sábado, 3 de marzo de 2007

DARK ANGEL "Darkness Descends" (1986, Thrash Metal)


Esta fue una de las primeras bandas de thrash que escuché estando en la vieja disquería Excalibur allá por el año 1988: debo decir que en ese momento me parecieron INESCUCHABLES. Años después ya bien curtido con el thrash extremo les dí en 1991 una segunda oportunidad copiandome a casette el CD. Cuando en 1999 Century Media relanzó buena parte del catálogo de Combat en CD lo compré en JackFlash.

Dark Angel fue una banda oriunda de Los Angeles que surgió a mediados de los ochenta. Con un correcto debut “We Have Arrived” pegarían el batacazo entre los thrashers más podridos con este disco. ¿La clave?. Aceleraron frenéticamente los tempos y la extensión de cada tema logrando machaques fulminantes, solos frenéticos, climas caóticos y voces muy desgarradas. El tema título tiene una intro con mucho doble bombo (De 0:00 a 01:35) la cual desemboca en una turbulencia de riffs secos a mid tempo.

Segundos después... ¡Se desata la velocidad pura y el caos total!. ¡Thrash bien “podrido”! (Termino que se usaba en los 80’s para describir al thrash de Possessed, Kreator, Destruction, etc...). Los violeros Jim Durkin y Eric Meyer no solo masacran con los riffs crudos, tiran un solo más hiriente que otro. Gene Hoglan dificilmente baje el pie del acelerador (y del doble bombo) en casi todo el disco. “The Burning Of Sodom” sacude por su ferocidad. La batería nuevamente taladra a 2000 km/h y Don Doty vocifera a la par. Las violas con crudísimas, apocalípticas y desenfrenadas. Hay un mid tempo breve con machaque pero los tipos vuelven rápidamente al descontrol.

En "Hunger Of The Undead” nos encontramos con otro track largo y dificil de digerir. Ya los oídos empiezan a sangrar en serio.... El cuarto tema es un viejo conocido: la regrabación de un tema del primer LP “Merciless Death” que es un poco más desacelerado que sus tres antecesores... ¿Más tracks extensos, abrasivos y destroza tímpanos?. “Death Is Certain (Life Is Not)” arranca con una intro de bata de Hoglan y vuelven a su rítmo devastador con riffs bien hirientes logrando un tema sumamente al mango y taladrante, en luego de un duelo de solos entre Meyer/Durkin ambos se mandan una breve sección de gemelas devastadoras (La sección que va de 03:03 a 03:12).

En “Dark Prophecies” bajan bastante las revoluciones pero no la agresividad. El tema (para variar) pasa los ocho minutos y taladra con riffs más hirientes que preponderan sobre el machaque de Hoglan. De 05:14 a 06:50 queda muy claro que las violas agreden sin parar.

Se cierra el disco con el potentísimo “Perish In Flames” el cual tiene una intro muy cruda (De 0:00 a 0:35), el resto es palo y al bolsa rematado con el final aniquilador a toda potencia (De 04 25: a 04:51).

“Darkness Descends” es un álbum LLENO de riffs oscuros, palazos despiadados de batería y climas muy crudos/violentos. No busquen variedad músical con estos tipos. La lograrían dos álbumes después, en “Time Does Not Heal” (Ya hay un review de este disco más abajo). ¿Quieren hacer putear a sus vecinos?. Este disco es para ustedes.

Calificación: 8/10

1 comentario:

  1. Éste album es por lejos mejor que raining blood,master of puppet o peace cells.los big four del thras no pasa nada...dark angel, viking,darkness RULES......

    ResponderEliminar