domingo, 12 de julio de 2015

REPORTAJE A GABRIEL GARCÍA (Tungsteno)


Me debía esto hace años. No porque Gabriel haya sido una persona que la música misma me hizo conocer hace años sino porque desde sus comienzos y muy de abajo, Tungsteno se fue haciendo un nombre no sólo en Argentina, sino en Sudamérica. Ya con mucha experiencia y shows en vivo (Muchos de ellos fuera del país) más su excelente disco debut “Inminente Aniquilación”, no esperé más para juntarme con Gabo e intentar que este reportaje tuviera un matiz distinto. Ustedes juzgarán si se logró, ¡Que la pasamos bien los dos, no lo duden! 

Martín Andrés Gasa: Querido Gabo, me enfrento por primera vez ante la situación de entrevistar a un músico/fan que conozco desde antes de que Tungsteno pateara culos. Voy a tratar de disociar como van con la banda y su actualidad con la parte que tenemos de fans del thrash, que de hecho fue lo que nos hizo conocer. Antes de ser vocalista, ¿Cómo fuiste de chico metiéndote en la música y más especificamente en el thrash metal? 

Gabriel García: Gracias por la tremenda introducción. Ya hace más de 10 años nos conocemos Martín y es una sólida amistad a pesar que nos vemos cada tanto. Yo de chico empecé a escuchar música gracias a Jimi Hendrix, creo que el primer disco propio que tuve fue uno de él regalado por mi padre a los diez, once años y de ahí fui subiendo a cosas más pesadas, Zeppelin, Purple, Pappo, hasta llegar a Iron Maiden y Black Sabbath. De ahí creo que nunca me aparte del metal (RISAS) fue amor a primera oída, sobre todo con Black Sabbath. 

M: ¿Y tu introducción a la música thrash como se dió?

GG: Motörhead fue el paso intermedio definitivamente, fue el link entre el metal clásico y la musica más veloz. Al Thrash habré llegado un par de años después (trece, catorce años de edad). Como todos o casi todos primero por Metallica, Megadeth y luego así buceando entre bandas más desconocidas. Recuerdo que miraba los agradecimientos de los discos de las bandas para descubrir nuevas bandas así fue que gracias a Sepultura descubrí a Morbid Angel, Nuclear Assault y así… (RISAS) Todo esto sería justo en la época que todavía no había explotado Internet, año 2000, 2001, 2002… 

M: ¿Y siendo tan joven en ese momento como fuiste escuchando bandas de thrash no tan conocidas, de esas que vos y yo hablábamos en nuestras charlas como fans?. Ya sabés, por ejemplo Cyclone, Intruder, bandas de "segunda línea"… 

GG: Algunas las descubrí por medio de otras bandas como te dije antes o de verlas en remeras, muchas las pude ir descubriendo en Internet también. Había una página recuerdo llamada “Vibrations Of Doom” que tenía como seis mil discos de speed/thrash metal subidos y podías escucharlos. Era genial, en esa época Internet expandió mucho mis horizontes. También en el Parque Rivadavia recuerdo haber ido a preguntar por álbumes de bandas y decir "¿Me recomendás algo similar?", particularmente en un negocio de Avenida Cabildo llamado “Jack Flash” aprendí muchísimo de nuestro amado género. Diego, el dueño, uff… era un erudito del thrash, gracias a él conocí Blessed Death, Xentrix, entre otras. 

M: ¿Cómo dejás de ser sólo un fan de thrash para además de eso concebir la idea de Tungsteno?. ¡Cuánto tiempo pasó!. Para los que están leyendo este reportaje y no estén al tanto contá como fueron los primeros pasos, que luego desembocaron en un par de demos. 

GG: Estoy orgulloso y feliz de ser solo un simple fan de la música. Lo era mucho antes de estar en Tungsteno y lo sigo siendo ahora. Como todo buen fan me encanta intercambiar datos, material sobre esto que amo... Es ahí donde conocí a Maxi a mediados del 2006 a través de un Fotolog, el subía fotos de Watchtower, Coroner, Sodom y más bandas. Yo también lo hacía, entonces empezamos a hablar y creamos una especie de amistad. El casualmente estaba iniciando su banda, le faltaba vocalista y dije "Bueno si querés me voy a probar" fui canté dos o tres temas y quedé (RISAS). En los siguientes meses grabamos 2 o 3 demo-ensayos muy malos que por suerte se perdieron y luego si en menos de un año tocamos como 20 veces y registramos el primer demo, “VINO TILL DEATH”. 



"TUNGSTENO en sus primeros años"


M: Justamente con este primer demo, me acuerdo que en esos años algunos los acusaban de centrarse mucho líricamente con todo lo relativo al alcohol. ¿Cómo se tomaron esas primeras "críticas" ya con un demo encima? 

GG: Era algo inentendible, o sea entiendo que a alguien no le guste. Va en gustos pero acusarnos de eso y no darse cuenta que bandas como Tankard o Ratos De Porao tienen odas al alcohol es muy de ignorante o desinformado. Tal vez fue envidia pero dudo, porque no teníamos nada para ser envidiados. Es algo que hasta el día de hoy demuestra un poco la ignorancia del metalero argentino promedio centrado en ¿Cinco o seis bandas no?. Aunque ahora se ha abierto el panorama un poco. Pero bueno aprendí que cuando tenés un grupo musical siempre vas a recibir críticas y ésta en vos tomar lo que te sirva, puedas aprender y dejar que el resto se desvanezca. 

M: Creo que es como dijiste. Sigue habiendo mucho prejuicio hacia el que hace. No sólo en la música sino en todos los órdenes de la Argentina. Se le busca el pelo al huevo a alguien que crea, labura, sólo para decir algo negativo. Con esto último que me decías de los fans del metal de acá me das pie para saber si realmente sentís que tienden a centrarse en las bandas “de culto”, “al pasado” y siempre que sale alguna propuesta nueva la cuestionan o la rechazan. No obstante a medida que fueron desarrollándose, se dio el primer revival thrash mundial y a la vez acá surgieron otras bandas thrashers jóvenes que los acompañaron como camada. Contame un poco como siguió la cosa. 

GG: Está en el argentino el ser nostálgico, el “antes fue mejor siempre”. La nostalgia se hizo verbo, el verbo se hizo música y hábito entre todos los consumidores. Por eso tanto tributo, refrito y auto tributo, aunque no es patrimonio argentino nomas si lo hacen hasta las bandas líderes en el primer mundo aunque acá en Argentina ya era una costumbre en muchos ámbitos. En cuanto a lo de las bandas EMERGENTES, creo que hay varias bandas que no somos el futuro sino el presente del metal nacional, bandas que giran, que graban discos y tocan en vivo constantemente. Bandas que han ganado seguidores, que han generado espacios como Carneross, Malditos, nosotros, Fibroma, Bastardos, muchas más. Cuando en 2006 arrancamos con esto no sabíamos de ese revival thrash. Yo solo conocia Municipal Waste y no sé si Dekapitator ponele, nada más. Fuimos descubriendo todo ese suceso mundial a la vez que sucedía, fue algo loco, porque nunca lo hicimos porque “fuera la onda del momento”. 

M: La verdad es que nadie se la veía venir y es cierto, ese revival de thrash de afuera con bandas de todo el mundo fue inesperado. Ya que saqué el tema, ¿Creés que a la vez fue viento de cola para ustedes?. ¿Esperabas que el revivir se extendiera tanto en los años?. ¿Qué bandas fueron las que más te gustaron de las cien mil que salieron? 

GG: No esperaba que creciera tanto y explotaran tantas bandas. Uno siempre está esperando a que esto muera (No porque no lo amemos o seamos pesimistas) sino porque la historia del metal dice que los géneros nacen, viven un esplendor y mueren… ¿En cuánto?. ¿Cinco años?. Eso es más o menos lo que duró el esplendor del thrash, del death metal. Creo que el de la NWOBHM fue algo menor incluso pero es bueno ver que sigue firme todo. De todas las bandas que salieron en esta última década me encanta Fueled By Fire, Blasthrash, obviamente Violator, los irlandeses Acid Age, los colombianos Aggressive. Son bastantes, pero creo que esas son las que más escucho. Ah… también escucho mucho a The Force de Paraguay, Maze of Terror de Perú. Seguro me estoy olvidando varias más que tambien me encantan. 

M: Volviendo a Tungsteno, luego de los demos tuvieron mucha actividad en vivo, lo cual los impulsó bastante. ¿Te parece que el thrash metal es más un estilo para el "en vivo" que para un disco de estudio?. ¿Alguna anécdota especial de alguno de esos shows?. Recuerdo que varios fueron en condiciones inusuales. 

GG: Concuerdo totalmente. El thrash es un estilo que genera una adrenalina única en vivo, es increíble. Disfruto muchísimo más dar un show en vivo que ir a grabar los temas pero bueno, hay que grabarlos para que la gente pueda escucharlos y si les gustan, aprendérselos y cantarlos en vivo. Cuando estas tocando y ves a la gente conectarse a tal nivel con tu música que se matan en el pogo y el mosh, corean tus canciones eso te da aún más ganas de seguir tocando, es como una inyección de vitaminas. Anecdotas hay miles: desde tocar en galpones, sociedades de fomento… Recuerdo que algunas de nuestras primeras presentaciones fueron en el Motoclub Pistones (Habremos tocado unas dos o tres veces) y en casas de amigos para sus cumpleaños, fueron experiencias muy divertidas la verdad y las guardo con cariño en mi memoria. Creo que la más graciosa y loca de las anécdotas de todos esos shows más primitivos se remonta a febrero del 2008, tocábamos en una casa tomada en Once donde se armó tremendo quilombo: Recuerdo que era el piso superior de la casa. Entrarían unas sesenta personas y estaba colmado todo en pleno verano con un calor terrible, la separación entre banda y publico eran cinco o seis sillas apiladas que servían como valla (RISAS). No reniego para nada de esas épocas, tocábamos donde podíamos, sobre todo para escaparle a la costumbre de pagar para tocar que todavía sobrevive hasta estos días. Por eso lugares como el Centro Cultural de Chacarita (En la calle Jorge Newbery) o el Galpón 2 de Laferrere que nos abrían las puertas gratis (O a veces te pedían… no sé… cincuenta pesos por banda para el gasto de sonido) nos sirvieron muchísimo para ganar algunos seguidores en esas tempranas épocas y sobre todo mucha experiencia en vivo, lo cual es muy necesario. 

M: Vos lo dijiste, como fan creo que la adrenalina del thrash en vivo se potencia, ni hablar cuando se está en un buen pogo/circle pit o se hace mosh. ¿Cuando estás cantando estás muy concentrado en lo que hacés y no se ve del todo como abajo están todos girando en círculos frenéticos?. Respecto a lo otro que me comentaste te saco un poco de Tungsteno. Como ves el tema eterno del "pagar para tocar" y si creés que en algún momento esta "costumbre" se va a terminar. 

GG: Cuando estas cantando, moviéndote y revoleando los pelos no siempre ves todo eso pero a veces atisbas a ver un poco y es muy loco. Es una de las más grandes satisfacciones que te da la música. Soy muy afortunado porque estoy acostumbrado a tocar y que haya todo tipo de quilombos en el público; remolinos de circle pits, pogos violentos y stage dives, muchas veces hasta te provoca saltar del escenario y tirarte a la gente. Tuve la suerte de viajar por toda Sudamérica con mi música y puedo decirte que desde Quito a San Pablo, de Bogotá a Asunción. Los músicos cobran por tocar en un show del mismo modo que un albañil recibe su paga cuando levanta una pared o cualquier otro empleo honesto. Acá en Argentina no pasa, eso se debe a la típica viveza criolla de muchos bolicheros pero también es culpa de los músicos que no quieren esforzarse y hacer trabajo de hormiga durante el tiempo necesario para salir a flote, quizás están hace un año con su banda, ni siquiera tienen una demo grabada y ya están en busca de oportunidades para tocar ante la mayor audiencia posible, colgándose de otras bandas “más grandes” y eso no sirve casi nunca por que el verdadero legado de una banda está en su música y no en el curriculum que indica con quien tocaron y cuantas veces, sobre todo hoy en día que se sabe que 99% de las veces tocás con tal o cual por pagar sumas ridículas. No me voy a poner a dar consejos porque no soy quién para darlos pero si hay una sola cosa que pudiera decirle a las bandas emergentes es que se centren en su música y si tienen la suerte de tocar una fibra en la gente con una o más de sus canciones entonces todo viene solo y multiplicado que pagando para telonear a medio mundo. 

M: Contame cómo fue que llegaron a conseguir un sello para que les edite el primer disco. Sé que la grabación tuvo su complicación, si querés podés explayarte. El resultado fue tremendo para mí. ¿Cuándo lo estaban grabando sospechaban de que iba a quedar tan bien? 

GG: Gracias por tus palabras amables sobre el resultado del disco. A mediados del 2010 arrancamos a grabar el disco y anunciamos en nuestro MySpace que estábamos grabando, entonces Hugo García de Jedbangers se comunicó con nosotros para decirnos que estaba interesado en editarlo, nos gustó su propuesta porque de todos los sellos que nos ofrecieron (que tampoco fueron tantos) fue el único que aceptó y no le molestó cuando le dijimos que no queríamos que las bandas que tocaban con nosotros pagaran para tocar. Firmamos contrato por dos álbumes, el anterior y este que estamos a punto de grabar en unos meses. “Inminente Aniquilación” lo grabamos como pudimos, con poco dinero, poca experiencia, cometimos todos los errores posibles que cometen las bandas cuando graban su primer disco (solo la batería está grabada en estudio y la voz en un estudio “casero” de un amigo) pero aun así hoy miro atrás y estoy orgulloso de haberlo hecho. Ahora con el nuevo disco no vamos a cometer los mismos errores, tal vez cometamos otros pero no esos mismos, es tremendo encontrarse con gente y ver que tienen sentimientos apasionados sobre ese primer disco. A nosotros no nos gusta tanto por que sufrimos en carne propia el calvario de estar varados grabándolo, y tardar muchísimo más de lo esperado pero con el paso del tiempo rescatás lo bueno de cada experiencia. 

M: Antes me comentabas de que habían tenido la suerte de girar por países sudamericanos, algo no usual en el caso de bandas como ustedes. ¿Como fue la recepción de los thrashers hacia ustedes?. ¿Creés que en el caso del thrash no hay rivalidad entre los países como lamentablemente pasa en el fútbol?. De las giras puntualmente me gustaría que contaras las experiencias que tuvieron en Colombia, no una sino ¡Varias veces! 

GG: Cada vez que viajamos a algún lugar nos sentimos conmovidos y emocionados por las cálidas bienvenidas, las palabras de aliento y los aplausos recibidos. La recepción siempre es muy buena, a tal punto de llegar a otros países u otras provincias y ver gente que tiene tatuajes nuestros o camisetas. Cuando la gente se conecta a ese nivel con tu música es algo emotivo. Sobre todo para una banda que no tiene tanta trayectoria ni una compañía multinacional detrás. Creo que la música trasciende las fronteras por eso no hay rivalidades tontas como si sucede en el fútbol o en la política. Independientemente de cual gobierno esté en el poder o de los logros deportivos de alguna región, es la gente la que hace genial a un país o ciudad. Por eso me tomo estos segundos para mandarle saludos a toda esa buena gente que hace que viajar con la banda sea un enorme placer. Y con respecto a Colombia que puedo decir, es siempre una locura ir para allá, una experiencia maravillosa. Los chicos y chicas de allá son fanáticos desde el fondo del corazón de nuestra música, cantan las canciones a viva voz y la multitud siempre es bastante ruidosa. Es un lugar muy especial que si pudiéramos visitaríamos todos los años y no lo digo simplemente por decir o porque tocamos en Bogotá hace poco… Siempre tenemos alguna buena historia o anécdota de nuestros shows en Colombia. Se puede decir que amamos Colombia!! 

M: Bueno Gabo… contame como fue lo de Tankard hace años y más recientemente el Bogothrash ya que Tungsteno y Colombia tienen esa relación tan especial…. 

GG: Claro, me olvide de entrar más en detalle en la pregunta anterior (RISAS). A fines de 2010 tocamos cuatro shows en Colombia, uno de ellos como teloneros de Tankard en Bogotá. Recuerdo que fue por intermedio de un amigo, Felix (vocalista de Ursus) que la productora consiguió nuestro contacto y nos llevaron aduciendo que “Eramos el Tankard Sudamericano y debíamos ser sus teloneros”. Tocamos con ellos en el Teatro Metro de Bogotá para unas 1000 personas (quizás un poco más), muy buen show, la gente loquísima y la verdad que fue un placer compartir con Tankard; gente muy buena onda, amable, cero problemas. Eso fue realmente grandioso, cuando podés tocar junto a una banda que te gusta mucho y encima se portan bien con vos la recompensa es doble. Lo de Bogothrash es mas reciente, sucedió hace un par de semanas. Siempre venían ofreciéndonos distintas productoras volver a Colombia a tocar en vivo pero nunca se daba hasta que al fin FreeMusic Entretainment nos llevó este año a la tercera edición del Bogothrash (Compartiendo cartel con grandes amigos como Violator, los venezolanos Kraptor y tremendas bandas colombianas como Terminal War, Volukris, etc) que por primera vez se hizo en modo Open Air. Nos gustó mucho, la pasamos genial tocamos para un montón de gente que nos conocía, eso siempre es bueno y tal vez hasta ganamos nuevos seguidores, aunque siendo sincero prefiero los shows más intimistas sin vallas entre el público y el artista. Me encanta más ese contacto directo cuando la gente del público puede subirse y lanzarse también. Cerramos el evento tocando con un frío terrible pero aun así la gente se quedó, a pesar del frío, llovizna y que los transportes cortaban a las diez de la noche su servicio. Eso es una satisfacción enorme. 


"TUNGSTENO en el Bogothrash"

M: Bueno creo que todo lo de Bogotá lo explicaste demasiado bien (RISAS). Volviendo más a Tungsteno como banda comentame que pasó con Maxi y como se fue dando el encontrar un reemplazo. ¿Sentían al principio en vivo la ausencia de las dos violas al adoptar el formato de cuarteto? 

GG: Es muy triste tener que dejar de tocar junto a alguien que es tu amigo pero a veces es inevitable, sobre todo si no estamos todos en la misma sintonía. Maxi no podía dedicarse al grupo como es debido, tenía otras prioridades en su vida y eso traía fricciones, malestar y peleas innecesarias, por eso este cambio fue para bien creo yo. No tenemos resentimientos contra él, es más, compartimos show con su nueva banda hace unos meses y estuvo todo bien. Por otro lado, si sufrimos un poco eso de ser cuarteto por un tiempo pero bueno, necesitábamos cumplir las fechas y lo hicimos así, era mejor que cancelarlas y decepcionar a la gente. Inicialmente entro Gabriel Schenberger como guitarrista estable pero debido a una enfermedad en los huesos (no recuerdo que tipo de artrosis) tuvo que abandonar y ahora esta Nicolas Montañez quien está haciendo un gran trabajo. 

M: Hace años que el CD pasó a ser casi una rareza y la gente consume música por Internet. Al principio se generó una enorme controversia pero he notado que hasta las mismas discográficas se han resignado o apuntan a formatos digitales. ¿Cómo creés que Internet afectó a las bandas?. Y al decir afectar hablo de cambiarlas en sus costumbres, antes los fans se escribían, intercambiaban cintas, y ahora es todo con el mouse y un click. 

GG: Internet y la facilidad de su uso ofrece muchas más oportunidades a más personas tanto para difundir música como para acceder a la misma, por lo que actualmente es mucho más difícil para las bandas lograr un impacto con su música como el que se lograba hace veinte, veinticinco años. No significa que esto sea totalmente negativo, Internet es muy beneficioso cuando recién estás comenzando y necesitas difundir tu música, a nosotros nos sirvió para que nos conocieran en toda Sudamérica con solo un par de demos subidos a My Space. También es beneficioso para las bandas consagradas que necesitan promocionar sus nuevos trabajos rápidamente, ya que tienen cierto piso de ventas asegurado (Sodom o Exodus no dejaran de vender sus 10, 15 mil copias de cada álbum por más que se filtren los discos en la red). Los más perjudicados son los grupos intermedios con una modesta carrera y algunos discos sobre la espalda que podrían ver una pequeña moneda con su música y dar el siguiente paso pero se quedan en esa instancia por siempre. Aun así son los tiempos que corren y hay que adaptarse, tomar lo beneficioso y tratar de olvidar lo perjudicial. Yo soy amante de la música en formato físico; sea CD, vinilo, cassette así que mientras tenga un mañana por vivir y una gota de sangre en el cuerpo voy a tratar de editar la mayor cantidad posible de material en formato físico a perpetuidad y no entregarme a esta nueva tendencia del ITunes, streaming, vender mp3 en Mercado Libre y lo que sea que vayan a inventar. 

M: Luego de la gira por Colombia ¿Cuáles son los siguientes pasos a seguir? 

GG: Ni bien volvimos de Bogotá tuvimos un show en Comodoro Rivadavia y otro en Buenos Aires teloneando a Ratos De Porao, fue una semana extenuante. Ahora nos quedan unos 7 u 8 shows más que ya están confirmados hasta fin de año y entre medio de eso entrar a grabar el segundo disco, tenemos fecha en el estudio reservada para entrar durante la primer semana de Septiembre, la idea es hacerlo todo rapidísimo y tardar mucho menos que la vez pasada. 


"TUNGSTENO 2015"

M: Esto ha sido todo Gabo. ¡Algunas palabras finales para cerrar la entrevista? 

GG: Muchísimas gracias por tomarte el tiempo para hacer esta entrevista Martín, fue un placer enorme responder a tus preguntas. Espero que la gente disfrute leyéndola tanto como yo disfrute contestando. Saludos a todos los lectores de Rage Reviews, sean fieles a ustedes mismos, persigan sus sueños y ¡¡¡MANTENGANSE UNDERGROUND!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada