sábado, 18 de septiembre de 2010

SCORPIONS (Luna Park, Lunes 13 de Septiembre de 2010)



Playlist:

Sting In The Tail
Make It Real
Bad Boys Running Wild
The Zoo
Coast To Coast
Loving You Sunday Morning
The Best Is Yet to Come
Winds Of Change
Holiday
Tease Me Please Me
Dynamite
Raised On Rock
Solo de Batería
Blackout
Solo Matthias Jabs
Big City Nights

Bis:

Still Loving You
Rock You Like A Hurricane

Una noche tremendamente lluviosa en Buenos Aires, pero casi 10.000 personas sortearon los obstáculos climáticos para dar la despedida al mítico quinteto alemán. Desde mi posición (segunda fila de superpullmann) se podía apreciar un campo colmado y las plateas casi completas. El público era muy heterogéneo, pero me emocionó ver muchos cuarentones con sus hijos “heredando” el gusto por ver a una banda en vivo.

A eso de las 21:15 la banda arrancó con el “Sting In The Tail” y la gente ya estaba saltando al compás de los riffs de Rudolph Schenker y Matthias Jabs. Una muy buena pantalla de fondo flanqueada por dos comunes, más un escenario bien ancho permitía a la banda demostrar que tiene completo dominio del mismo. Klaus Meine… ¡Por favor, como está cantando a la edad que tiene!. Y eso que en la mezcla de sonido no estaba tapado.

Siguió la cosa con una seguidilla de temas clásicos impecablemente ejecutados (Ver playlist arriba) sin que mermara esa cruza de pesadez y rockeo divertido que tienen estos teutones. Como siempre en el instrumental “Coast To Coast” Klaus se calzó una viola e hizo temblar al estadio a la par de los demás músicos. El show se tomó un poco de aire con el “The Best Is Yet To Come” y la archiconocida “Winds Of Change” (Que sonó bastante más fuerte de lo esperado, por suerte). Una de las sorpresas de la noche fue “Holiday” interpretada tanto en la parte acústica como en la eléctrica. “Dynamite” como en las tres anteriores visitas que tuve la suerte de presenciar, fue una patada en las bolas.

Y llegó la hora de los solos, el turno fue del batero James Kottak (Tocó en Kingdom Come en los ochentas) y si bien no soy muy amante de estos parates para que un músico se luzca, sirvió para cebar a la gente y para que el Luna temblara por como el hombre le daba a los bombos, toms y platos. ¿Más sorpresas?. Al fin del tema anterior empalman con el clasiquísimo “Blackout”, con Rudy caracterizado como en la tapa (Cabeza con vendaje y los tenedores en cada ojo), cosa que me emocionó demasiado.

Tras un solo eficiente de Mathias Jabs (No será Michael Schenker ni Uli Jon Roth pero se la rebanca igual), el quinteto estremeció a todo el estadio con “Big City Nights”. Era tremendo ver a la gente abajo en el campo prendida fuego. Acaso Scorpions además de tocar un hard rock potentísimo tiene ese encanto de entretener. Debo confesar que cada vez que los ví salí “entretenido”.

Se retiraron y los bises eran más que obvios: “Still Loving You” y una versión fortísima de “Rock You Like a Hurricane”. Aproximadamente una hora y cuarenta y cinco de show. Estos tipos promedian los sesenta y se nota que disfrutan lo que hacen, además de ser excelentes en vivo. Si el retiro anunciado se cumple, lo harán en un pico elevado.

Lo que presencié ese lunes tremendamente húmedo (La salida fue una odisea contra el agua) me deja una sana pregunta ¿La separación es por miedo a perder filo como otros de sus colegas?. ¿O en unos años volverán al llano?. Mientras están estas dos cuestiones planteadas para que las pensemos, Scorpions, vino y arrasó con su rock. Una picadura que tardaremos meses en olvidar.

Calificación: 9/10

1 comentario:

  1. Materia pendiente ver en vivo esta banda que me marco de muy chico aunque veo que de la epoca de los 70 que es mi favorita no tocaron nada, salvo los temas de lovedrive :(

    ResponderEliminar