lunes, 18 de agosto de 2014

IRON MAIDEN "Killers" (1981)


1980 fue un año prolífico para el Heavy Metal. Referentes como Judas Priest, Black Sabbath y Motörhead (Por mencionar tres) sacarían discos esenciales en sus carreras. Parecía una gran época para dichas bandas y lentamente para una nueva camada que tenía Gran Bretaña como cabecera de playa. Tres de ellas ya hacían algo de ruido: Angel Witch (Debo review... paciencia), Def Leppard... ¡Y Iron Maiden desde ya!. La Doncella de Hierro había lanzado su primer disco en este año tan clave. El paso siguiente era ratificar todo con un segundo lanzamiento. Previo a ello hubo un cambio de alineación: se fue el violero Dennis Straton e ingresó Adrian Smith (Ex-Urchin). Harris algo disconforme con la producción del debut llama a un productor de renombre: entra Martin Birch (Deep Purple, Whitesnake, Black Sabbath de "Heaven And Hell" entre otros) quién los ayudaría en dar brillo a sus destrezas musicales. Y esa es una de las grandes diferencias que se notan en relación con "Iron Maiden". La composición es más precisa, lo mismo ocurre con los músicos y sus ejecuciones, Birch con las perillas se encarga de enfatizar todo, Paul Di' Anno canta mejor con ese estilo que coquetea entre lo callejero y rebelde. Así salió esta placa con un título adecuado para lo creado. "Asesinos". Arranca con "The Ides Of March", una intro emotiva de tinte épico. ¿Luego?. La cólera de "Wrathchild" y "Murders In The Rue Morgue" (Basada en Edgar Allan Poe desde ya) el remanso más rockero pero sin dejar de tensar en "Another Life". Siguen sin soltarte del cuello con ese enorme instrumental titulado "Genghis Khan" (¿Subvaluado?). Las guitarras de Murray-Smith (Quién no tuvo tanta ingerencia en la composición del disco.... Harris casi monopolizaba todo en esa época) con énfasis en el trabajo de guitarras gemelas que Thin Lizzy patentó en los 70s (Llevándolo aún un tanto más allá), Clive Burr (R.I.P.) que le daba a los parches con potencia inusitada, los dedos de Harris moviéndose a toda velocidad en su bajo y un Di' Anno que grabaría su última placa en estudio con la banda dejando una performance "asesina". El tema título mezcla furia con refinamiento, lo mismo "Drifter" y hasta hay un tema más tranquilo como "Prodigal Son". Luego a girar por primera vez como acto principal para luego hacerlo junto dos grandes influencias musicales (Judas Priest en especial y shows con UFO en... una tal Long Beach Arena, también hubo una gira europea teloneando a KISS) los excesos le pasaron factura a Di' Anno quién más tarde dejaría la banda. Como fan de Iron Maiden crecí escuchando la segunda etapa y este disco fue creciendo mucho en mi estima con los años al punto que lo considero entre los mejores del quinteto. "Killers" es un punto de partida para lo que explotaría un año después, inevitable pero consecuencia de un disco brillante como este. NI HABLAR del arte de tapa que al día de hoy considero de las mejores del género.

Calificación: 9/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada