sábado, 19 de septiembre de 2015

IRON MAIDEN "The Book Of Souls" (2015, Heavy Metal)



“Nunca subestimar a una gran banda” decía un periodista especializado en metal de estos pagos hace casi veinticinco años. Siempre me quedó grabada su frase en especial tratándose de Iron Maiden. Soy muy fanático de su década del ochenta – fue la primera banda de HEAVY METAL que escuché - todo lo que vino después fue… diferente.... El último disco de ellos que realmente captó mi gusto fue el controvertido “The X Factor” con el también muy castigado Blaze Bayley en la voz. El retorno de Bruce Dickinson a la banda fue el resucitador crucial antes de entrar al nuevo Siglo. “Brave New World” fue otro disco bueno pero en los subsiguientes se zambulleron en su etapa más progresiva e introspectiva, con discos de más de 65 minutos plagados de intros somníferas arpegiadas, trabajos conformados por composiciones efectivas más otras no tan eficaces sin llegar al grado de mediocres y la extensión de los temas en vez de jugar a favor jugaba en contra. Con “The Book Of Souls” la sentencia del primer renglón se cumple: disco ¡doble! de casi noventa y dos minutos conformado por once temas (Seis en el CD1 y cinco en el CD2) sin desperdicio alguno y con hambre de gloria recuperada. Iron Maiden redondea un disco excelente de inicio a fin que mira de cerca – en nivel y ciertas cuestiones - a glorias como “Seventh Son…” o a mi favorito “Somewhere In Time”. ¿Qué pasó con este batacazo que han pegado?. La reciente enfermedad que padeció Bruce Dickinson – FIGURA INDISCUTIDA del disco – no ha sido determinante en nada aquí ya que el titán fue diagnosticado luego de la grabación del álbum y no antes del mismo. Me inclino a pensar que Steve Harris dejó más participación a los demás miembros en las composiciones y estos además de lucirse como en años no escuché están respaldados por temas – largos – pero con el plus de no aburrir en absoluto. Se trata de un trabajo que agrada de entrada pero requiere de varias audiciones para ser asimilado. En cuanto a lo musical sin ser una vuelta directa a los ochentas, “The Book Of Souls” es una relectura de la carrera de toda la banda (Temas a la yugular y al grano como “Death Or Glory” o el corte “Speed Of Light”) con una vuelta de tuerca con mucha más cabalgata y adrenalina de sus andanzas recientes (“If Eternity Should Fail”, “The Red And The Black” - SUBLIME -, el tema título, “When The River Runs Deep”). Pero BRUCE DICKINSON canta parado arriba del Everest y más allá arrastrando a los otros cinco para adelante. Lo del aviador/actor/siguen los rubros es DESCOLLANTE. ¡Por momentos pareciera que cantara “de más” en el buen sentido!. Conmovedor y para aplaudir de pie. Transcurre el disco con mucha pasión, cabalgatas, momentos muy vibrantes, cero embole garantido, solos como en tiempo no se escuchaban, y una banda GRANDE con todas las letras. La hora y media se va más rápido de lo que uno piensa. Hay momentos diferentes con un aire de nostalgia/solemnidad como “The Man Of Sorrows”, y una de las incógnitas era el tema de dieciocho minutos: esto no es un “The Rime Of The Ancient Mariner”, “Empire Of The Clouds” parece un soundtrack de un film en el buen sentido de la palabra pero en su segunda mitad irrumpen elementos más  a la usanza de la banda. Llaman la atención algunas autoreferencias en alguna letra, riffs que recuerdan a otros anteriores, pero nada empaña a este Coloso. He notado que muchos viejos fans han recibido este disco con las misma euforia que en mi caso lo cual es dado destacar que los más sorprendidos parecen ser los que crecieron escuchando “The Number Of The Beast” y “Piece Of Mind” en su momento de edición que la nueva generación de fans aparecida sobretodo con el tan pedido retorno de Bruce. Lo mejor de Iron Maiden desde 1988 y uno de los discos del año 

Calificación: 9/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada