miércoles, 7 de septiembre de 2016

NAPALM DEATH “Enemy Of The Music Business” (2000, Death/Grindcore)




El título que han elegido para este trabajo no es casualidad. El quinteto venía desencantado con sus experiencias discográficas (Columbia, Earache últimamente) y lanza este disco con un sello mucho más pequeño (Dream Catcher). A eso se replantean la línea musical ya que desde sus andanzas por la multinacional ya mencionada tuvieron experimentaciones que no agradaron mucho a sus seguidores más radicales si bien en algunos trabajos hubo resultados interesantes (“Diatribes”). Al grano entonces catorce temas a pura furia, guitarras caóticas, Barney Greenway desaforado con su garganta (Ni hablar de las letras, palos para todos… en especial las discográficas) todo megapotenciado por la EXCELENTE producción a cargo de Simon Efemey y Russ Russell. Recuerda a un “Utopia Banished” reteniendo algunas cosas de sus discos anteriores pero el 1-2 de “Taste The Poison” y “Next On The List” no dejan dudas: Napalm Death está enojado, aunque “Necessary Evil” tiene algo de gancho y menos mala leche. Todo lo demás es lo que se puede esperar, caos musical pero controlado, Danny Herrera y sus incansables blast beats. La edición que poseo (Año 2013, Secret Records) incluye el EP editado con anterioridad “Leaders Not Followers”, en donde con buen tino optan por rendir tributo a seis bandas que los marcaron. Buenas versiones pero se destacan “Demonic Possession” de Pentagram (Los de Chile) y la obligada hoy en día en vivo “Nazi Punks Fuck Off” (Dead Kennedys) no obstante Raw Power, Repulsion, Slaughter (Canadá) y Death están bien versionados. La banda a partir de este trabajo no se movería mucho de este enfoque musical, me refiero, no hacer experimentaciones, bajar la velocidad o algo por el estilo. Le declararon la guerra al negocio de la música pero jamás defraudaron a sus fans. 

Calificación: 8.5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada