domingo, 15 de abril de 2012

NUCLEAR DEATH "Bride Of Insect" (1990, Thrash/Death)


Me encuentro ante una review especial. Por los noventas me comentaban de esta banda como algo realmente muy extremo, algunos hasta osaban decir que eran lo peor que habían escuchado en su vida. Siempre me despertó curiosidad el extremismo llevado al límite y eso me llevó a bandas como Cannibal Corpse. Mis primeras audiciones de este trío oriundo de Arizona fueron gracias a Internet (¿Recuerdan un programa llamado Audiogalaxy? luego de el liquidado Napster), allá por el 2000. No me parecieron gran cosa PARA NADA aunque sí "especiales" así  y todo fuí a la Disquería Jackflash y compré este disco que de yapa trae el que le sigue en su edición versión 2000 por el sello Extremist Records ("Carrion For Worm" el cual tengo en su edición original de Wild Rags y comentaré aparte). Acá la cuestión es simple: thrash tocado a 100.000 km/h con una viola tan disonante que realmente me cuesta distinguir un tema de otro (Y vaya que escuché disonancias de todos los calibres... a esto no hay con que darle). Por momentos realmente todo es un caos inentendible y la producción en vez de ayudar suma a que todo sea más bardero. Y una mujer que canta y toca el bajo (Lori Bravo) que si no te dicen de que sexo es pensás que es un tipo.



Doce temas mayoritariamente mugrosos, palerisimos MAL (Ni quiero pensar para 1990, la velocidad del primer Napalm Death amalgamada con el thrash/death más viscoso que te puedas imaginar), con efecto de "bola de ruido" (Para esta banda ese término calza como "anillo al dedo"), rescato a "Necrobestiality" el tema título, "Fetal Lament: Homesick" (¡Que tiene hasta una intro calma!) y "Vultures Feeding" (Que tiene algo de.... ¡melodía en un riff!). Insisto, todo lo demás es demasiado lineal, parecen todos temas iguales (Pero mal... para que a mí me dé esa impresión es raro) y recontramegaquilomberos, aunque me impacta por su violencia y "algo" que tiene la banda (¿Peculiaridad?), es como que te tiraran el CD por la cara al ponerlo en los parlantes (Que realmente atronan), en especial por la bata de Joey Whitfield y la viola cuasi ininteligible de Phil Hampson. Nuclear Death con los años me cayó más simpático por captar esa crudeza tan visceral de las ediciones del sello Wild Rags, que eran verdaderas bombas atómicas grabadas en bajo presupuesto y casi en una toma (Cosa que creo advertir aquí aunque no hay detalles de que así sea). Recomendable para alguien que se quiera derretir el cerebro con un thrash/death fangoso, muy pero muy abrasivo, y transpirar en menos de media hora. No me malinterpreten al ver la calificación, pero la esposa del insecto es un laburo muy pero muy particular.

Calificación: 5/10 (Pero no deja de ser un CD muy "único")

No hay comentarios:

Publicar un comentario