jueves, 3 de marzo de 2011

MICHAEL SCHENKER GROUP en ARGENTINA (The Roxy Club, Domingo 27/2/2011)


El hecho remarcable del evento: Al terminar los bises faltaba un tema, la banda se retira y TODO el Roxy empieza al girto de “Doctor Doctor!”. Schenker frena la retirada mira a la audiencia, se encoge de hombros sonriendo y toma de nuevo el escenario bajo una ovación ensordecedora.

Lista de Temas (¡¡¡Gracias Silvana Setti por proporcionármela!!!)

1. Armed And Ready
2. Cry For The Nations
3. Let Sleeping Dogs Lie
4. Are You Ready
5. I Want You
6. A Night To Remember

(Solo Carmine Appice)

7. Into The Arena
8. Lost Horizon
9. Rock My Nights Away
10. On And On
11. Attack Of The Mad Axeman
12. Lights Out (UFO)

Bis:

13. Rock Bottom (UFO)
14. Doctor Doctor (UFO)


Michael Schenker nos ametralla de talento (Foto: Martín Gasa)

Un domingo a la noche muy agradable a nivel clima. No conocía el Roxy por ende me llevé una grata sorpresa. De afuera parece un pub cheto pero dentro es muy confortable tanto en decoración como en comodidades: hasta había seis splits operando para hacer suerte de ventilación y no pasamos mayores sofocones. Unas 350 personas no llenaban el recinto con lo cual uno podía apreciar cómodo el show, procedí a ubicarme casi al lado de la valla, a masomenos dos metros de los músicos.



Schenker poniendo segunda (Foto: Martín Gasa)

Michael Schenker es una LEYENDA no apreciada como tal. Brilló en UFO, tuvo un inicio de carrera solista brillante, y luego su carrera fue por decirlo errática (Vueltas a UFO, solistas no tan buenos otros si, problemas con alcohol y drogas arrastrados de UFO).


Michael Schenker Group en acción (Foto: Martín Gasa)

Aquí el nombre pesa mucho más que la banda – algo que acaso hizo que el MSG no la terminara de pegar como BANDA -, y como guitarrista te comento que seguro que influyó a algún violero de tus cinco bandas favoritas. Deep Purple y Ozzy lo quisieron reclutar (por mencionar dos instituciones) y el se negó. Así y todo siempre su real talento fue subestimado por los fans pero vanagloriado por los músicos y el público de rock más “entendido”.


Pichón de Pete Way (Foto: Martín Gasa)

Y eso vi en The Roxy. Gente grande (Algunos se acercaban a charlar al ver que tenía una remera de Thin Lizzy, y hablábamos de rock de los 70s), algunos papis con sus críos con remera de Iron Maiden, y un clima por sumo distendido. A eso de las 10 sale la banda a full con “Armed And Ready” y “Cry For The Nations” (Los dos primeros temas… del primer disco!). Sabía que no venía Gary Barden, en su lugar estuvo el sueco David Vanlanding que parece un Vince Neil actual europeo a nivel imagen. Vocalmente no es gran cosa, pero tampoco es malo. Me pasa lo mismo que con Gary Barden, ni fu ni fa, pero lo acepto.


David Vanlanding (Foto: Martín Gasa)

El resto de la banda la conformaban un violero/tecladista que parecía Dime Darrell resucitado (¡Hasta en las bermudas, viola, y pelo largo con rulos!, chequeen las fotos) llamado Wayne Findlay, un bajista pendejo pichón de Pete Way (Desconozco como se llama), y "un tal" Carmine Appice en la batería. De entrada el diablo metió la cola con el sonido, aunque el público (me incluyo) estaba deslumbrado por LO QUE TOCA Schenker. ¡La puta madre!. Cuanto sentido de la melodía, como riffea, los solos son una introducción-nudo-desenlace hermoso, lleno de recursos, y no abusa de recursos. Su viola estaba muy por arriba, pero todos ¡Lo fuimos a ver a el!. El teclado del "Falso Dime" casi ni se escuchó y la voz del sueco estaba muy baja. La bata estuvo OK en volumen y cuerpo al igual que el bajo.


Wayne Findley con el bajista y Vanlanding (Foto: Martín Gasa)

Un set muy compuesto por los dos primeros, más cosas de algún solista reciente, y la gente sin estar prendida fuego vitoreaba la banda que tocó una hora y cuarto aproximadamente. Las composiciones que más me pegaron fueron “On And On” (Mi tema favorito), la sorpresa de “Rock My Nights Away” (De "Built To Destroy"), y el potente instrumental “Into The Arena”, que tuvo como antecesor un muy buen solo del experimentadísimo Carmine Appice. Un batero que esa noche usó mucho el “China” para ejecutar los temas. Las restantes canciones estuvieron muy bien interpretados (No le pidas escena a Michael y a su banda: acá la música es lo que cuenta), pero el sonido a veces se empastaba, la viola de Findley era casi inaudible (¡Para colmo el dueño del circo la tenía bien a tope como ya mencioné!), y un plomo corria de acá para allá bajo las indicaciones de los músicos y eso no ayudaba a apreciar al 100% la cosa. En lo personal me hubiera gustado apreciar los teclados de Findley (La musica de MSG tiene excelentes partes de teclados, recordemos que tuvo al ex UFO Paul Raymond entre otros en su banda), que fueron casi INAUDIBLES salvo en ciertas introducciones de temas.

Dimebag Darrel resucitado ... perdón, Wayne Findley (Foto: Martín Gasa)

Queda claro que la audiencia se ceba con los temas de “MSG” y “Michael Schenker Group” (O "MSG II" como algunos le llaman)… y los de UFO!!!!. Lastima que el arranque de “Lights Out” en los primeros 20 segundos fue una bola de ruido indistinguible y la gente no la pescó, al reconocerla al acomodarse el sonido el publico levantaba los brazos, agitaba sin mucho bardo, la cosa se ponía más picante. La banda se despide… Y tiran un bombazo con “Rock Bottom". Ahí si la gente terminó de excitarse. Se van de nuevo… y TODO el lugar bramaba “Doctor Doctor!”, Schenker se ríe, mira a su banda onda “No nos vamos un carajo”, mira a la gente y sin decir nada nos dice “Bueno, me quedo y la toco”.


La banda ya desgranando temas de UFO (Foto: Martín Gasa)

El rugido del público fue tremendo festejando la humorada de Schenker (Un tipo más serio que Santo Biassatti). Y vino el tema con todos nosotros adelante saltando y Vanlanding realmente sorprendido por la gente, y cantando su mejor tema de la noche. Y llegó la hora de despedirse, los cinco saludan, Carmine tira parches, y lo vimos a Schenker. Un muy buen show en donde el violero demostró quién es, los temas bien seleccionados y ni los problemas mencionados llegaron a eclipsar la cosa. Es que estoy muy seguro de que sus fans lo van a ver a el, y no a su banda. Y Schenker demostró que es de los mejores (Además de ser mi guitarrista favorito). El Roxy fue una fiesta de hard rock con mucha melodía y polenta.

Gracias Michael. Hasta SIEMPRE. De un fan tuyo.


Vanlanding y Schenker agradecen al público (Foto: Martín Gasa)

Calificación: 8/10

2 comentarios:

  1. Coincido plenamente con el comentario del show, tal cual lo comento en mi blog. Si eras el de la remera de Thin Lizzy, te ví..jajajaj, pero no sabía que ras vos. Ya habra tiempo de encontrarnos en algún otro shoW. Se viene Journey, y ahí estare. Abrazo, Alejandro

    ResponderEliminar
  2. Mirá que loco que no nos encontramos!. Bueno para Journey saqué Platea Vip en Fila 3. No creo que nos veamos, pero si ves a alguien con remera de UFO, soy yo!. Gracias por tus comentarios, siempre son bienvenidos. Si tenés Facebook agregame che. Un abrazo

    ResponderEliminar