sábado, 11 de abril de 2015

SCANNER "Hypertrace" (1988, Heavy Metal)


Estaba en quinto año (1989) e iba ya a disquerías en donde llegaban vinilos importados de bandas "desconocidas" que los disqueros iban trayendo. Sino te limitabas a lo que publicaba la Revista METAL e ir a comprar las ediciones nacionales. Todo esto en un momento en donde en todo el heavy metal estaban pasando cosas muy interesantes, tanto en Estados Unidos... como en Europa. Dentro del viejo continente, un país picaba en punta tanto en thrash como en metal: Alemania. Salían bandas como flechas, gracias a muchos sellos que apostaban y a la gran cantidad de tipos que gestaban todo ese movimiento. Ya estaban Accept, Scorpions, pero tras Warlock, Helloween y Running Wild se dispararon bandas que eran un tanto dificiles de encasillar... Muy veloces para ser metal pero no tan machacantes para meterlas en el thrash. Algunos hablaban de "Power Metal" (Termino que en la actualidad representa otra cosa mucho más edulcorada y carente de potencia a mi juicio). En mi caso prefería hablar de heavy metal más intenso de lo normal y manteniendo un caudal de melodía. Es así como en una de las visitas me dicen "Este grupo es hermoso". Y me llevo este cassette de Scanner. Realmente si esta banda no fue reconocida en su momento, la gente se la perdió porque "Hypertrace" es imperdible. Cinco músicos que toman un concepto de ciencia ficción para las letras y el vestuario, excelentes compositores e intérpretes con diez temas que literalmente te llevan de paseo por la Galaxia ida y vuelta. Si, hay influencias: Accept, Judas Priest, el primer Helloween, pero el quinteto le mete una adrenalina tremenda en simultáneo con excelentes melodías y coros en todos los temas (Algo muy Germano). Michael Knoblich es un excelente vocalista, que va desde los rangos medios hasta los agudos a lo Rob Halford (Escuchar el arranque de "Wizard Force"). Sería injusto no mencionar las duplas y contrapuntos que dibujan los guitarristas Axel Julius y Tom Sopha. Y el bajo audible de Martin Bork. El viejo Lado A es imperdible, con "Warp 7", "Locked Out" y la pausa con un medio tiempo con olor a posible hit ("Across The Universe"). Los demás temas te mantienen en el asunto siguiendo la línea de los primeros pero con algo menos de brillantez (No sé si es que desaceleran y se pierde algo del impacto que había de entrada), algo del Judas a medio tiempo en "Retaliation Positive" o "Grapes Of Fear" muy buena en composición y 100% "Alemana". Producido por Frank Bornemann, un tal Ralf Sheepers figura en los creditos de los coros (No se especifica en el booklet en que temas, se asume que participa en todos). El CD que poseo es un relanzamiento de un sello inglés, con reportajes a algunos de los músicos y un remasterizado que potencia más lo que era el sonido original sin desvirtuar la grabación original. Una joya oculta de los ochentas.

Calificación 8.5/10 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada