domingo, 27 de noviembre de 2016

METALLICA "Hardwired... To Self Destruct" (2016, Thrash Metal)


Tras ocho años de espera la banda más importante del heavy metal lanza un nuevo disco de estudio. Doble y una edición triple (Que es la que ven en foto, con bonus tracks). Desde el vamos vale destacar que desde ya hace muchas décadas Metallica hace lo que quiere, lo cual a muchos fans les satisface y a otros oyentes les genera urticaria comenzando a clamar contra el cuarteto. Sacaron el álbum negro en 1991 y desconcertaron al metal pero se reinventaron, luego se cortaron el pelo y coquetearon con el hard rock. Luego Napster, controversias, un disco en el 2003 sin solos y con batería de lata. "Death Magnetic" mostraba un regreso a las fuentes (A mi criterio y ya con años pasados, "forzado"). ¿Que tenemos aquí?. Sin contar el CD Bonus, 2 CDs con doce temas sumando un total de setenta y siete minutos. "Hardwired..." parece un repaso de diversos elementos de toda su discografía, posee una excelente producción y en su arranque se revela dinámico. Los temas adelanto abren la cuestión ("Hardwired", "Atlas, Rise!", el buen estribillo y dinámica de "Now That We're Dead" y "Moth Into Flame"). Los dos temas siguientes cumplen pero se nota una merma en la energía y más extensión - innecesaria - de los temas ("Dream No More" y "Halo On Fire"). Cuando ponés el CD 2 ya se percibe algo. La banda estira y repite ciertas estructuras sonando muchos temas estirados o menos inspirados (Decididamente ManUNkind es el gran ejemplo). Pese a que Hetfield machaca y canta como nunca lo he escuchado los temas siguientes presentan las mismas características y cuando se llega a "Murder One" para homenajear a Lemmy te emocionás leyendo las letras pero compositivamente se percibe el prolongar el tema más allá de lo que precisa. Metallica siempre da sopresas: el CD 2 se cierra con lo mejor de todo el trabajo, "Spit Out The Bone" un tema 100% al mentón y con el real ADN, dando en el nervio. El CD 3 tiene un medley de Rainbow, covers de Iron Maiden y Deep Purple, y un show en vivo de este año en donde prevalecen temas de sus dos primeros discos. Además el tema "Lords Of Summer" que tranquilamente pudo haber sido parte del disco y no un descarte. Es un buen disco, pero hay que analizar primero algo. Estos cuatro músicos ya no son los que grabaron los tres primeros discos y hay gente que todavía sueña con algo en esa vena. Pasaron los cincuenta y tantos, la rabia, cerveza y fuck yous al aire los tienen en vuestros posters de los ochentas. Muchos riffs del disco son sencillos, con algún guiño a algún trabajo, otros en plan Black Sabbath, y realmente aquí James Hetfield demuestra que es el músico de Metallica que en este momento marca el pulso musical verdadero. Kirk Hammett y Robert Trujillo cumplen y el controvertido Lars Ulrich suena cada vez más disperso con su instrumento pero no creo que nadie se queje por como suena la batería. No esperaba mucho de Metallica, este disco es bueno, cumple, sobretodo en su primera parte y es una banda que ya dió lo mejor de sí... pedirles un "Master Of Puppets II" es un acto de autodestrucción personal. Y ellos hacen lo que quieren como sacar un video por YouTube por cada tema. Son Metallica. Entiendanlo de una vez.

Calificación: 7.5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada