, las virtudes del resto de los integrantes y la historia que arrastra el grupo, nada sería igual sin el cantante, a mi juicio el miembro fundamental: su ingreso cambió la carrera de la banda y su vuelta la relanzó hasta convertirla en leyenda. 

Y también hay que decir que si Maiden fue una aplanadora y las últimas presentaciones distan de parecerse a las primeras en nuestro país se debe en principio a las mejores condiciones de producción con las que se presenta (aún cuando no existen recintos adecuados para que actúe), en especial el sonido... ya no hay más vaivenes, altas y bajas estrepitosas de volumen ni ajustes durante todo el recital... pero la otra razón lisa y llana es que los músicos tocan mejor... después de cuarenta años y canciones que se parecen tocarse solas... se puede mejorar? Si, la prueba está en estos tipos que suenan más ensamblados, prolijos y menos acelerados que en aquellas actuaciones de los '90 o inicios del 2000. 

En la sección final del espectáculo la combinación de temas no fue tan estricta por sus letras, continuando con “Fear Of The Dark” (emblema en este país), el escenario verdaderamente en llamas con “The Number Of The Beast” y un Eddie gigante con cuernos personificando al mal en “Iron Maiden”, momento que a esta altura sirve más como excusa para la aparición de la mascota que otra cosa. 

Para el bis llegaron “The Evil That Men Do”, una tremenda versión de “Hallowed By Thy Name” y la locura del final con “Run To The Hills”, en medio de un estadio que se caía, una banda sacada y explosiones de despedida hasta la próxima. 

Todavía extasiado y a varios días de un recital casi tan sublime como el anterior de “The Book Of Souls”, digo que definitivamente Iron Maiden logró lo que diez años atrás me parecía imposible: tener expectativas aún con ellos y creer que todavía tienen cuerda para rato. Y nunca más acertado el nombre de “Legacy Of The Beast ” para esta gira, puesto que reversionan su legado sin recurrir a la nostalgia manteniéndose enteros y actuales... y más grandes que nunca. 

 Up The Irons !!! Asi parece, cada vez más arriba... 

Calificación: 10/10

sábado, 31 de agosto de 2019

SCARFACE (1983, Film, DVD)



Creo que es la primera vez que hago una reseña sobre una película si bien ya había hecho de documentales de heavy metal y cosas así. Y no será la última ya que estos clásicos en especial me gustan mucho a diferencia del cine pochoclero. Descubro muy tardíamente este film, les diría que recién en el 2010 por TCM la señal de cable. A partir de ahí no paré hasta tener la hermosura de DVD doble que ven.

EN MIS REVIEWS NO VA A HABER SPOILERS

Esta producción de Brian De Palma y dirigida por el nos sitúa en el Miami más frívolo y cocainómano. La falopa corre a raudales y el film se focaliza en la cocaína. Esta droga trae traficantes cubanos (Entre ellos Tony Montana, el gran papel de Al Pacino), Colombianos, etc.... que endrogan a una sociedad estúpida y superflua excelentemente mostrada en la película. Pero el mérito de "Scarface" no radica en mostrar la historia de Montana que emigra de Cuba para montar su imperio de drogas en Miami sino todo lo periférico. Policías corruptos, familiares que sufren, mujeres avaras, todo desde ya centrado en la sensacional actuación de Pacino (Hay grandes frases del personaje) y su amigo (El realmente cubano, el único en el film, Steven Bauer). Atrás de este traficante hay un dilema sobre el capitalismo, sobre los valores familiares, las tipicas idas y vueltas con traiciones y el debut de Michelle Pfeiffer (A mi gusto muy insulsa con el tiempo progresaría años luz). Hay otros actores de renombre como Robert Loggia y F. Murray Abraham (El Salieri de "Amadeus" que dejan su impronta pero sus roles no son tan longevos. El final es imperdible y a pura violencia, para poner todo al mango como si estuvieras escuchando metal. Un film que parece ser una cosa y tiene muchos mensajes para dar tras las balas, las montañas de merca y los narcos que compiten con Montana.

Calificación: 9/10

jueves, 29 de agosto de 2019

MANOWAR "Kings Of Metal" (1988)



Primera review sobre esta agrupación tan polémica dentro del heavy metal al punto de que han creado una grieta (Si no sos argentino no vas a entender el término, los amás o los odiás) entre los mismos fans del estilo. Es que ellos por un lado tienen su música y por el otro una imagen y una postura sobre lo que es verdadero y falso, el vocero principal de esta prédica es uno de los fundadores del grupo el bajista Joey DiMaio. Elegí este disco porque si bien mi debut con ellos fue en la secundaria con el anterior a este ("Fighting The World") este "Kings Of Metal" es una declaración de principios desde el título - lo que mencionaba anteriormente - y es superior a "Fighting The World". Un poco más de duración, la justa y necesaria - cuarenta y dos minutos - los temas son muy épicos, Manowar basa sus letras en el fuego, la espada, la lucha (Tienen cuatro discos más contando "Fighting..." que dicho sea de paso es su debut con Atlantic Records) y eso se traslada a la música. Heavy Metal a medio tiempo o al galope con mucho gancho, coros y la descomunal voz de Eric Adams que puede cantar excelentemente y pegar unos gritos infernales. DiMaio en el bajo es un excelente instrumentista y lo demuestra en la adaptación de "El Vuelo Del Moscardón" aquí titulada como "Sting Of The Bumblebee", su bajo por momentos parece una guitarra más en los demás temas y no deja tan expuesta a la única guitarra del grupo que pertenece a Ross The Boss. Scott Columbus en batería es correcto y lo mejor del disco está en el 1-2 letal que son "Wheels Of Fire" y el tema título. Otros temas son más remansos como "Heart Of Steel" pero vuelven los dientes apretados y los coros gritados en "Hail And Kill". Se cierra el CD con otro gran tema épico de siete minutos ("Blood Of The Kings"). Estoy escribiendo sobre lo que sería "la segunda etapa" de Manowar, este disco es el preferido de algunos fans y los entiendo. Los tipos venden incluso en su imagen guerra, músculos, testosterona y actitud lo cual se traslada a la música con un barniz bastante épico. Compositivamente no son intrincados sino más bien eficientes, no sobrecargan los temas sino que agregan interludios u otros instrumentos. Tal vez en algún otro momento hable de los discos "para atrás" de este ya que este año anduve escuchando mucho Manowar. ¿Reyes del metal?. No. Pero una banda con un gran cantante y gran bajista que le da a sus fans lo que sus fans quieren y este es un buen ejemplo. Y si te gusta Bon Jovi mejor no se los digas.

Calificación: 8/10

martes, 27 de agosto de 2019

SACRED REICH "Awakening" (2019)



Con ferviente entusiasmo la semana pasada escuché este regreso del cuarteto thrashero de Arizona. ¡Cuantos años y recuerdos que me traen las épocas de "The American Way", "Ignorance" y el EP "Surf Nicaragua"!. Thrash con riffs cortados, gancho, algo de hardcore (Sobre todo en "Ignorance") y un cantante que además escribía letras GENIALES. Si bien luego sacaron dos discos que no eran tan de mi agrado "Independent" y "Heal" debo reconocer que si bien el thrash pasó más a un sonido noventas el resultado lejos estaba de ser malo. La pregunta del millón... ¿Como sonaría "Awakening"?. En las primeras escuchas me decepcionó ya que esperaba thrasheadas a granel y en este caso en diez temas y en casi media hora todo suena más a un heavy metal tradicional con ALGUNAS cosas de thrash por allí. No es un mal disco para nada pero leí algunas reviews donde están todos muy entusiasmados con este trabajo lo cual no es mi caso. La producción parece UN POCO debil en guitarras, de crudo y vuelta a los ochentas al menos yo no veo NADA pero tras más escuchas a pedido a personas que me sugerían más chances le fuí encontrando más cosas. "Divide & Conquer" tiene un estribo que me recuerda a KISS, otros temas tienen una onda Black Sabbath, metal, y falta ese gancho que solían tener y lo encuentro en el mejor tema del disco ("Revolution" que es lo que más o menos esperaba de ellos). Phil Rind suena correcto - acaso algo más relajado pero BIEN - y el resto de la banda cumple, en especial el regresado baterista Dave McClain luego de su partida de Machine Head. Un discreto regreso pero esperaba que los fideos tuvieran más tuco (?)

Calificación: 6.5/10

SCORPIONS "World Wide Live" (1985)



He visto tres veces a Scorpions en vivo y siempre he tenido la misma sensación, los tipos son mucho más que en los discos de estudio. Este registro es el más afamado "en vivo" (Ya sabemos todos que no hay nada 100% en vivo en los discos en vivo) y compila sus mejores temas en distintas tomas de esa maratónica gira de la que se registró un VHS, anduvieron por Japón, Rock In Rio, Estados Unidos, Europa. "World Wide Live" es un grandes éxitos ideal en vivo, con ese sonido que tienen bien de estadio (Sobre todo las violas de Matthias Jabs y Rudolph Schenker que fueron lo que más me impresionaron en Obras 1993). El resto es disfrutar del Scorpions post Uli-John Roth y escuchar potentes versiones de "Dynamite" (TREMENDA), "Rock You Like A Hurricane", "Coming Home", "Blackout" y las pausas con temas más tranquilos como "Holiday" y la balada que los termino de catapultar al éxito ("Still Loving You"). Podés sentirte en un estadio de USA con Klaus arengando y el público de esos años puños en alto (Vean el VHS), hoy en día se extrañan discos en vivo con ese espíritu de potencia, adrenalina y sentir que la gente realmente la pasaba bien. Eran los ochentas y el metal estaba en sus mejores momentos. ¿Scorpions hace heavy metal?. Yo creo que sí (Con alguna cruza de hard rock, tampoco son Iron Maiden/Judas Priest ni pretenden serlo), sobre todo desde "Lovedrive" en adelante. Un gran testimonio en vivo de una banda que sigue hoy en día dando potentes shows en estadios.

Calificación: 8/10

XENTRIX "Bury The Pain" (2019)



¡La puta madre que sorpresa este disco!. Mi historia con Xentrix es especial, tienen la review del primer disco "Shattered Existence" escrita aquí hace muchos años en donde me desasnaba de como los descubro pero a la vez no me parecían la gran cosa más que les faltaba un poco más de agresión a mi gusto. En el medio vinieron un EP con una patética versión del tema de "Ghostbusters" y un segundo disco aún no reseñado titulado "For Whose Advantage?" en donde mejoraron MUCHO los temas y mostraban más los colmillos que en el debut. Luego le seguiría "Kin" que vendría a ser el álbum negro de Xentrix pero sin onda y muchísimo robo a Metallica como en el debut. Otro disco más sin pena ni gloria ("Scourge") y se separan. Parecía que las bandas de thrash inglesas estaban malditas. Hace años se reunen (De los originales están el guitarrista Stan Harvard y el baterista Dennis Gasser) y agregan a Jay Walsh (Guitarra/Voz Ex Blaze Bayley, hasta vino a tocar acá, un tipo muy simpático y está en Bull-Riff Stampede con los que ya tiene dos discos). Chris Shires ocupa el bajo. 



Cincuenta y un minutos, diez temas que no dan respiro. Xentrix ha logrado uno de los mejores regresos del thrash metal y me cerró bien el culo. Las guitarras chorrean rabia y los riffs se suceden uno tras otro bien palm muteados y como dagas en una afinación algo más baja que la de antes. Sigue habiendo una influencia de Testament pero esta vez del más agresivo, alguna cosita del Exodus moderno pero Jay Walsh pulveriza al ex-cantante (Y guitarrista) Chris Astley, uno de los responsables de que le faltara ese punch extra a la banda en la voz, Walsh es monótono pero suena furioso, como si a Chuck Billy lo hubiera mordido un doberman. Así los temas son pesadísimos pero con melodía como el tema título, "The Truth Lies Buried" y hay estribillos aguerridos pero con un gancho TREMENDO en "There Will Be Consequences" y "Let The World Burn". Ni un puto relleno y el disco no pide pausa. Otro mérito es que Andy Sneap (Productor afamado por poner todo el sonido comprimido y más) no puso el sonido para destrozar tímpanos (¿Pedido de la banda?) si no que se nota que se cada instrumento está perfectamente balanceado y el rojo en el ecualizador no llega. Para mí DISCO DEL AÑO (En todo sentido, pueden ver que hasta me lo compré en vinilo)

Calificación: 9/10

PYRACANDA "Two Sides Of A Coin" (1990)



Durante la década del 80 el thrash explotó primero en Estados Unidos y luego la oleada replicó en Europa. En el país donde se vieron los mejores resultados fue Alemania que sacó bandas por todos lados desde propuestas más emparentadas con la velocidad y suciedad (Kreator en sus inicios, Sodom) a bandas con tendencia a componer y no sólo a escupir riffs corrosivos. En 1990 Pyracanda lanza este disco debut, lógicamente estamos en la época de Internet y ahora podemos bucear para atrás si queremos pero gente de mi generación veía un CD como este en una batea y tal vez lo pasaba por alto o no se lo pedía al disquero para escuchar. Por suerte lo pude pescar hace poco en una reedición del sello inglés Divebomb Records que es un fan que compra licencias de estas bandas, y en el booklet en lo posible mete biografía y algún reportaje. Pues bien estamos en presencia de una banda formidable con dos guitarristas que machacan y galopan a diestra y siniestra (Uno de ellos, Sven Fischer años después terminaría en Rage) y una banda que esta más del lado del thrash que del metal pero tiene influencias del flanco más tradicional. Lo que hacen lo hacen de una forma muy interesante y con un gancho que otras bandas no tienen. Recomendaría este disco a fans de Heathen, Vendetta, Paradox, Flotsam And Jetsam, grupos que en algunos temas parecerían influenciar a Pyrancanda (No afanan, ojo). NO SE PIERDAN la perfección hecha tema titulada "Welcome To Crabhouse City" con siete minutos y muchísimas variantes.

Calificación: 9/10

sábado, 24 de agosto de 2019

TOOL "Lateralus" (2001)



Una review de una banda que postergué hasta el día de hoy y será más larga de lo normal. Tool es una banda difícil e inusual en todo sentido. Los descubro en los noventas con sus videos de MTV que eran artísticamente hermosos y con figuras como de plastilina que actuaban con otras que se desarmaban. La música parecía un grunge introspectivo pero había más.... sacan otro disco y se vuelven aún más intrincados, complejos, claustrofóbicos e ingresa un bajista llamado Justin Chancellor que se vuelve fundamental para su sonido. Más videos con historias a descifrar y la banda gana en misterio, mística (?), fans hablando del significado de tal o cual cosa. Tool hace grunge/rock/metal/progresivo?. Por primera vez me encuentro ante una banda que realmente considero original (O no se de donde afanaron todo). Esto no es para poner de fondo o en el auto. Requiere sentarse y escuchar cada tema. Puede que pongas stop y te resulte un plomazo, dale otra chance. Si no, no te preocupes, esto no es para cualquiera. Esto aplica para toda la discografía de Tool pero en el año 2001 el cuarteto de Los Angeles edita acaso su obra maestra. Dato anecdótico filtraron un nombre falso del álbum y una lista de temas falsa (Épocas de Napster). "Lateralus" es un trabajo en donde se nota que Maynard James Keenan (Voz), Adam Jones (Guitarra), el mencionado Chancellor y Danny Carey en batería se tomaron mucho tiempo para la pre-producción, composición y cada matiz de este disco. Vean ya lo que es el arte de tapa. La música es lo que más me va a costar describir. Mi músico favorito en toda esta locura es el bajista que por momentos marca el pulso de los temas secundado por la descomunal percusión desplegada por Danny Carey. Keenan tiene una voz como claustrofóbica y Jones puede explotar como lo hace en tracks como "The Grudge" (Ese final, por favor) pero reitero, armate de paciencia por que hay mucha elaboración, complejidad, climas, cambios, temas que actúan de separador, mensajes que mandan ellos (Para que los fans hasta en el año 2090 debatan). No creo que nadie entienda "Lateralus" en una escucha a no ser de que no haya entendido lo que es Tool. Por lo que he averiguado y esto no lo sabía en este CD basan muchos conceptos tanto músicales como métricos y líricos en la Secuencia matemática de Fibonacci (Googleenlo), otros temas que te sumergen en todo este universo intrincado, complejo y críptico son "Schism", "Parabola" y uno que me llamó la atención es "Disposition" en donde Carey logra un efecto con su batería al final del tema en donde parece que es una pelota que deja de rebotar de a poco para reposar. Ideal para escuchar con todos los sentidos puestos, no sé si le encontrarás algo si te tomás una buena dosis de alcohol o droga, pero estos tipos han logrado hacerse de un nicho muy especial y se los elogio. Son polémicos, no convencionales y musicalmente a mí me compraron. Espero que estas lineas les sirva de mapa Tool, decidí empezar por "Lateralus" ya que lo considero el mejor de todos los que sacan cada varios años que se toman para editar un disco.

Calificación: 9/10

miércoles, 21 de agosto de 2019

DEVOURMENT "Molesting The Decapitated" (1999)



Siempre me gustó ir más allá de lo extremo a medida que iba escuchando música de adolescente. Primero Metallica, Slayer, Napalm Death, el Death Metal, el Grindcore, el Black Metal. Recuerdo lo escandaloso que era escuchar Cannibal Corpse en los noventas y los serios problemas para conseguir las ediciones no censuradas. Hace ya varios años cuando en el 2001 uno descargaba mp3 con un programita llamado Audiogalaxy (Creo que era una variante de Napster) me bajé este disco ya que leía por Internet que esto era hiper brutal. Por cosas de la vida hace unos días sale el "nuevo" disco de Devourment y escucho a un colega confiable decir que "suena igual que al disco debut". Escucho el de este año y me ahorro la review ya que todo aplica acá. Voy a tratar de ser claro. Oriundos de Dallas (Texas, USA) desde 1995 venían sacando demos (Que luego saldrían en el compilado "1.3.8.") y logran grabar este trabajo. Devourment es un quinteto al que se le atribuye haber formado un subestilo de death metal llamado "Slam"/"Brutal", en donde simplemente es llevar todo a la máxima brutalidad con riffs gravísimos inentendibles pero pesadísimos, una voz en donde Chris Barnes parece modulado y la batería pega desde blast beats veloces, otros que no sé como los tocan (O los truchan) y las guitarras cosntante estan "fran fran fran" sin casi variante alguna. O sea no hay duda, quieren ser los más brutales pero han logrado que a mí que a veces me han dicho que me gustan bandas extremas que se repiten los sentencie con que esto es un tema entero de treinta y cinco minutos. Al principio la cosa está bien, te vuelan la cabeza pero después es todo al pedo ya que como recalqué realmente los temas casi no tienen variación, Carlos Campos esta grrr grrr grrr los violeros pudriendo todo con una afinación calculo para guitarra de siete cuerdas. Lo curioso es que Devourment se convertió en una cabecera de este estilo y hay miles de Devourments en todo el mundo. Cannibal Corpse mismo es extremo pero tiene dinámicas y técnica en sus temas. Acá es lineal pero slam bien puesto, es un bofetazo que compro por tres minutos, luego se hace demasiado aburrido posta. Tomelo o dejelo.

Calificación: 5.5/10 

viernes, 16 de agosto de 2019

BOLT THROWER "Those Once Loyal" (2005)



No sé por qué tarde tanto en escribir esta review. Bolt Thrower siempre fue una banda única en el death metal, sumamente respetada y alabada por sus fans, poseedora de un sonido muy identificativo. Ideal para subirte a un tanque para atacar enemigos que se te presentan en el campo de batalla (Verán la tapa de este CD como siempre la temática gira en torno a lo bélico). Tras dos primeros discos que fueron más death/grind, a partir de "Warmaster" plantan la semilla de lo que sería su sonido característico el cual mantendrían con alta calidad en los subsiguientes trabajos. Pero hete aquí que en el medio Karl Willets (Voz) se va dos veces, en el disco antecesor "Honour - Valour  - Pride" graba la voz Dave Ingram (Benediction), pero vuelve el mencionado Willets en el 2004 y se plasma lo que yo considero EL mejor disco de su carrera. Editado por Metal Blade y con la mejor producción POR LEJOS que han tenido - a cargo de ellos mismos - esto es un festival de riffs graves, batería atronadora a medio tiempo, y composiciones bien a tono con lo que ya mencioné. Hasta el bajo de Jo Bench está mucho más audible que en el pasado. Arrancar con el 1-2 que son "At First Light" y "Entrenched" (Están empalmados) noquea pero a la vez pone el rumbo a lo que viene. El riff inicial de "The Killchain" recuerda a otros que ya tocaron en el pasado (¿Cenotaph?) y podría seguir mencionando temas pero me quedo con el enorme "Anti-Tank" (Dead Armour). El álbum se te va volando, dura cuarenta minutos pero parecen menos de veinticinco y solicita re play urgente. Este sería su último disco y Bolt Thrower se merecía terminar su carrera en estudio con una obra maestra como esta. ¡Boooooom!

Calificación: 9/10