domingo, 22 de noviembre de 2009

SINISTER “Cross The Styx” (1992, Death/Thrash Metal)


En los noventas, el sello Nuclear Blast no tenía la envergadura que tenía actualmente. Se manejaba como un sello de independiente para abajo, con escaso presupuesto para todo. En la extinta revista norteamericana “Metal Maniacs” se dedicaban a bombardear de publicidades en blanco y negro con varias de sus bandas (Revenant, Pungent Stench, Atrocity, Disharmonic Orchestra), y en diez palabras te describían como venía la mano para rematar la misma.

En 1994 leyendo un número, piqué con Sinister. Primero lo compré en cassette importado y gracias a Metal Mind, aquí ven su reedición remasterizada limitada a 2000 copias, númeradas y en digipack más tres bonus tracks en vivo.

El sticker que ven en la foto de la portada dice una gran verdad: “Uno de los grupos de death metal más subestimados de la escena de los noventas”. Pues arrancaron en Shiedam (Sur de Holanda) en 1988, grabando un par de demos y EPs. ¿Cómo termino todo?. Eran una banda ideal para Nuclear Blast quienes no dudaron en editarles este disco ASESINO, previa inclusión de un tema de ellos en un compilado. Producido por Alex Krull (De Atrocity, quién aporta "coros" al inicio y al fin) el CD arranca con “Carnificina Scelesta”, una intro que es una suerte de abreviación oscura del “Carmina Burana” con gritos de los músicos en joda de fondo junto al mismo Krull.

La masacre arranca con un riff demoledor y la batería a mil en “Perennial Mourning” ¿Cómo suena Sinister acá si querés saber?. Imaginate al Deicide más inspirado del primer álbum con mucho del viejo Slayer y Possessed pero con una vuelta de tuerca que hace que cada guitarra se te incruste en el tímpano. Riffs por sobre todo veloces, rebajes con dobles bombos atronantes, disonancia, la guitarra de André Tolhuizen que por momentos se asocia o disocia - Es un violero sólo pero al ser en estudio Sinister parece un quinteto – mientras el velocímetro arde al rojo vivo. El tema más lento es “Spiritual Immolation” en su primer minuto pero en un corte se terminó: marche el acelerador de nuevo. La voz de Mike Van Mastrigt está entre un Jeff Becerra (Possessed) y Glen Benton (Deicide), pero las palmas se las lleva el baterista Adrie Kloosterwaard, quién no deja redoblante y platos enteros.


En "Cross The Styx" Sinister se situa entre la frontera del Death Metal y el Thrash. Si bien la voz es más death y el tempo ultrasónico, los riffs por momentos son thrasheros (“Sacramental Carnage”, “Compulsion Resignation”, el tema título que es un caos de mitad en adelante). El oyente queda aniquilado por completo ante tanta potencia, violencia y brutalidad. Otra banda más que no recibió el reconocimiento debido a excepción de colegas que usaban sus remeras (Cannibal Corpse). Todavía siguen vivitos y coleando y pocos saben que este año... han tocado en la ciudad de Córdoba Capital. ¿Dije inadvertidos?. No hace falta más muestras: ¡Ni tocaron en Buenos Aires, un grupo de fans cordobeses los trajo a tocar!. ¿La música?. Uno de los debuts más demoledores de este palo.

Calificación 8.5/10