sábado, 22 de agosto de 2015

NUCLEAR ASSAULT + EXCITER en El Teatro De Flores (Lunes 17-8-15)



Con John Connelly (Nuclear Assault) antes del show

Jamás hubiera pensado que el cuarteto neoyorkino iba a pasar por Buenos Aires. Si bien las bandas más emblemáticas del thrash nos han visitado en el caso de ellos se dió un mix de falta de interés, caída de popularidad y separación parcial del grupo. Pero este año anunciaron una gira despedida y afortunadamente se pudo concretar el show.... tarde.... pero Nuclear Assault tocó en Flores. Impresiones encontradas es lo que me viene a la cabeza. Sin mucha expectativa tras ver algunos shows en festivales europeos, llego a la esquina del Teatro y está John Connelly muy amablemente sacándose fotos con los fans. Me quedé helado por que siento mucha admiración por el, sobretodo por las letras que escribió. Aproveché y me puse a hablar de cosas que creí le iban a enganchar y lo logré: su disco solista, amistades con otras bandas, política. El tipo conectó y.... ¡Nos quedamos media hora hablando!. Cuando me despido, me da la mano como un caballero, al minuto nos volvemos a cruzar y me da una palmada. Cosas lindas que tiene esto de ser fan y este tipo de bandas. En la charla observé algo que me llamó la atención: un tipo inteligente, educado, irónico pero que al acercarse cualquier banda con un EP se convertía y les contestaba "Yo no escucho más música" en forma tajante. Eso me quedó cuando me dispuse a entrar para ver a la leyenda canadiense Exciter. Dan Beehler es un titán de frontman, vocalista y baterista y lo de los tipos fue heavy metal potente, arrasador plagado de clásicos que enardecieron a la gente ("Heavy Metal Maniac", Violence And Force", "Stand Up And Fight", "Pounding Metal"). Sin tener el mejor de los sonidos, se fueron justificadamente ovacionados y se los notaba contentos por la interacción con la gente. Una banda que "envejece bien". A la media hora asoma Nuclear Assault. Desde el vamos noté que el sonido tenía cosas que para una banda como ellos restan puntos: poco volumen, empastado, y las dos violas literalmente no se entendían. Igual su música fue una tromba de energía y la gente se mataba en los constantes circle pits. Un set de una hora con muchos clásicos de "Survive", "Handle With Care", y "Game Over" más "Analog Man" de su nuevo EP "Pounder", llegué a la conclusión de que es una banda que a diferencia de Exciter como cité arriba "envejece mal". OK, gira despedida... esperaba más actitud por parte de ellos ante esto, no es que no la hubo sino que Nuclear Assault arrasaba en vivo. Erik Burke es un guitarrista del montón, Connelly tiene la voz intacta pero entre problemas técnicos de su viola y que ya no es el de antes muy marcadamente (Salvo en el trato con los fans como ya mencioné), Dan Lilker con su metro noventa y bajo inquieto más Glenn Evans dandole duro a la batería eran el motor para "Brainwashed", "Sin", "Wake Up" y la infaltable breve "Hang The Pope" (Anunciada por Lilker como un tema que es muy especial para Argentina). Nos seguíamos volviendo locos en el circle pit pero... noté que es una banda en donde se nota marcadamente el paso de los años. Será por que es thrash metal, no pretendía que toquen como en 1990 pero sí con más furia, presencia. El sonido por momentos fue malo, en otros discreto, pero nada digno para una banda emblema como ellos. Toda esta combinación me dejó no decepcionado (Tal vez me ganó el fan) pero objetivamente con ganas de mucho más. Esa noche de lunes feriado, Exciter fue superior a Nuclear Assault si nos ponemos en modo competencia. Y tocaron antes. Eso dejó más en evidencia la realidad de Lilker y cía. Pero llegué a verlos en vivo, valió igual la pena esperar tantos años.

Calificación para Exciter: 8/10
Calificación para Nuclear Assault: 6/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada